SieteNotas

Jorge Nasser, hasta que aclare

30/10/2003

"El bolero es para enamorarse, el tango es para ponerse melancólico, el rock es para agitar y la milonga es para filosofar", así define Jorge Nasser al género que protagoniza su segundo disco solista.

"Milongas del querer" es el nombre del nuevo material, que puede ser leído como el epílogo de "Efectos personales", pero también como la mitad que completa el reflejo, que hoy, después de 20 años de carrera artística, le devuelve el espejo.

"Efectos personales" marcó un quiebre en tu carrera, un nuevo rumbo no sólo a nivel de forma (fue tu primer disco solista) sino también a nivel de contenido (la milonga que siempre se respiraba en los discos de Níquel tuvo en ese material una presencia más explícita y un rol más protagónico). En ese sentido podría decirse que "Milongas del querer" sigue por ese camino, ¿no? ¿Vos qué opinás? ¿Lo ves así?

Sí creo que "Milongas del querer" es el capítulo dos, es el casillero número dos de este nuevo comienzo. Porque yo empecé de nuevo con la edición de ese disco. Decidí dejar atrás un montón de cosas que eran muy importantes para mí, pero que tenían que quedar atrás por múltiples motivos. Y ahora estamos ya a 2 años de ese comienzo, y estamos un poquito más sólidos, más envalentonados viendo que no estamos solos en muchos aspectos. Viendo que hay un público que le interesa lo que yo hago, que me acompañó en ese trasvasamiento del rock a algo mucho más ligado al folclore uruguayo y que yo mismo, mi familia, mis amigos, mis músicos también me han acompañado. En fin, una serie de "acompañamientos" y de apoyos que yo estoy sintiendo que me hacen mucho bien, que me ayudan mucho a seguir con esto.

En el librillo del disco, en los agradecimientos incluís a Treinta y Tres "por haber encendido la mecha"...

"La mecha se vuelve a encender" dice "A tus pies" el tema que abre el disco y viene de ahí, porque comienzo tienen las cosas y la realidad fue que en Treinta y Tres fuimos cobijados particularmente. He ido a tocar ya como 5 veces en un año y pico y cantan las canciones, las canciones están primeras en los rankings, o sea: van adelante, picaron en punta... Es un pueblo muy especial ¿no? No te olvides que Los Olimareños son de ahí, que Ruben Lena es de ahí, gente que revolucionó el folclore o que lo creó...

Sin embargo justamente por eso podría pensarse a priori que esa gente sería la que tendría más reparos en aceptar una propuesta que recoge la tradición, pero a la vez es innovadora...

Justamente por eso el agradecimiento ¿verdad? Porque creo que mostraron que tenían una oreja y una gran disposición. La misma que en su momento tuvieron para entender que no era todo folclore argentino. Porque cuando ellos arrancaron en la década del ‘60 con la movida que ahora nos parece tan normal y tan aceptada como la de Los Olimareños, Zitarrosa, Viglietti y toda esa gente; en realidad lo que era poder en los medios era el folclore argentino, ellos salieron como una especie de contestación o como una contracultura de eso. Y el pueblo de Treinta y Tres los cobijó y una vez más lo hizo y yo estoy muy agradecido y muy contento y uno nunca olvida a quien lo ayuda...

El disco tiene versiones de otros artistas, pero también tiene versiones tuyas. Contame de "El Solitario" y de "Lluvia de amor".

Si hice versiones de Eduardo Mateo, de Estela Magnone, de Los Olimareños, ¿por qué no hacer versiones de Níquel?... que a mí me gustaban también (risas). Hay canciones como "Lluvia de amor" cuya grabación tiene 13 años. Yo comprendo y todos tenemos la sensación de que no pasó tanto tiempo, pero esa es la realidad: fue grabada hace 13 años. Y tenía ganas de interpretarla de la manera que yo la siento hoy, que viene por el lado de cómo yo interpreto ahora el rock: con un perfil mucho más latino, más por el lado de la guajira, por el lado de la música cubana, por todo lo que me mostró el Buena Vista Social Club... Parte de eso yo ya lo conocía de una manera muy elíptica y aleatoria a través de un tío mío que era muy zurdo, muy izquierdista y tenía discos de pasta del Cuarteto Patria, por ejemplo, y escuchaba esos misterios en casa cuando yo era un niño.

