SieteNotas

El Congo, Una década de reggae

15/03/2000

Este año parece haber arrancado con el pie derecho para Kongo Bongo. Recientemente editaron, a través de Obligado, la recopilación diez años y ahora se encuentran grabando los temas de su próximo disco. Alvaro Reyes habló sobre el disco que salió y el que va a salir, también sobre la madurez que aporta una década tocando

- Contános que hay en este disco diez años.

- En este disco de diez años tenemos buena música, muchos recuerdos y cosas actuales. Es decir, de todo un poco desde el año '91 hasta la fecha. Tenemos grabaciones de Kongo Bongo en tres etapas bien definidas: una primera integración con el disco Kongo Bongo, una segunda etapa en el año '93 con el De la noche a la manhá y en el año '99 unas grabaciones con el propósito de actualizar el material. Cuando entramos al sello Obligado hicimos esos dos "remakes" ¿no? de temas viejos del primer disco de Kongo Bongo en versiones '99 tratando de mostrar nuevamente a la banda, de situarla en el mercado y también de que esto sea como una especie de bisagra, un nuevo momento de Kongo Bongo que va a demostrarse con un nuevo disco que vamos a sacar este año. Y bueno, esto es como un poco empezar a trabajar en esa nueva etapa, mirar hacia atrás, una retrospectiva, y al mismo tiempo un homenaje a los diez años de carrera del grupo.

- O sea que el disco tiene un espíritu muy particular ¿no?

- Claro, no es un disco con el concepto de álbum ¿no?, no tiene un concepto en sí mismo sino que es retrospectivo y recopilatorio tratando de mostrar la carrera del grupo en la parte de fonogramas, de cosas grabadas, mostrarla desde ese punto de vista, porque en sí en los diez años ha habido mucho más que eso, mucho más experiencias, muchos más músicos, muchos más momentos, pero bueno, esos están en la mente de los que nos vieron y nos escucharon.

- Fueron de los primeros en hacer reggae en una época...

- Fuimos de los primeros, de los primeros...

- No se podría decir "el primero"...
- No, no fuimos el primero. Si vamos así y hacemos como un poco de historia tenemos en un primer momento... recuerdo haber tocado en el Puti Club ¿viste? junto con el Apagón (Alvaro Albino), que el bailaba. Antes de eso los Traidores haciendo un poco de reggae blanco medio a lo Clash, qué se yo, después de eso estuvo el Puti Club, más comprometido con la estética del ska, y después de eso Franco Francés hizo algún tema un poco comprometido con el estilo, de ahí fue el primer cantante de Kongo Bongo. Marcelo Martín era el cantante de Franco Francés, creo que tocaba el bajo también y en aquel entonces había una banda llamada Tablas de la ley... luego de eso quedó el Kongo Bongo y creo que no ha habido otro grupo más. Ahora, de un par de años a esta parte, desde que surgió un poco La Vela Puerca y eso hay un poco más de inquietud. De todas formas mucha gente se acodó, o se recostó en el reggae para darle un color a su estilo y su música, pero ninguno ha sido tan frontalmente como el Kongo Bongo.

- Solamente reggae...
- Solamente de reggae, es una cosa que llama la atención a todo el mundo, todo el mundo pregunta "¿pero por qué sólo reggae?", bueno, porque somos una banda de reggae. Porque tiene su sentido en eso ¿viste?.

- ¿La idea de este año es afirmar definitivamente a Kongo Bongo?, te digo porque da la impresión de que han llegado varias veces hasta cierto punto y después se diluye la cosa, no la música, pero sí la presencia de ustedes frente a la gente. Como que le faltaría a la banda plantarse y realmente quedarse ¿no?, no sé si me explico...

-Sí, sí, te explicás. O por lo menos yo creo que te entiendo. Lo que nosotros tratamos es hacer de Kongo Bongo una banda más pesada, para hablar más en la jerga. Que no se había dado hasta el momento porque, aunque no parezca, eso es difícil, es producción también ¿viste?. Tenemos el flujo de simpatía hacia nosotros, siempre lo tuvimos, pero hay que ser de alguna forma más profesionales en ese trabajo, y acá es muy difícil lograrlo porque tenés que hacer varias cosa a la vez. No te dedicás "full time" a este tipo de trabajo, entonces ¿qué te queda?, te quedan horarios de las 18 horas para adelante para hacer la producción de todo ¿entendés?, desde la composición, el arreglo, la ropa, las notas, los contactos, los boliches, el equipo, el instrumento, todo eso en cinco horas y no siete días a la semana. Entonces ¿en qué redunda?, que bueno, llegado el tiempo vos tenés que comer de otra cosa y muchos terminan prestándole poca atención y se va yendo la cosa, y más el medio, que no es todo lo fructífero que uno quisiera que fuera. Terminás siendo eso ¿viste?, que a veces uno se conforma con que tiene un nombre, toca, la gente va, se divierte, y eso pasa durante mucho tiempo que fue un poco lo que nos ocurrió a nosotros, y nunca llegás a dar el salto ese que la gente espera... de verte como ven a los grupos internacionales. Nosotros estamos ahora abocados a que eso pase, y con toda la fuerza del mundo, una madurez que yo que sé, tanto tiempo bajo el mismo nombre, ya no nos asustan un montón de cosas que antes sí ¿viste?, entre los mismos compañeros como que hay una cosa que ya es más grande que nosotros mismos que es el grupo, y que bueno, estamos abocados a tratar de que Kongo Bongo sea una banda de primer nivel, no solamente acá sino en el contexto regional por lo menos.

