SieteNotas

José Luis Pérez

Los comienzos (1962-1970)
José Luis Pérez nació en Montevideo el 13 de octubre de 1952. A los nueve años comenzó sus estudios de batería junto a Sergio Ohannian, dominando prontamente todos los rudimentos de cumbias, rumbas, boleros y samba brasileña. Siendo aún un niño, pasó a integrar la orquesta de su maestro, la "Jazz Clave Azul", célebre animadora de los bailes del Palacio Sudamérica y de Quinta Casa de Galicia entre otros. Pérez no escapó a la magia de la década del 60, y se vio atrapado por la música de los Beatles, los Shakers y fundamentalmente por el rhythm'n'blues inglés de la mano de los Rolling Stones. Llegó la Psicodelia, Jimi Hendrix, Santana . . . y, como no podía ser de otra manera, fundó varios grupos de rock que intentaron hacer covers de los nuevos sonidos. Pero al mismo tiempo también se vio atrapado por la música de Eduardo Mateo quien con su conjunto El Kinto había sentado las bases de una nueva música popular uruguaya. Ocurre que Pérez ha estado siempre en una permanente búsqueda de un camino hacia una apertura total del panorama musical.

Los nuevos maestros (1971-1972)
Y esa búsqueda lo lleva al jazz. Estudia con Julio Guglielmi y con Aldo Caviglia, que en poco tiempo no tienen más para enseñarle. Su energía no le permite quedarse. Encerrado en su casa de la calle Faimallá se devora los discos de John Coltrane y de todos aquellos en donde participan los grandes bateristas de jazz. Dedica diez horas diarias a la práctica y al estudio del instrumento a partir de los difíciles (pero esenciales) libros dedicados al tema. Así logra desentrañar y dominar las técnicas de los notables Max Roach, Joe Morello y Elvin Jones. A la distancia . . . sus nuevos maestros. Su talento creador, su sensibilidad, su potencia y su feeling están ahora sustentados por una técnica envidiable. Y recién estamos en 1972.

El despegue (1972-1974)
Con motivo de la actuación del grupo Vida (de Carlos "Pájaro" Canzani), a mediados del 72, un artículo periodístico a cargo de Arnaldo Salustio saca a José Luis Pérez del anonimato. Aldo Caviglia emigra hacia España y le deja todos sus alumnos. Con tan sólo veinte años, Pérez se convierte en profesor de decenas de muchachos y en uno de los protagonistas del movimiento de rock uruguayo de los primeros setenta. El productor Alfonso López Domínguez (por entonces manager de Totem y de Psiglo) le propone presentarse solo con su batería en los multitudinarios bailes de la época. Pérez se hace tiempo para trabajar en obras de teatro en donde comparte el escenerio con Jaime Roos y Walter Venecio. A comienzos de 1974, Luis Cesio abandona Psiglo y funda el grupo Ceibo. No puede encontrar mejor compañía que la de Pérez para poner las bases rítmicas de sus nuevas ideas de fusión del rock con los ritmos latinoamericanos. Y es por esta época que se llega a concretar una de las experiencias más ricas en cuanto al free-jazz en nuestro país. Pérez, "Pocho" Macadar (bajo), Raúl Lema (saxo) y Nelson "Pito" Varela (saxo), se constituyen en el Expression Jazz Quartet, una banda que barre con todos los concursos del género y que es aclamada por roqueros y yacistas por igual.

Argentina y Brasil (1975-1978)
Entre 1975 y 1977 viaja a Argentina en donde acompaña a Litto Nebia y a Luis Alberto Spinetta, y pasa a integrar el famoso grupo argentino Arco Iris. En sus vueltas por Montevideo integra Karma (Pérez, Pippo Spera, Eduardo Márquez del Signore y "Pato" Rovés), con quienes realiza una gira por Brasil (de allí surgen los contactos con Milton Nascimento). Con Arco Iris graba el LP "Los Elementales", que es catalogado por la crítica como uno de los tres mejores discos del 78 (los otros dos fueron "Películas" de Charly García con La Máquina de Hacer Pájaros, y "Los Delirios del Mariscal" del grupo Crucis que tiene al uruguayo Gonzalo Farrugia en batería). Cae en una razia y es víctima de una paliza. Huye, pero en nuestro país las cosas no están mejor. La dictadura había hecho lo suyo y no quedan alumnos, ni jazz, ni rock. En ese ambiente desolador, Pérez y José Pedro Beledo fundan Siddhartha, banda que trae una bocanada de libertad, la libertad del jazz-rock. De todos modos, fueron los peores momentos: "Arroz con pan y agua". Ante este panorama, Pérez no desfallece. Hace cursos intensivos de inglés para lanzarse al "gran viaje".