O sea que tenías en algún rinconcito del inconsciente...

Yo ya tenía un recuerdo en el inconsciente de esa música de guitarras, que es de guitarras pero es con ritmo ¿no? Y que tiene que ver con lo nuestro también, ya que la milonga y la habanera son de la misma raíz, son muy parecidas. Entonces bueno me decidí a investigar esas relaciones secretas entre la música latinoamericana, las que hay entre la guajira, el son, la milonga y otras yerbas... Y bueno sobre esa base me pareció que "Lluvia de amor" era una canción que podía servir, que podía andar bien en ese formato. Y así lo hicimos.

En el caso de "El Solitario" fue más hacia la milonga lenta ¿no? El texto es muy milonguero. Y también tiene otra de las puntas que me interesaba musicalmente investigar y desarrollar, que era la fusión entre milonga y reggae, porque el reggae también es un ritmo latinoamericano si se quiere... Y me pareció piola ya que Níquel empezó haciendo reggae tipo Police, o sea que yo tengo cierto gusto y debilidad por el reggae. Además me pareció que era interesante acompañar la milonga no solamente con el clásico "tun, tun, tun", sino buscarle como otra vuelta y me pareció que el reggae me daba a nivel de base rítmica ciertas posibilidades justamente de...

De establecer esos nexos.

Esos nexos "secretos" que ya están, porque por algo se pudieron hacer, por algo fácilmente lo logré: porque no suena de laboratorio ni nada y eso es buenísimo.

Yo estoy felicísimo de haber podido plasmar a través de canciones mías esas ideas musicales que tenía en la cabeza. Ideas que los músicos me ayudaron a plasmar, por eso yo también en el librillo del disco les agradezco especialmente a ellos que se bancaron esta aventura y estuvieron a la altura de eso.

Ya que mencionás el librillo, ahí sugerís que usemos el random. Es curioso porque la mayoría de los músicos conciben a un disco como una unidad con principio, desarrollo y final y piden especialmente que los distintos tracks sean escuchados en el orden en el que aparecen... No es tu caso...

No... en este caso me pareció que le iba a dar otra perspectiva a la gente. Es decir el track list que hay, que es el que yo elegí, a mí me gusta, yo lo sugiero, es mi "menú sugerido". Pero creo que es un disco que se puede escuchar aleatoriamente, porque cada canción está concebida como un single también, entonces vos podés escuchar "Lluvia de amor" primero -está último-, o "Rumbo al infiero" que es una canción muy fuerte que está 6, o "Cuando intentamos amar" que es una canción que originariamente yo la tenía como para poner en el track 2. O sea, al final se terminaron acomodando así los zapallos en el carro, pero es "un" acomodo posible. Por eso, yo creo que el hecho de usar el random o el selector mágico que tenés en el aparato de CD, te va dar una perspectiva diferente del disco y te va a hacer apreciarlo mejor.

Hoy hablábamos de las versiones de Níquel, pero también versionás a Alfredo Zitarrosa y a Ruben Lena. A propósito del primero, en una entrevista decías que te hubiera gustado escribir una letra vos, pero eras consciente de que desde "P’al que se va" de Alfredo hasta "Los Olímpicos" de Jaime Roos se había escrito todo lo que se podía escribir en Uruguay sobre ese tema...

