SieteNotas

Buenos Muchachos, Subte

15/01/2000

Ocho años, dos discos, un mismo camino. Buenos Muchachos presentó Aire rico, su nuevo álbum. Gustavo, guitarra de la banda, habla, descarrila.

Este es el segundo disco. El primero se llamaba Nunca Fui Yo. Lo sacamos en el ´94 como producción independiente. Un amigo nos consiguió una guita, grabamos, lo llevamos a varios lugares, preguntamos, no nos dieron bola y ta, lo sacamos nosotros. Hicimos unos compactos, hicimos copias a casete, hicimos las tapas nosotros, las cortamos, todo el laburo. Con este fue medio el mismo tema, nos metimos en estudio, grabamos, pagamos nosotros, grabamos seis temas de primera tirada en el ´98, por ahí, no me acuerdo bien, después estuvimos como seis meses sin hacer nada, grabamos otra tirada de seis temas juntando doce, metimos tres más y uno de portaestudios que teníamos y ta, el mismo laburo: lo llevábamos a los lugares y en Ayuí lo escucharon y dijeron que todo bien, les había gustado, nos editaron.

El laburo lo hicimos todo nosotros: el diseño, las tapas... muy buena onda con la imprenta. El arte para mí está buenísimo... y ta, el miedo ese cuando vas a hacer algo en computadora, si está bueno y qué papel vendrá. Pero muy bien. Pedimos el papel, nos dieron el papel; los negros son negros, el rojo es rojo... muy bien. Fue todo hecho por nuestra gente con la gente de ellos. Es medio a medias. El show lo hicimos por las nuestras, los locos se encargaron de hacer el disco, recibieron el master, lo llevaron a Buenos Aires y se hizo. También hicieron un spot publicitario... supongo que estará por salir.

Presentación

El show también, fue una historia de un mes: que luces, que video, que esto, que ropa, que hablás con aquel, que hablás con el otro, que publicidad, que revista, que Tres, que Posdata... nos movimos realmente como locos.

Fue en el Teatro Stella, se llama La Gaviota ahora, bárbaro, terrible lugar, fueron como trescientas y pico de personas. Pensamos que iban a ir un poco más; fue raro también, en un teatro, pero la gente que fue piró, eso fue alucinante, terminó todo el mundo parado. Lo hicimos medio co-producidos con un loco que se llama Carlos García Rubio, que consiguió toda esa parte: hablar con los dueños, conseguir el teatro, la plata grossa de prensa; ponele... fue medio entre los dos, pero nosotros no tratamos directamente con el loco del teatro, fue él.

Medio extraño, para mí es como en dos etapas porque claro, ahora viene enero y febrero ¿viste?... ya era. Salió en noviembre, hicimos el show, diciembre ta, lo que quede de diciembre vamos a agitar pero después tenés que ver que no pasa nada acá. Acabamos de hacer mil notas, lo que pinte lo haremos, vamos a ir a tocar a La Pedrera y después no sé, lo que pinte, no hay mucho plan. En marzo, abril, vamos a hacer una segunda presentación.

Underground

El underground es como un movimiento de bandas de música extraña para el momento, es un cacho que se da también, depende de cómo te muevas vos y también de la experiencia que agarres. Recién después de dos o tres años de tocar tocamos en La Factoría, en un lugar grande. Empezar a tocar en La Factoría me parece irreal porque no te conoce nadie, de última el mejor lugar es un boliche chico. También se dio mucho lo de Juntacadáveres. Después, en los diez años como que abrieron y cerraron muchos boliches y bueno, esa fue la movida nuestra. Puede haber un poco de underground pero si nos pintaba tocar en el Estadio Centenario íbamos a tocar, pero quién nos iba a llamar... es un poco relativo.

Historia

Hubo etapas de transición en el medio. De batero cambiamos cuatro veces, cinco veces. Momentos donde nos quedamos un año parados, pero de los ocho que son en realidad seis estuvimos tocando y los dos años que paramos seguimos tocando pero en la nuestra; empezamos en el garage de mi casa, por eso también banda de garage, pero literalmente.

Buenos Aires

Totalmente encantados. Fuimos a Buenos Aires un par de veces, llevamos lo que era el disco antes de editar para presentarnos, para tocar, tocamos dos veces y ahora vamos de nuevo. Tenemos que ir en febrero. Ya hay mil puntas hechas, la gente escuchó y gustó, igual es muy chiquito lo que nos movimos, fuimos a tocar a Rojas, que es un Centro Universitario que lo dirige un loco que es uruguayo. Dirige un ciclo que se llama "Ciclo Molotov", nos conectamos con él, todo boca a boca, al loco le gustó el disco y nos llevó a tocar; fuimos en barco, nos pagamos los pasajes y nos dieron el lugar. De ese toque nos vio otro loco que le encantó, que tiene una banda que se llama Dios, quedó copadísimo, nos encaró bla bla bla: "bueno, vengan a tocar de nuevo, les hacemos una fecha...". Cuatro meses después nos hizo una fecha, nos llamaron y fuimos a tocar, y ahí ya nos vio gente de otros lugares; pero te tenés que mover mucho tiempo para que te conozcan.

Futuro

Esto es otro paso, es el segundo disco nuestro, editado por Ayuí, un CD con tapa, el casete fue independiente, cien copias, lo tienen cien personas que no es nada. Es una carta de presentación; y bueno, vamos a ver qué pasa, todo es lento, recién salió, está fresco.

Carlos Bassi

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
"Yo quisiera hacer un concierto para gente entre 15 y 30 años; con documento de identidad: mayores de 30 no pueden entrar... Porque ahí empieza a venir la joda ¿no? Que `el bandoneón tiene que tocar tango´, que `¿y por qué no tocó La Cumparsita?´ (risas), ¿por qué no tocó tal o cual?´ y te empiezan a mirar hasta con odio, la gente ¿no?, y otros quizás con asco (se ríe)".
Luis Di Matteo, 19/06/2002
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”