SieteNotas

José Reinoso en Teatro Solís

22/03/2007

Otro uruguayo de visita

Por más triste que suene, cada vez más artistas uruguayos se ven obligados a radicarse en otros países para lograr serio reconocimiento. José Reinoso es uno de ellos; pianista carmelitano de 36 años, que vive en Barcelona hace ocho, vino de visita por su país para presentar el espectáculo “Zamba Nueva”, en el marco del Jazz Tour 2007.

Reinoso, lejos de limitarse a ser pianista, intervino como compositor, instrumentista y arreglista para reconocidos músicos y más de media docena de películas. Por ellas se ha ganado algunos reconocimientos: la nominación al Grammy Latino 2006 como “Mejor Álbum Instrumental”; el premio de “Mejor Banda Sonora” del festival de Cine de Málaga 2007 por la película “Tuya Siempre”; y la actual nominación de la Academia de Música de Madrid como “Mejor Arreglador” por la canción “Mi niña Lola”, de Concha Buika. En estos últimos premios, también está nominado Jorge Drexler en la categoría de “Mejor Álbum” por su última grabación.

Grabó con músicos de la talla de Andrés Calamaro y Luis Salinas; es director musical de José Luis Perales; compuso y grabó, hace poco, la banda sonora del filme “Todos amamos a Gloria Cole”. Tiene dos discos en su haber: “South american jazz” y “Candombe influenciado”, que acaba de llegar a Uruguay. “Zamba Nueva” es el nombre de su última grabación en España, y vino a presentarla acompañado por Antonio Serrano, ejecutante de armónica, que ha grabado junto a Joaquín Sabina, Ana Belén y Armando Manzanero, entre otros. También cuenta con varios discos –cuatro– y actualmente trabaja en una grabación de música de Ástor Piazzolla junto a Paco de Lucía.

Otro de los acompañantes en escena fue el bajista Federico Righi, que con sólo 34 años actuó con Rubén Rada, Osvaldo Fattoruso y Jorge Schellemberg por nombrar algunos; grabó con Joan Manuel Serrat entre otros músicos destacados; y actualmente se presenta junto a Fernando Cabrera e integra Candombe Jazz Trío.

Quien completó el cuarteto fue el argentino Oscar Giunta en batería. Compositor, docente, arreglador y productor, es uno de los músicos más requeridos por artistas europeos, norteamericanos y latinoamericanos. Ya se había presentado en esta orilla en otros Jazz Tour uruguayos; una ocasión en el año 2002 y dos en el 2003.

El Teatro Solís es el escenario más digno para músicos de tal trayectoria. Previo al concierto se podía “chusmear” las conversaciones de los turistas reivindicando la trayectoria de dicho lugar: “Este teatro es reconocido internacionalmente...”. Y el Solís lo sabe: “Bienvenidos al Teatro Solís, festejando sus 150 años de vida...” introducía la voz en off que indicaba que “el espectáculo está por comenzar, disfruten de la función”. Segundos después subieron los músicos al escenario para abrir el concierto con “Candombe para Luis” (Salinas). Durante los siguientes noventa minutos, los oídos se vieron inundados por un entretejido armónico de solos individuales e interpretaciones grupales, durante los cuales todos los músicos se destacaron por igual, aunque los tiempos más extensos fueron los de Reinoso y Serrano –no en vano el cuarteto llevó sus nombres–.

El espectáculo continuó con “Zamba Nueva”, que le da nombre al último disco, y a partir de allí recorrieron éste trabajo y el disco anterior de Reinoso: “Candombe influenciado”; se pudo distinguir no sólo candombe y zamba, sino también bossa nova, chacarera y tango. De éste último género, fueron interpretados dos temas únicamente con piano y armónica. Estos temas marcaron un quiebre en el espectáculo, bien lo dijo Antonio Serrano: “Vamos a rebajar las cosas un poquito, sino me va a dar un infarto”.

La vuelta a ritmos más acelerados fue de la mano de “Brindis por Pierrot”, de Jaime Roos, que subió la emotividad del concierto hasta el final, pocos temas después.

Destacados músicos en escena, una fusión versátil que incursiona en diversos géneros. Un Teatro Solís con poco más de 200 personas. Un uruguayo que triunfa en el exterior. Ojalá no necesitemos un Oscar para reconocerlo.

Andrea Martínez

Comentarios
21/05/2007 | cecilia derigo
excelente concierto,muy disfrutable de principio a fin, un musico hacia la superacion total,en varios momentos se me puso "la piel de gallina"
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 1971 ... Por primera vez en la historia un grupo de rock and roll tocaba en el Teatro Solís. Hablamos de Opus Alfa

Más efemérides de 1971
"...teníamos un discurso completamente diferente, nosotros no éramos dark, no éramos ni siquiera punk, a pesar de que habíamos adoptado la estética del punk pero no éramos punk, ni dark, ni... éramos Tontos".
Leonardo Baroncini, 16/06/2000
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”