SieteNotas

Vilardevoz: Tocan y cantan por una radio con antena en Teatro de Verano

15/04/2007

Locos de contentos

"Un discurso históricamente silenciado, rechazado, encerrado y particularmente hablado por otros, entendiendo que se juega con ello el derecho inalienable a la comunicación", ese es el objetivo de la radio Vilardevoz, un proyecto iniciado hace ya diez años por un grupo de trabajo de la Facultad de Psicología en el Hospital Vilardebó.

Actualmente el discurso tiene un alcance limitado, ya que la radio no tiene antena, y es por eso que se comunican a través de microprogramas en distintas radios, comerciales y comunitarias, discos compactos y la Fonoplatea abierta al público que se realiza los sábados de mañana en el mismo Hospital. También funcionan los “desembarcos”: un grupo de la radio va a otras radios y transmite en vivo desde allí, o realizan Fonoplateas en otros lugares, como la Facultad de Psicología.

En el proyecto no sólo participan estudiantes, docentes y egresados de las facultades de Psicología y Ciencias de la Comunicación de la Universidad de la República, sino también pacientes psiquiátricos. Estos mantienen que la radio les permite volver a comunicarse con el mundo después de una crisis que los desconecta cien por ciento de la sociedad, que a nivel terapéutico también les juega a favor sentir que la radio la hicieron ellos solos, porque ninguna institución –ni pública ni privada- apoya la Radio Vilardevoz.

En otoño del año pasado, robaron los equipos de Vilardevoz, la radio siguió funcionando con menos recursos –aún– en base a grabadores y algunos elementos prestados. Este hecho dio pie al proyecto “Locos por la Radio”, con el cual se juntaron fondos para recuperar el equipamiento perdido.

Pero Vilardevoz sigue siendo una radio sin antena, por lo cual no tiene una transmisión al aire propia. A causa de ello realizaron el festival “Tocan y cantan por una radio con antena”, que se iba a realizar el 14 de abril pero quedó pospuesto para el día siguiente a causa de las fuertes lluvias que sacudían el Teatro de Verano.

A las seis de la tarde comenzó una Fonoplatea en la que se trasmitía un video del hospital y del funcionamiento de la radio. Finalizada la cinta, se da comienzo al programa de radio. Este duró todo el espectáculo y se basó en entrevistar a las bandas antes de subir al escenario y trasmitir los shows en vivo. Entre artista y artista se subían pacientes del hospital a presentar sus proyectos musicales, que en algunos casos sorprendieron a más de uno.

Llega Daniel Viglietti caminando despacito con su buzo de lana verde, y boina oscura, saluda con la mano y se sienta para ser entrevistado. “Para mí es una alegría estar con todos ustedes y poder participar en este festival, para que venga la antena lo antes posible para la Radio Viladevoz”.

En ese entonces había una quinientas personas, un público poco numeroso si consideramos las propuestas del espectáculo: Daniel Viglietti, La Teja Pride, Queso Magro, Cambiá la Biblia y Cuatro Pesos de Propina. Y a Viglietti eso no le importó: las versiones de “Gurisito”, “Vamos estudiantes” y “A desalambrar” sacudieron a los presentes, haciéndoles sentirse miles aunque sea por un rato.

Viglietti también contribuyó como mensajero. Leyó el mensaje de Eduardo Galeano “Queridos Vilardevoces (…) “el mundo está lleno de locos lindos y locos feos, ustedes ya saben dentro de qué categoría están, ¡que viva esa radio siempre!”. Mario Benedetti también aprovechó la gentiliza de Viglietti y mandó un abrazo a todos.

Muy aplaudido se retira el reconocido cantautor. A continuación, los tres participantes de la batería de la murga Queso Magro, se sentaron a hablar con los conductores del programa y mostraron una gran cintura frente a la pregunta: “¿Piensan que el jurado de este año los mandó al bombo?”. La murga repitió el espectáculo que presentara en el Concurso Oficial de este año, con el comiquísimo cuplé de “El Galán”, que como en los cuentos de hadas, encuentra el amor al final.

“Tocan y cantan por una radio con antena” se destacó por la diversidad de las propuestas. En seguida después llegó La Teja Pride e hizo un recorrido por su último disco Tiempos modernos. Quizás haya sido la puesta en escena más adrenalínica de la noche, como era de esperarse, y lamentablemente llevó a que el bajo tuviera que sufrir graves lesiones. El bajista, totalmente sacado, lo zarandeaba de acá para allá y le pegaba a las cuerdas con una fuerza poco recomendable para el mantenimiento de un instrumento.

Cambiá la Biblia llegó con mucha energía (fueron los primeros en lograr que se generara un pogo, que era chiquito pero rendidor), y mostró sus fuertes influencias de la legendaria banda punk española “La Polla Records”.

El cierre de Cuatro Pesos de Propina también hizo bailar y saltar al público, pero esta vez impulsando un pie a la vez. Sin duda eran los que más relación tenían con la radio, porque hacían chistes con los protagonistas, les dedicaban temas y los hacían participar activamente. Esta banda, a mi entender, tiene como principio lograr que cada show sea una fiesta y su definición de fiesta es bastante contagiosa. Con la influencia de Manu Chao, y Mano Negra en menor medida, en su música y puesta en escena es difícil no sentirse parte de eso que genera. Además de los esperados “Solari” y “Pirata”, presentaron el tema que servirá como cortina para el programa de esta radio que, por ahora, no tiene antena. Esperemos que la colaboración de los ochocientos o mil presentes haya servido en esa causa.

Rodrigo Ribeiro

Comentarios
30/04/2007 | washington torielli
la verdad que muy bueno ese toque

yo fui x dos bandas nomas pero viglieti y queso magro me sorprendieron

exelente cierre el de los 4 pesos
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 1995 ... Los Terapeutas festejaba sus "10 años" en la Sala Vaz Ferreira

Más efemérides de 1995
"Más allá del medio, no tenés que dejarte aplastar nunca, hay que tratar siempre de seguir laburando; y eso es a lo que ha apuntado Amables Donantes en nueve años, laburar, laburar y nunca quedarse, porque es la única manera que tenemos de disfrutar de la música".
Amables Donantes, 15/01/2000
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”