SieteNotas

Psiglo, el futuro llegó

05/06/2006

Que una banda como Psiglo, separada desde hace décadas pero muy presente en la memoria de más de una generación, dé a luz un nuevo trabajo musical, es, sobre todas las cosas, una gran alegría y una gran noticia para la música nacional.

Tal es así, que Jorge García Banegas –uno de los fundadores- nos lo presenta y nos comenta, en exclusiva, los pormenores de esta tercera e inesperada entrega, llamada Psiglo III – Siglo Ibérico, grabada en 1991 y editada recientemente por el sello español Cocodrilo Records.

Jorge, ¿Psiglo no se había acabado? ¿De qué forma se decide editar ahora este material, grabado además hace más de diez años?

Sí, lógicamente, aunque ahí tenemos el ejemplo de los Shakers, que me reafirma en la idea de que cíclicamente, el músico, el compositor, vuelve en determinados momentos a sentir la necesidad de compartir con viejos compañeros, nuevas o viejas ideas que no habían visto la luz hasta la fecha y que encajarían en mayor o menor medida, con el “envoltorio musical” que significó aquel grupo. De todas formas no es este caso. Esto es un material que se grabó en Madrid, en 1991, del cual fui su productor, que iba a sacar en su momento el Palacio de la Música y que nunca se editó por diversas razones. Siempre creí que era más positivo que llegara a nuestros seguidores, porque hay un gran esfuerzo, muchas horas invertidas en él y está hecho con mucho cariño. Cocodrilo Records de España, una empresa que entre otras actividades se dedica a editar viejas grabaciones desconocidas (por ejemplo, de los uruguayos Mockers) lo encontró interesante y decidió editarlo.

Teniendo en cuenta también el segundo disco (Psiglo II), por una u otra razón, el retraso en las ediciones parece ser una constante en la banda ¿no?

Lo de Psiglo II habría que enmarcarlo en aquel momento: se graba en 1974 con el grupo en Baires, luego volvemos para hacer pocos conciertos y marchar para España, el sello Clave que desaparece, la dictadura, el auge del canto popular, etc. Sondor adquirió el catálogo Clave y cuando decide editar Psiglo II, les envío una foto de la segunda formación, con el “Mamut” (Gustavo Muñoz) al bajo. No la utilizaron y sólo se les ocurrió repetir parte del monstruo de Psiglo I y cambiarle de color.

¿Qué vamos a escuchar en este nuevo disco?

Ocho temas inéditos y dos bonus traces.

¿Quiénes participaron en la creación de los temas?

Temas compuestos por Ruben, César y yo, más un tema que nos mandó Gonzalo en una maqueta que había grabado con un grupo mejicano. Hay que decir que en esa época Gonzalo residía en Tijuana, México.

¿Quiénes más participaron de una u otra forma en el disco?

Sin buscarlo premeditadamente, prácticamente aparecen todos los músicos que pasaron por Psiglo: en los temas inéditos: Ruben, César, Hermes y yo. En los “bonus tracks”: Gustavo Muñoz, Gonzalo Farrugia, Luis Cesio y Julio Dalliers.

¿Todos los temas fueron compuestos en España, viviendo una realidad europea, o hay alguno más enfocado a las vivencias en Uruguay?

Directa o indirectamente, las raíces aparecen en distintos momentos del disco.

Y en cuanto al sonido, ¿cómo lo definirías? ¿Tiene algún punto de encuentro con Ideación y Psiglo II o es totalmente distinto?

Volver a hacer algo como Psiglo II, con influencias de la Mahavishnu Orquestra, Yes o ELP, hubiera sido harto difícil y no era el sentir musical nuestro, en 1991. Quizás tenga más lazos con Ideación. El tema que abre el disco se llama “En un lugar del tiempo” y es la continuación de “En un lugar un niño”. De todas formas, hay veinte años de separación en las composiciones y eso se nota.