Sí, es así. Creo que la sencillez de "P’al que se va" es conmovedora, en todo sentido: la sencillez musical y de texto, y creo da en el blanco. Por otra parte yo amo a Alfredo, todo esto que hago sería imposible de concebir si Zitarrosa no hubiera desarrollado su proyecto musical, si no hubiera existido. Entonces siempre tengo como una cosa de rendirle homenaje, cada vez que me subo a un escenario le estoy rindiendo un homenaje. Y me pareció que además se juntaban una serie de circunstancias, porque puedo hacer muchas canciones de Alfredo, podría hacerlas todas, pero bueno justamente era como que se daba el desahogo ese de hablar. Yo venía de recorrer Estados Unidos y España y ver la cantidad de uruguayos que había en esa diáspora que tenemos permanente y me pareció que se juntaba todo en "P’al que se va". Y en efecto es así, porque la canción tiene como una chispa especial, es decir prendió en la gente de una forma increíble, fue redescubierta de alguna forma gracias a esta versión y eso está buenísimo. Y me llena de orgullo que no sea simplemente una cuestión personal mía, sino que también haya interpretado un poco el sentimiento popular.

Hablamos de "Lluvia de amor", de "El Solitario, de "P’al que se va", contame sobre los otros temas que integran "Milongas del querer".

"A tus pies": Es una de las canciones más sólidas que he compuesto, como canción. Si fuera de otro diría "¡qué bruta canción!". Es una milonga mezclada con cuestiones afro-latinas afro-cubanas y hasta con un dejo de cosa arabesca, gallega en el estribillo que está buenazo. Para lograrlo me ayudó alguien que aprecio mucho como artista que se llama Manuel Flores: un cantante de música española que canta en la costa uruguaya en verano, con el cual seguramente voy a hacer algo más adelante.

"Milonga del querer": Es "pure" Nasser, 110 por ciento. Es la milonga mía, mi tipo de milonga. Y como tal sale, sale natural. Es una canción típica mía. Yo no le tengo miedo al pop, yo admiro al pop. Para mí el pop son Los Beach Boys, Los Beatles, Los Stones, o sea que el pop para mí no es mala palabra. Y "Milonga del querer" es precisamente una milonga pop, orgullosa de serlo.

"Cuestión de tiempo": Es la milonga por excelencia. Es la más milonga de todas y también es la que más le tira ondas al rock, es milonga-rock no tanto pop. Tiene el beat del rock y tiene la filosofía milonguera. O sea: el bolero es para enamorarse, el tango es para ponerse melancólico, el rock es para agitar y la milonga es para filosofar; entonces "Cuestión de tiempo" le hace honor a ese tronco, a ese por qué de la milonga y ahí filosofo alrededor del tiempo.

"Rumbo al infierno": Es una canción escondida, que está en "Buena Caballo", o sea es un cover de Níquel. Eso es para que se den cuenta de que en realidad nadie termina de escuchar los discos, o sea una "prueba viviente" de que en realidad hice las cosas demasiado rápido, porque por ejemplo a ese tema nadie le dio bola. Es lo mismo que "Lluvia de amor", tiene el mismo formato: es milonga, guajira, rock latino, todo junto. Hay además una conjunción de caños y guitarras criollas que me parece novedosa y que fue difícil de amalgamar, pero que suena fenómeno. Es uno de los temas que nos sale mejor en vivo. Me encanta esa canción.

"Cuando intentamos amar": Ahí ya se juega más con la rumba que era otro de los ritmos que hoy me olvidé de mencionar: la rumba cubana, la rumba española, la rumba flamenca... Cuando estuve en España aproveché para absorber todo el flamenco posible de todas las formas posibles: fui a todos los lugares donde tocaban flamenco, me compré todos los discos que podía... No solo porque lo adoro sino porque encuentro mucha relación: Cuba, España, Río de la Plata, veo que hay puentes directos entre esas tres fuentes de música: tango, milonga, son, habanera, rumba y música flamenca. Acá la mezcla fue la rumba y la murga, que es una pareja que me parece que se lleva bien. Ya lo había demostrado Cursi, que me abrió un poco los ojos respecto a eso. Hay una canción en su primer disco que se llama "Rumba camión" que tiene que ver también. Luego hicimos "Contra la corriente", después hicimos un recreito con "Pachanga falsa" y ahora en "Cuando intentamos amar" hay una mezcla con música de Cabo Verde, con música del sur de África que también tiene que ver con todas estas músicas, hay conexión... Para mí son naturales esas conexiones, de repente más natural que hacer un tema de The Mission o de The Cure, a pesar de que el imperialismo cultural haga que parezca que no. Si vos investigás, si vos lo vivís con el corazón y no con lo que te dan de comer en Mc Donald’s, si vos tratás de preparar tu propio menú; te das cuenta. En ese sentido mi menú está compuesto por música cubana, música de Cabo Verde, música española... en definitiva música hispana. No porque tenga fobia a lo anglo, sino a la porquería que nos dan. Porque cuando vos vas a Estados Unidos resulta que los locos no consumen todo el día Brithney Spears, hay una oferta de todo, no es una dictadura de lo nuevo y lo joven, esa es la basura del tercer mundo que nos dan de comer acá.

