SieteNotas

Canario Luna, carnavalero de antes

24/03/2002

Hay pocas voces que están tan metidas en el corazón de la gente como la de Washington “Canario” Luna. Es una figura popular, pese a que se lo ve poco y nada arriba de los escenarios. Volvió sorpresivamente a salir en Carnaval el año pasado en La Clarinada y después se alejó del ruido nuevamente. Esta vez lo encontramos por casualidad en la cantina del Sindicato del Vidrio, previo a uno de los últimos ensayos de los Diablos Verdes, a fines de enero. Se fue hasta La Teja a ver a la murga de su amigo Antonio Iglesias y nos regaló esta charla en la que habla, entre otras cosas, de las broncas y alegrías que le sigue dando el Carnaval.


- ¿En qué andás Canario?

- Mirá, acá andamos, paseando con la patrona un poco. Tengo la suerte y la satisfacción de que cada año que no salía siempre venía a ver a los Diablos, a un ensayo de los Diablos. Porque yo creo que los carnavaleros y el Carnaval le deben mucho a Antonio Iglesias, un hombre que ha hecho mucha cosa por el Carnaval, entonces yo tengo gran respeto hacia él y hacia su murga ¿no? Más cuando un día, cuando yo estaba en Don Timoteo, que ahora no se hace eso, ahora de repente yo he ido a los tablados y veo muchachos que baja un conjunto y sube otro y ni se saludan; que eso lo veo muy mal. Entonces los Diablos estaban en la Unión, allá en el Pueblo Nuevo… y se pasaron como dos horas festejando el triunfo de Don Timoteo; como Timoteo también venía acá y festejaba el triunfo de los Diablos Verdes ¿no? Entonces esa amistad va a perdurar hasta que uno viva.

- Se habló mucho el año pasado de tu vuelta al Carnaval, ¿cómo fue la cosa?

- Mirá, yo soy un tipo agradecido a la vida. Y “Pirujo” Brocos, cuando me echaron del puerto yo en la Falta (y Resto) andaba muy mal, y nunca me dio vuelta la cara, al contrario ¿entendés?, entonces eso… se la debía; y creo que ya cumplí en Carnaval. No estuve a gusto con nada del Carnaval, porque lo veo que cada vez se atrasa más y me duele mucho.

- Hay cosas del Carnaval que decís que cambiaron y te afectaron bastante; vos hablabas del compañerismo, de un montón de códigos…

- Lógico, son códigos que antes no existían ¿viste? Aparte de que ya estamos acostumbrados en nuestro país a que las cosas cambian pa’atrás. Acá no ves que cambie nada pa’adelante, entonces… me duele porque yo le debo toda mi vida al Carnaval.

- Cambiando de tema; vas a grabar otro disco ¿no?, tenés un contrato con Obligado.

- Sí, voy a grabar otro disco con Obligado después del Carnaval, vamos a ver qué pasa.

- ¿Las letras las está escribiendo Aníbal Bueno?

- No, vamos a hacer un poco de recopilaciones. Algunas canciones nuevas también.

- Vos estás escribiendo ¿no? Algunas cosas en el último disco metiste.

- Siempre, siempre. Pero vos sabés que después me caliento y las rompo ¿no?, porque digo “¿para qué vas a escribir?, ¿para qué vas a hacer esto o lo otro?”; por ejemplo: vos votás por Antel y al otro día te la venden. Entonces hay cosas que no… ¿me entendés?, y rompo. Mi hijo sí tiene unas cuantas cosas más. Por ejemplo el candombe de Rosa Luna (Cerró el repique de tu corazón) lo escribimos con Anibal Bueno hace mucho tiempo. Y mismo siempre que grabé, siempre algo tuve que mechar.

- Mucha gente quiere escuchar cosas tuyas y vos sabés que seguís siendo una de “las” voces. O sea, en ese sentido como que le tenés que dar algo…

- Yo este año le pensaba dar al Carnaval. Pero ayer justamente fui a Daecpu, y para dejar salir solo al Canario Luna tienen que hacer una asamblea. Más que fui a lo último, porque fui a la Intendencia y querían que saliera, y estuve en los ensayos, los contratistas me dijeron que saliera; entonces como que te embalás un poco. Y para salir con el grupo fijate que hace cinco o seis años que estamos cantando juntos, no precisamos ensayos, es arreglar a ver cuánto vamos a cobrar y a ver qué pasa y vamo’arriba ¿me entendés? Pero ¿qué vas a hacer?, las cosas vienen así. Yo no pensaba que tenían que hacer una asamblea para que saliera el Canario Luna porque los demás conjuntos iban a “patear”. Pero, las cosas cambian y hay que bancar el cambio.

- Cuando saliste el año pasado alguna persona de más arrimaste a los tablados…

- Sí, sí.

- Eso no sé como lo seguís viviendo vos, aunque de repente te tenga un poco podrido el Carnaval…

- No, no es que me tenga podrido; veo muchas injusticias. Aparte cada vez se ensaya más y cada vez están corriendo más a la gente de los tablados, que eso es lo importante. Vos fijate que la cantidad de tablados que hay ahora la hacíamos en una noche nosotros, varios conjuntos lo hacían. Ahora vos ves muchachos que ensayan tres meses y van al Concurso y no hacen un solo tablado. Entonces no se obliga a los tablados a llevar a todos los conjuntos ¿entendés? Porque si están mal, ¿pa`qué los dejan salir en Carnaval?, si hay una prueba de suficiencia. Entonces si a vos te dan la orden de salir en Carnaval, vos tenés que salir; pero tenés que hacer tus tablados.

Juan Castel

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2002 ... La Trampa se presentaba por única vez en la Sala Zitarrosa en el "Ciclo de la X"

Más efemérides de 2002
"...es paradójico, en los momentos que el país estaba peor, que sabíamos que estaban torturando gente, gente presa, amigos, hermanos, parientes por todas parte del mundo y hasta nuestra música estaba prohibida continuamente, esos momentos fueron los más fermentales de la música, los de más creación".
Washington Carrasco, 18/08/2001
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”