Dime tu que futuro tendrá / y el futuro llegó / contestando su ayer… (Extracto de “En un lugar del tiempo”).

Jorge, ¿cómo es ese futuro que después de tanto tiempo llegó?

El futuro cuando llega ya no existe, se transforma en presente. Y como no nos alcanza haciendo cosas juntos, creo que esta pregunta la debería contestar cada uno individualmente. En lo que a mí respecta, sigo componiendo, sobre todo temas instrumentales y mi vida sigue girando alrededor de la música, que es para lo que vine a este mundo.

¿Creés que la gente se quedó con ganas de escuchar a Psiglo?

Dos discos son muy pocos, lo más importante fue la fuerza del grupo en directo, la desfachatez en momentos del vivo y la comunicación con el público. Creo que si la banda hubiera encontrado más apoyo, por ejemplo que la etapa en Buenos Aires hubiera sido más prolífica, pero claro, acuérdate lo que se venía por allí. Las circunstancias no nos favorecieron y tuvimos que emigrar.

Y ustedes, ¿se quedaron con ganas de crecer como banda?

Crecimos como músicos, pero ya no tuvimos oportunidades de demostrarlo juntos. En mi caso, recién a fines de los ´70 retomaría mi fase creativa, componiendo en seis LPs para el grupo de rock español “Asfalto”.

Tengo entendido que rescataste algunos momentos de actuaciones de Psiglo en Uruguay, ¿es así?

Un ex técnico de Psiglo vino poco tiempo después que nosotros también a Madrid y tenía un casete con fragmentos de una actuación del 74 en el Teatro Macció de San José. Es una grabación en que estamos tocando “Ella es mía al fin”, uno de los primeros temas de la banda, que se tocó en pocas ocasiones y nunca se grabó.

¿Qué otras sorpresas vamos a encontrar?

El segundo “bonus track” contiene un material único con anuncios de bailes, reportajes y rankings, grabado de las radios uruguayas de esa época. Ah, y un fragmento de “Evilways”, tema de Santana que grabamos para el playback de Discodromo Show de Teledoce.

“Este disco se lo queremos dedicar a Rubén Castillo, alma mater del grupo, cuyo impulso y promoción desinteresados, catapultaron a Psiglo, hasta convertirlo en el grupo más importante del rock uruguayo”.

¿Queda algo más por decir de Rubén Castillo?

En el ´97 fuimos todos a Montevideo a rendirle un merecido homenaje con un concierto en el Solís. Recuerdo que le preparé un collage fotográfico con imágenes de Psiglo en Discodromo y tuve el placer de entregárselo en la platea del teatro. Fue la última vez que lo vi.

Por lo que significó y sigue significando Psiglo en la historia de nuestra música, ¿está en los planes juntarse con el resto de los integrantes -como sucedió en el ´93, en el Revival de Psiglo en AFE- y presentarlo en vivo?

Psiglo era un conjunto de personalidades muy fuertes en su mayoría y sé que a cualquiera de nosotros se le puede ocurrir en cualquier momento reflotar la historia, pero hoy por hoy, no creo que contara con la aprobación de la unanimidad de la banda.


Nota: DelUruguay.net no comercializa este disco. Aquellos que estén interesados podrán hacer su pedido desde Uruguay comunicándose con Olga Banegas a través del e-mail olganegas12@hotmail.com. Y desde España, comunicándose con Jorge Banegas a través del e-mail JORGE.BANEGAS@terra.es  

Carlos Bassi
Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 1996 ... Por segundo día consecutivo, Ruben Rada presentaba el disco "Montevideo" en el Solís

Más efemérides de 1996
"...no es sólo los lugares sino que ya no hay prensa, ya no hay programas dedicados al rock, no hay radios que tengan secciones para eso... o sea, el nivel de promoción para el rock este año es cero".
Sebastián (Gnomos), 23/04/2002
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”