"A Don José": Tiene una base que tiene ecos de "Exodus" de Bob Marley. Había una relación entre los textos, entonces me pareció que podía haber una relación también musical, la busqué y la encontré. Después el orgullo de cantar con Pepe que para mí es el folclorista viviente más grande que tenemos, uno de los músicos más grandes. A veces se habla con mucha justeza de Ruben Rada, de Jaime Roos como los grandes de la música uruguaya; pero yo creo que ahí se están olvidando de Pepe Guerra. Y bueno haber cantado con él esa canción, a pesar de que él me respetó mucho y me acompaña mucho en el tema y larga poco la voz respetando demasiado mi versión, yo lo tomo como un halago. Queda ahí para que la disfruten las nuevas generaciones.

"Candombe del rengo": Dedicado al Rengo Pichi que lo amo. Ya se fue, se nos fue hace unos años, pero fue un cacique de allá abajo. Un homenaje al barrio Sur y Palermo. Yo tengo debilidad por la barra de los morochos de allá abajo, por todos los candomberos, los tocadores. De hecho produje un disco de Eduardo Da Luz que se llama "Candombe puro" o sea que hay una huella de esa admiración mía en un disco. También en mi disco solista grabaron los tambores... Yo siempre estuve vinculado a los tambores. Y bueno la idea acá era mezclar "Doña Soledad" con los tambores del Barrio Sur. O sea mezclar un poco lo que es el candombe del folclore que es un candombe como más blanco, más canario, con el auténtico del barrio Sur. Y bueno ahí están unos tocadores: está Malumba y se nombra a mucha gente del barrio. Me gustan las canciones que nombran gente, no sé, tengo debilidad por las canciones que nombran personas. Y en este tema me saqué el gusto porque nombré a casi todo el barrio, seguramente alguno quedó afuera, perdón, pero todos los que nombro existen y los quiero mucho. Es una especie de homenaje, porque yo aprendí mucho con los negros, aprendí muchas cosas de la vida, encontré mucha filosofía en los tambores.

"Como al descuido": Es un instrumental que la verdad me dejó con ganas de más. Tengo ganas de meter más instrumentales. Desde que produje el disco del Cuarteto Zitarrosa me parece que las guitarras solas comunican mucho, a veces es como un desperdicio tanto texto, canto, guitarra... Es una canción que me parece bellísima. Disfruto muchísimo escuchando ese tema, me trae mucha calma, mucha paz. Es una composición muy inspirada. La verdad es que Toto Méndez estuvo muy bien y bueno uno trató de estar a la altura.

Si tuvieras que decir qué color tiene el disco ¿qué dirías? Me acuerdo que en el caso de "Efectos personales" me decías que predominaban los marrones, pero que también había azules...

Esta vez son marrones y verdes. Cambió el blue de la tristeza por el verde de la esperanza; pero el marrón es el color predominante. Como verás en el centro del disco, predominan los ocres y los marrones, el otoño... Yo pienso que el otoño es la estación más bonita de mi ciudad. Yo soy montevideano y creo que la estación más linda que tenemos es el otoño: es el comienzo de las clases, "el otoño son fin" de "Maestra", "el sueño otoñal" de Mateo...