El gran viaje (1980-1986)
Llega a New York en 1980 y actúa y graba con "Tito Puente Big Salsa Band", "Bass player Larry McRae", "Malo" (grupo del hermano de Carlos Santana), "Angel Canales Salsa Band", "Singer Saffo" y "Saxophonist Monty Waters". Se contacta con el extraordinario saxofonista uruguayo Héctor "Finito" Bingert que reside en Suecia y el manager de Abba les hace un gran contrato. Bingert y Pérez fundan Latin Lover, banda que desparrama música, candombe y amor latino por toda Escandinavia y Europa entre 1982 y 1986. Giras, discos, filmaciones y presentaciones en los más importantes festivales de jazz del lugar.

(1987-1991)
En 1987 regresa a nuestro país y (acompañado de Mamut Muñoz, Gonzalo Gravina, "Bolsa" Amuedo y Guillermo Pelossi) graba "El 13 y la fuerza del destino", un extraordinario disco de fusión. En el verano de 1991 el gobierno de Suecia decide enviar a Latin Lover a una gira al sur de Brasil y a Montevideo. Esta vez, el grupo cuenta con la participación de Mats Oberg, tecladista de Frank Zappa.

De vuelta en Estados Unidos (1991-1996)
En marzo de 1991 José Luis Pérez pasa a radicarse en Los Angeles (California). En este período tiene una extensa actividad junto a diversos músicos de jerarquía internacional que requieren su colaboración. Cabe resaltar los trabajos de Pérez junto a:

Adam Rudolph (notable percusionista creador de "Moving Pictures").
Dr Yusef Lateef (saxofonista y doctor en etnomusicología, quien llegó a integrar una de las bandas de John Coltrane).
Charles Moore y Fowler brother's (allegados a Miles Davis).
Jon Anderson (cantante del célebre grupo YES).
Tommy Eyre (tecladista que ha trabajado con B.B. King, The Rolling Stones, Ian Gillan, John Mayall y que fue el arreglador de la versión de "With a little help from my friends" que hiciera mundialmente famoso a Joe Cocker en Woodstock 69).
Scarlet Rivera (ex violinista de Bob Dylan).
De esta misma época es su conjunción con los uruguayos Freddy Ramos y Eduardo Márquez del Signore (también radicados en L.A.). Los tres juntos dan lugar a Ritual, uno de los más importantes testimonios vivos de dónde puede llegar la música uruguaya cuando se nutre de toda una gama de diversidades. El CD Presencia de Ritual es grabado y editado en Estados Unidos en 1994 y hoy recorre todos los continentes sorprendiendo a los aficionados provenientes de las más diversas culturas. También en Estados Unidos, el dúo Pérez-Ramos crea Flip Flop, disco que fue catalogado como uno de los mejores de 1995 por parte de las revistas Modern Drummer y Jazzist.

De vuelta en casa (1997- )
El 17 de junio de 1997 se presenta junto a Ritual y a Tommy Eyre en un histórico concierto en el Teatro Solís de Montevideo. Integra la Banda Oriental (grupo de jazz de Elbio Rodríguez Barilari), acompaña al compositor y bandoneonista Luis di Mateo y también a Jesús Figueroa en la grabación de su CD Azulema. Compone e interpreta la música del video clip Infundia que representó a nuestro país en festivales de cine realizados en Buenos Aires y San Pablo. Escribe el libro Desenvolviendo Candombe Total, que contiene los tradicionales ritmos del candombe con sus adaptaciones a la batería. En 1999 finaliza la producción del video Candombe Total (65 minutos) en donde se incluyen clases de batería para candombe; los video-clips 'October 13th , 'The eternal traveller' e 'Infundia'; parte de la actuación de Ritual en el Teatro Solís; varios solos de batería y una reseña biográfica del artista a cargo de Macunaíma, José María Barrios y Fernando Peláez. Este video ya está a la venta en Uruguay y es inminente su edición internacional. Como en todas las épocas, José Luis Pérez continúa dictando clases de batería.
Un día como hoy, pero de 1965 ... Los Shakers era recibido con gran algarabía en el aeropuerto de Carrasco. Y luego de la posterior "caravana" por la rambla, daba un recital al aire libre y para miles de personas en la playa de Pocitos

Más efemérides de 1965
"Después de veinticinco años de cantar uno sigue siendo underground".
Susana Bosch, 16/05/2000
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”