SieteNotas

Malena Muyala, Exquisita

15/01/2000

Teatro, carnaval... pero lo primero fue tango, siempre tango. A viva voz: Malena Muyala.

rara...

Desde los seis, siete años veía a mi abuela mirando Grandes Valores del Tango. Me acuerdo un día, estaba jugando, que escuché Rara... arrancaban a cantar Los Mareados. Terminaron de cantar y me lo sabía de punta a punta, fue como que me pegó de golpe, de primera vista me enamoré de ese tema.

Y generalmente en los tangos y en las canciones que canto me tiene que pasar eso, tengo que tener una onda con el tema si no... a mí cuando me decís: "sos cantante de tango", yo que sé, soy cantante, soy intérprete, coincide de que bueno, estoy más bien abocada al tema del tango y he encontrado un repertorio tanguero que me pega, pero de hecho en el disco, en Temas Pendientes, hay temas que no son tangos.

Me defino como intérprete. He encontrado dentro del tango un lugar donde me siento muy cómoda y donde a mí me permiten, las buenas letras de tango, volcar como mucho más afectivamente y de nivel interpretativo que otros géneros, que de repente son más lights.

la mujer y el tango

Ahora ha habido como un resurgimiento, un boom de cantantes mujeres. En la Argentina también, ante el último festival que se hizo de tango había muchas intérpretes femeninas. La mujer en el tango existió siempre, quizá siempre estuvo ese concepto de que el tango era más cosa de hombres y que el tango es macho y toda esa cosa. A mí me parece que no.

Personalmente nunca sentí por el hecho de ser mujer ni que me favorecieran, ni que me perjudicaran; quizá también por la forma en que yo incursioné al tango, así como medio despreocupadamente, que me fue llevando. Mismo las cosas que me fueron sucediendo, me fue gustando lentamente y me fui integrando poco a poco. Nunca sentí el rechazo. Yo no vine y me impuse en el medio tanguero y de ahí tuvieron la oportunidad de desecharme o adoptarme; fue algo muy gradual. Tampoco acostumbro a frecuentar los lugares típicamente tangueros; en ese sentido no he sufrido rechazo.

Nunca he cantado en lugares comunes al tango, creo que por una cuestión de ida y vuelta porque al público que va ahí no le interesa un tango que no sea el más estereotipado, el más arcaico; y tampoco yo me sentiría cómoda cantando para ese público que está esperando otra cosa.

tango llorón

No me caracterizo por tener el prototipo de la tanguera, ni en la forma de vestir ni en nada. Creo que lo más importante es mi postura frente al género. Vos me ves antes de subir a cantar y no sabés qué voy a subir a cantar, no me podés identificar. Por la vestimenta no decís "bueno, va a subir a cantar tango", ni bolero ni nada, puedo subir a cantar cualquier cosa. No dejo de ser Malena con veintiocho años porque cante tango.

Y creo que en la forma de decir también: hay como un preconcepto de cómo se debe cantar el tango y uno se pone automáticamente en esa postura, como más arrastrada, voz engolada, terminar los tangos reventados, y la postura esa de tango llorón. Hay un concepto de que para cantar tango tenés que llorar y hay que sufrir y sufrir. Y a veces, la mayoría de las letras de los buenos tangos, ya de por sí la palabra, lo que dice, tiene tanta carga que si vos lo recargás es como en el teatro, es sobreactuar. La mayoría de los intérpretes de tango sobreactúan. Al final, escucho dos temas y... es lo mismo de siempre.

No estoy diciendo con esto que haya inventado la pólvora, simplemente que estoy, me parece, en una postura como más desestructurada, como más libre. No porque esté cantando tango tengo que estar mostrando lo que la gente está acostumbrada a ver.