- Vos hablabas de la madurez, están todos en treinta y pico, es una banda...
- Y de más también ¿eh?, y de más también...

- Eso te da otra cosa ¿no?
- Claro, te da otra cosa, ya estás viendo que está fenómeno ¿viste?, nos divertimos pila pero, bueno, queremos ser músicos, somos músicos y queremos de acá en más que sea Kongo Bongo lo más importante para nosotros.

- Ahora están trabajando en un próximo disco ¿qué se puede decir de eso?

- Y, el disco nuevo de Kongo Bongo es un disco como no había tenido el grupo la posibilidad de realizar hasta ahora, el primer disco había sido con la producción de Orfeo en el año '91, aquellas producciones que se daban en cien y pico de horas y bueno, es un disco maravilloso, tiene pila de cosas, mucha frescura pero en la parte técnica el grupo era nuevo y... en fin, es lo que es. El segundo disco también fue en unas condiciones similares, y este tercer disco original ¿no?, si descontamos el diez años como una recopilación, trata de ser un disco mucho más meditado, más pensado, con los temas más elegidos, con un concepto más de álbum, tratando de abarcar dentro del mismo género todos los estilos de que nosotros gustamos. Y reforzando un poco la identidad del grupo en lo medular ¿no?, como el reggae root, todo eso nosotros lo tratamos de mantener pero al mismo tiempo tratar de tocar esos otros estilos que hay dentro del reggae, como la fusión con alguna cosa como candombe o similar ¿viste?, o más hip hop, o más escatalítico años '50, y producirlo con el tiempo que se merece hacerlo, y con las garantías que nosotros queremos tener, es decir, "bueno, sale si me gusta". Entonces ahora estamos trabajando mucho más así con un tiempo mucho más holgado, editándolo nosotros mismos, haciendo gran parte de la producción en nuestro estudio, por nuestro lado, y estamos muy copados, participan músicos invitados gran cantidad, vientos, coros, entre los invitados está Sara Sabah, Santiago Gutiérrez, Gustavo Casenave que fue uno de los fundadores. Con Gustavo hay una cosa curiosísima, hay dos temas de él en este disco que él se los mandó a Alvaro (Apagón) de Nueva York a Suecia, Alvaro los trajo de Suecia para acá, acá los volvimos a grabar tomando como punto de partida esas versiones, se lo mandamos a Nueva York ahora, y en este momento es muy probable que Gustavo esté tocando, grabando sus pistas en Nueva York que las va a mandar para que las terminemos acá. Así que es un disco que se hizo en diferentes lugares del planeta aprovechando la tecnología. Y es muy lindo porque Gustavo fue compositor de Kongo Bongo, por ejemplo del tema Kongo Bongo, y es un músico sorprendente. Y bueno, tiene su corazón en esta banda también.

- O sea que si todo sale bien estarían sacando dos discos en el mismo año.
- No van a ser el mismo año porque es 1999 la licencia del otro, creo, no es 2000. Pero es menos del lapso de un año.
No es nada habitual. En eso está bueno también tirarle una onda a los locos del sello que fueron un poco los que hicieron posible eso, que realmente nos pusieron muy pocas trabas, solamente las trabas financieras de la empresa que no son cuento. Los locos ahora no tenían dinero pero en lo que tenían alcance, en todo lo que pudieron nos lo dieron ¿viste?, y "bueno, voy a sacar un disco ahora", sacamos un disco ahora, "voy a sacar otro después", sacamos otro después. Y eso está bueno porque es apuesta al artista dejándolo libre, estamos copados con eso y bueno, ahora lo más inmediato es estar trabajando en ese otro disco, pero es una cuestión interna ¿viste?, como que demora mucho.
Ahora lo más importante para nosotros con el público es poder mostrar un show de la banda, un show nuevo, de otro nivel, un poco más ambicioso, y el grupo como grupo está trabajando en eso, es lo primero que va a ver el público de acá en más.

Juan Castel

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 1997 ... La Sangre de Veronika firmaba contrato por tres años con el sello Sondor

Más efemérides de 1997
"El uruguayo es más decidor, por lo que te decía hoy de la tradición del buen texto. De repente las grandes voces no fueron importantes, sino la forma de decir. Y en ese sentido hemos tenido maestros invalorables: Zitarrosa, Viglietti, tipos que por su condición de locutores, siempre respetaron mucho la puntuación, lo cual generó que en la audiencia hubiera una recepción mucho más clara del texto; porque como te decía antes, no es la musicalización de una fonética, sino de un texto, de una idea".
Eduardo Larbanois (Larbanois-Carrero), 17/05/2001
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”