SieteNotas

Super Ocho, Haciendo foco

16/12/2000

Se definen como personas que se aburren fácilmente. Esto conlleva a que su inquietud para no aburrirse de sus propios temas se vean reflejados perfectamente en su trabajo debut. Un álbum doble con canciones que van desde lo eléctrico hasta lo acústico, desde temas grabados "de una" hasta versiones remezcladas por computadora. Estos cd también contienen multimedia e incluyen el video de la canción Día de Fiesta. Cuando realizamos esta entrevista, Diego, Sergio, Nicolás y Alejandro están ensayando para lo que puede ser el último concierto de SUPEROCHO. ¿Lo será?

¿Cuándo empezaron con los ensayos para el toque del 16 de diciembre?

Nicolás: Hace dos semanas. Estamos tocando dos veces por semana. Son nueve ensayos que vamos a hacer antes del toque.

- ¿Y cuándo empezaron con la banda?

Alejandro:
En el '94. Empezamos Diego (cantante y guitarrista) y yo (batería). Después vino Sergio (bajo), Mauricio y otro guitarrista más que se llama Marcos. En principio éramos cinco, después quedamos trío: Sergio, Diego y yo. Y en el '98 vino Nico (teclado y computadora). Somos cuatro desde entonces.

- ¿Cómo definirían la música que hacen?

Alejandro:
Para mí es rock.

Sergio: Es una mezcla. Tiene de todo. Vos te encontrás con las influencias que tiene cada uno. Depende del tema también, hay temas que tienen más un estilo que otro, algunos son más rock y otros son más pop.

Yo lo llamaría música garagera-pop. El garage interpreta el sentimiento de lo que es fuerza y el pop le da el entorno en cuanto a lo que es melodía...

Nicolás: Ahora... qué sentido tiene etiquetar una cosa que es lo que es.

- ¿Qué influencias musicales tienen?

Nicolás:
(Señala a Sergio). El escucha desde Lou Reed hasta la Velvet Underground. (Risas).

Sergio: Pero últimamente estoy escuchando Bluer. El rock inglés me gusta muchísimo.

Nicolás: Yo escucho todo lo que sea inglés. El pop, música dark, psicodelia...

Sergio: Pero la influencia básica cuando empezamos fue la Velvet Underground y los Chicos Eléctricos. A Diego, Alejandro y a mí nos fascinaba los Chicos Eléctricos.

Alejandro: Cuando empezamos con la banda, nosotros ensayábamos martes, jueves y viernes. Y los jueves después del ensayo nos íbamos a ver a los Eléctricos, que tocaban todos los jueves. Salíamos de Lezica y los íbamos a ver a donde fuera. Era todo un clásico.

Allí nació el amor por los Chicos Eléctricos, que después desapareció.

- ¿Desapareció el amor o la banda?

Alejandro:
Las dos cosas.

- ¿Quién hace los temas?

Alejandro:
Entre todos. Alguien trae una letra o una música y después la ensayamos, o a veces queda como se trae, eso depende.

Sergio: O sale ensayando. De repente tocamos una nota y alguien le sonó a algo, entonces hacemos una base y grabamos.

Nicolás: Después que hacemos los temas, capaz que los ensayamos tres años y medio...

Sergio: Y después no nos gusta. (Risas).

- ¿Cómo es el consenso para aprobar una canción?

Alejandro:
Es por mayoría.

- ¿Lo ponen a votación?

Sergio:
Sí... Es una votación más bien romana que griega, porque tenemos este voto (extiende la mano y pone el dedo pulgar hacia abajo).

Nicolás: Claro, más de decir lo que nos gusta, decimos lo que no nos gusta.

Sergio: Nos gusta decir no.

- Entonces cuando no les gusta el tema lo sacan.

Alejandro: Sí, lo sacamos. Han quedado temas perdidos por años y que ahora los retomamos. Algunos los vamos a hacer el 16.

Sergio: Cuando estuvimos armando el disco entramos a revisar material viejo que teníamos y nos gustó. Esos mismos temas que antes no nos habían gustado, ahora los escuchamos y nos parece que están buenos.

- ¿Cuánto hace que están planeando el disco?

Nicolás:
En setiembre, hace dos meses.

Alejandro: O sea, teníamos grabadas muchas canciones de hacía unos cuantos años. Cosa que grabábamos por lo general para concursos tipo Band Explotion o Pro-banda ahora. Había un concurso, juntábamos plata, y decíamos "grabemos tres temas". Grabábamos, lo mandábamos y perdíamos. Se fueron sumando los temas y cuando quisimos acordar teníamos como veintipico.

Nicolás: En realidad los últimos siete temas fueron con la intención de grabarlos en el disco.

Alejandro: Intención que teníamos de hacerlo el año pasado. Pero en realidad fue un año malo y no lo hicimos.

Sergio: Fue un año sabático.

Alejandro: Y este año pintó este proyecto y todos decidimos hacerlo. Ahora viene la parte de promocionar, tocar y que a la gente le llegue.

- ¿Tocan y se disuelven?

Sergio:
Es un paréntesis. Otro fin de semana sabático.