También la banda, los músicos que me acompañan, dan una cosa más desestructurada. De esa orquesta de tango con violines y tres bandoneones se pasa a un bajo eléctrico, a un teclado... La gente que toca es gente joven que le da otra visión, le da otros aportes a los arreglos.

cruzando el charco

Es muy raro el fenómeno que se da en Uruguay, porque somos poquitos, cuesta que la gente te conozca, pero también como que hay un techo, muy cerca, que me parece fenómeno, que tiene una familiaridad: nadie acá es estrella. Y está bárbaro que suceda así, pero a veces sucede que uno sale del país y la gente acá, a nivel interior, tiene una mejor valoración. Te valora más cuando te va bien afuera. Y con el tema del tango el paso siguiente y fundamental es Argentina, porque somos los rioplatenses un poco los titulares del tango. Afortunadamente este disco Temas Pendientes llegó a un productor en marzo del año pasado y se empezó a gestionar la forma de poder editarlo allá. Se logró un acuerdo y el disco, a partir de los primeros días de diciembre, empezó a ser distribuido en todas las disquerías. En marzo se va a hacer un lanzamiento de prensa.

Argentina es difícil, pateas una piedra y salen veinte cantantes de tango, y mujeres también porque hay todo un auge. Lo que está bárbaro es que los tipos perciban algo distinto que surja, de repente yo que soy uruguaya; eso está bueno y es la forma de que uno se diferencie. Es que a mí me parece que sí, surgen muchos cantantes, pero todos muy parecidos.

temas pendientes

Tenía algunas letras y algunas canciones que no tenían que ver pura y exclusivamente con el tango. Por eso, al momento de integrarlos traté de ser más cuidadosa, de no mandarlos a la guerra. Meter de golpe un tema tuyo entre autores muy pesados, tipos clásicos del tango como Homero Manzi o Espósito o Cadícamo es como... pobrecito. Tenía que estar muy bien colocado en el repertorio. De hecho Milonga Fugaz, que es más ciudadana, no es la milonga más tradicional que se emparenta con el tango, está puesta de bonus track, onda: está, escúchenla. Pero no la mandé a la paliza, la salvé un poquito. Temas Pendientes le da el título al disco, tiene otra relevancia, lo acomodé, lo puse después de un tema de Estela Magnone... Pero por suerte y afortunadamente las críticas con respecto a los temas han sido buenas y nadie dijo: "bueno, estos temas están totalmente desubicados acá adentro".

ni acartonada ni humillada

De aquí a futuro es poder tener otro disco. Obviamente la esencia es de lo que uno no se puede desprender, y tampoco quiero que suceda. El disco va a seguir manteniendo un carril de lo que yo vengo haciendo hace mucho tiempo. Pero quizá a nivel instrumental y arreglístico sea un disco con más fuerza, no como Temas Pendientes, que al ser el primero tenía que resaltar mucho la voz, que fuera todo muy delicado, que la parte vocal, interpretativa, fuera como lo primordial en el disco y todos los arreglos y lo demás muy sutil, muy chico, muy cuidado. Quizá ahora mostrar que se puede tener una banda que suene con mucha polenta atrás, y no por eso deja de ser Malena con su forma y con su estilo. Va a seguir siendo dentro del tango, va a tener algunos temas míos, que tienen esa característica de escaparse un poco del tango tango, pienso integrar algún tema de algún compositor uruguayo... Por el momento estoy muy cómoda dentro del tango y como lo encaré desde el principio, sin esa cosa tan estructurada, me ha permitido moverme dentro de él.

Por ejemplo, en este primer disco me permití poner un vals de Fernando Cabrera, me permití poner mis temas, me permití poner un tema de Estela Magnone, de Eladia Vlázquez, que es una autora contemporánea, y clásicos clásicos del tango; ya que yo no me siento ni acartonada ni humillada por el tango, todo lo contrario, me parece una buena forma de ir mostrando que el tango no es tan rígido, es flexible. Puede entrar quizá algún tema que sea una balada y no por eso la gente lo va a rechazar. Hay que empezar a hacerlo interaccionar con otras cosas, que sea más digerible para la gente, no de golpe te vengan con un disco de tango y vos de repente tenés veinte años y decís: "no, gracias, te lo puedo ir a cambiar".

Carlos Bassi

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2019 ... Humo presentaba oficialmente "Quemando rieles" en Sala Camacu?.

Más efemérides de 2019
"...estábamos hundidos en el `hondo bajo fondo, donde el barro se subleva´ al decir del tango, y había cien obras de teatro en cartel y aparecieron doscientas mil bandas con una calidad alucinante. Creo que eso fue lo que nos mantuvo la cabeza medianamente sana dentro del caos terrible".
Guillermo Daverede (La Sonora del Sur), 29/11/2003
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”