O sea tiene como una cosa de otoño el disco... y de alguna forma no sé... el comienzo tal vez del otoño de mi carrera artística también (risas). De hecho son 20 años en esta carrera y no sé cuánto más voy a estar en esto ¿no? Por variadas razones no sé si voy a estar otros 20...

En ese sentido, ¿cómo te imaginás de acá a 10 años? ¿Cómo te pensás? ¿Qué imagen se te representa?

Me viene una imagen muy similar. Me viene a Jorge Nasser haciendo más o menos lo mismo, si Dios me da salud. No creo que esta sea una circunstancia momentánea. Evidentemente en un país del tercer mundo, en crisis, conmovido hasta los cimientos por la pobreza y la destrucción ética, es muy difícil pensarse 10 años para adelante, porque pueden pasar muchas cosas: me puedo quedar sin grupo porque a los músicos no los puedo mantener, puedo dejar de tocar, me puedo enfermar... Yo qué sé, pueden pasar muchas cosas que determinen cambios, pero si por mí fuera, si me pedís que yo me imagine, me imagino tocando milongas, tocando esta música que estoy haciendo. Me imagino haciendo muchos de los temas que están en estos 2 discos y en los discos que vengan, que no creo que sean muchos de aquí a 10 años. No sé cuántos discos haré, pero pocos seguramente, mucho menos del ritmo de cuando empezó mi carrera y mucho menos que incluso el ritmo actual.

Porque de hecho no están demasiado distanciados, ¿verdad?

2 años. Pero yo tenía el deseo... Con "Efectos personales" no estaba completa la pintura...

¿No?

No, faltaba esto. Yo creo que ahora sí es como una doble página. Incluso en el show "Milongas del querer" te vas a dar cuenta...

Es un espectáculo que conjunta ambos discos.

Sí junta los dos discos y junta una propuesta. Pero es mucho más que un tema de discos, es un show, es completo. Si hoy o mañana se diera la imposibilidad de volver a grabar y de volver a hacer discos por razones de fuerza mayor, yo igual ya estaría pronto. O sea ya estoy satisfecho, creo que mostré lo que quería hacer. Por supuesto si me dejan hacer más, lo haré porque tengo salud, voluntad y ganas; pero a la vez siento como que llegué a una cierta sensación de satisfacción. O sea no estoy como en otro momento de mi carrera donde tenía una sensación tremenda de insatisfacción, de que no me saciaba con nada. A mí realmente "Efectos personales" y "Milongas del querer" me dejan completito. Pero supongo que en un par de años tal vez tenga ganas de grabar otro disco, porque tengo un montón de canciones que he ido componiendo en este tiempo que están interesantes y que están en la misma onda y que sería interesante grabarlas y probar cosas... En fin ideas siempre voy teniendo, pero también he tratado de ponerme un poco de freno, porque si no voy como mucho más rápido que todos y después me quejo que soy un incomprendido... Pero la culpa no es de la gente sino mía, o es de los dos... Yo dije "Amo este lugar" y muchos me putearon y ahora todo el mundo es hincha de Uruguay... Pero bueno capaz que soy yo así... Capaz que a veces me pongo ansioso y ya salto para otra cosa y como que la gente no me sigue... Prometo que esta vez los voy a esperar... Prometo que me voy a quedar acá, haciendo milongas hasta que aclare...

Analía Camargo

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2015 ... Se realizaba el espectáculo "Canciones del Zurcidor" en Auditorio del Sodre, con las actuaciones de Mónica Navarro, Laura Canoura, Maia Castro y Ana Prada

Más efemérides de 2015
"...es que vas a casi todos lados y se crea una corriente entre el público y nosotros que a veces te asusta, decís `bueno, ¿hasta dónde vamos a llegar con este amor que hay entre el público y nosotros?´. Ojalá que sea un amor eterno".
Eduardo Ravelino (Contrafarsa), 09/11/2000
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”