Alejandro: El disco es para cerrar el paréntesis. Para que no quede en una mesita de luz guardado todo el material que tenemos. Como suele suceder.

Sergio: Mucha gente nos ha visto tocar a lo largo de estos años, y nunca tienen posibilidad de conseguir algo de nosotros.

Nicolás: También nos sirvió para darnos energía y hacer un par de cosas nuevas.

- Es la motivación

Alejandro:
Eso mismo, es la motivación.

- ¿Y si no tuvieran la motivación del disco, habría alguna otra?

Alejandro:
No. En verano estuvimos ensayando temas nuevos hasta abril, y después no tocamos más hasta hace un mes.

Nicolás: Como los proyectos que teníamos eran muy grandiosos para ser realizables, no salían y nos desanimaban. Ahora nos propusimos hacer unos proyectos más acotados pero realizables, como el disco y el toque.

- ¿Por qué se llaman SUPEROCHO?

Diego:
Había varios nombres en la vuelta que no eran buenos. Y un amigo nos habló de unas cintas que tenía grabadas en superocho, y nos gustó el nombre.

Sergio: También va por el lado de lo retro que es el superocho y la calidez que tienen esas filmaciones.

- ¿Y el video?

Alejandro:
El video está grabado en superocho y lo hicieron Gustavo Gamu y Diego Melonio.

Sergio: Son los mismos que hicieron el video de Buenos Muchachos.

Alejandro: Con un presupuesto de U$S 20 hicimos un video.

Sergio: Y ganamos U$S 800 en Agadu y TV Ciudad.

- ¿Y no piensan hacer otro?

Sergio: Como no. Cuando tengamos U$S 20 (risas).

Alejandro: Y si conseguimos U$S 100 hacemos una película (risas).

Sergio: Cuando tengamos una idea concreta lo realizaremos. Estas personas se nos acercaron con una idea concreta de hacer el video.

Nicolás: Si hubiese sido por nosotros nunca hubiéramos realizado un video.

- Me da la impresión de que si hubiera sido por ustedes nunca hubieran hecho nada...

Sergio:
Lo que pasa que llegó un punto que nos saturamos. Tuvimos cuatro años que estuvimos tocando muy bien, en pila de lugares y con todos los grupos que a nosotros nos gustaron siempre, como Buenos Muchachos, Supersónicos y La Hermana Menor. Y llegó un momento que nos saturamos.

Nicolás: Porque aparte, no se pasaba de ese punto.

Sergio: Y no había algo a futuro bueno. Entonces para estar siempre haciendo lo mismo, aparte que estábamos cansados, nos empezamos a aburrir entre nosotros de la música que hacíamos. Cada uno empezó a escuchar cosas diferentes, nos fuimos desgastando.
Por eso hicimos el parate ese. Luego entró Nicolás, que fue algo que nos renovó, pero al tiempo lo contagiamos a él.

- Hablemos un poco más del disco

Sergio:
Es un disco que tiene multimedia, creo que es el primero. Y en cuanto a lo musical, el disco es un poco lo que somos nosotros. Hay temas que son muy básicos hasta temas muy producidos. Eso demuestra lo que es la música que hacemos. Podíamos hacer un disco de solamente de remixes pero entendíamos que eso sólo no es Superocho, la banda es todo eso que está en el disco. Nicolás: Esos temas grabados en el programa Dinamo, esas versiones unplugged... más crudo que eso no puede haber.

Alejandro: Es una faceta que desconocíamos de nosotros mismos.

Sergio: La mayoría de las canciones que grabamos en estudios tienen partes improvisadas. O sea, que todo lo que estamos ensayando ahora cuando vayamos a tocar en vivo, esos mismos temas no van a tener nada que ver.

Alejandro: Eso siempre nos pasó, y siempre nos dijeron que éramos unos desprolijos y tenían razón.

- ¿Y eso es bueno o malo?

Nicolás:
Es parte del rock.

Alejandro: Si te queda bien es bárbaro, pero a veces marcás y te queda como el culo.

Nicolás: La parte de improvisar no es una intención.

Sergio: Lo que pasa es que nosotros nos aburrimos muy fácil de todo. Y cuando ya hacemos el mismo tema dos veces igual, a la tercera lo tratamos de cambiar a la fuerza.

- ¿Se disuelven o no?

Alejandro:
A mí no me gusta la palabra disolución, ni la palabra despedida ni nada de eso. Es cerrar un paréntesis. Aparte vos cuando largás un material en radio o sacas un video nunca sabés quiénes te están viendo o escuchando, podés tener suerte y la historia puede cambiar o capaz que no tocamos nunca más.

Nicolás Hidalgo

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2002 ... De visita por Uruguay, Jorge Galemire brindaba un espectáculo en la Sala Zitarrosa

Más efemérides de 2002
"Yo era un lobo solo pegando mordidas y haciendo lo que creía, y si hay un solo mérito en todo eso, hay que buscarlo por el lado de la creación intuitiva y la honestidad de la propuesta…".
Leo Antúnez, 02/12/2006
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”