SieteNotas

Psiglo, Héroes de papel (Cap.10 - Jorge García Banegas)

16/03/2000

Jorge García Banegas, tañedor de teclados astrales

El organista del arco iris

Jorge Walter García Banegas nace en el barrio Cordón de Montevideo, en el seno de una familia de absoluta estirpe artística. Su madre, Olga Banegas, era primera bailarina del Sodre, "hasta que yo nací y le terminé la carrera", nos afirma Jorge. Desde niño, comienza sus estudios musicales: dos años de piano y tres de solfeo, a los que se dedica con aplicación, si bien lo que más le atraía era la percusión. Sin embargo, a los quince años descubre su verdadera vocación por la música al caer hechizado por los cuatro genios de Liverpool: Los Beatles. Así comienza a ejercitarse en el piano de su casa, hasta que un amigo lo entusiasma con la guitarra, con la secreta intención de que Jorge pase a integrar su grupo. De esta manera, García se incorpora como guitarrista a "Los Verdugos", grupo con el que hace sus primeras armas en fiestas, cumpleaños y bailes, período que prosigue con un nuevo conjunto, "The Bloos".

Por entonces, conoce a Luis Cesio, César Rechac y Gonzalo Farrugia, con los cuales comienza a tocar en la calle Enrique Martínez. En esa época, Jorge toma contacto con la obra del Spencer David Group, en la que descubre los ricos recursos del órgano electrónico. García adopta entonces una postura firme y muy clara: "con las primeras notas que escuché del órgano Hammond decido apartarme de la música hasta no tener un órgano de estructura electrónica, para tocar y crear con él". Su familia, lo apoya con tesón en la obtención del instrumento que tanto desea. Sobre eso, éste recuerda: "En casa empezaron a desaparecer cosas. Mi familia vendió la bicicleta vieja de mi hermana, (de lo cual hasta hoy ella no se ha olvidado), vendió un sofá cama, una máquina de coser, se compraron dólares, etc. Un día, en la rambla de Pocitos, encuentro un grupo de músicos brasileños a los que les compramos el ansiado órgano Hammond". Ya con su nuevo instrumento, Jorge se une nuevamente a Cesio, Farrugia, Rechac, junto a los cuales constituye Psiglo. Estos, en su primera época, ejecutan versiones de temas de Deep Purple, Jimi Hendrix, Steppenwolf, Carlos Santana, entre otros e inmediatamente incorporan composiciones propias en nuestra lengua castellana.

Así, comienza el camino de la banda más importante de toda la historia del rock nacional, marcada por una espectacular recepción del público a la inspiración del grupo a "componer para crear, crear para contestar y contestar para construir", nos afirma García Banegas. La carrera de Psiglo fue meteórica y en un crescendo absoluto de sucesos. Al respecto, Jorge recuerda: "Nuestro período vital fue corto en el tiempo, más fue fuertísimo, como un ciclón que aparece, se lleva todo por delante y se va". En efecto, no pudieron disfrutar como merecían del éxito de sus esfuerzos: la coyuntura histórica que vivía el país no era, ni por asomo, la más apropiada por el desarrollo de una propuesta tan sui generis en todos su conceptos tanto retóricos como musicales. "El golpe de Estado de 1973, cambia al país y a todo el medio cultural. Fueron cambios para empeorar, ante lo cual sentimos que o nos íbamos de país o el grupo se disolvía y cada uno debería buscar su camino propio en el incierto panorama de la época". Frente a esa coyuntura, resuelven trasladarse a Buenos Aires, República Argentina. La situación coyuntural de la capital porteña no difería mayormente de lo que sucedía en Montevideo, por lo cual Psiglo tampoco encontró allí el espacio vital que requería para su desarrollo. Estos hechos, llevan a Jorge, junto a Melogno y Rechac, a intentar suerte del otro lado del océano en la Madre Patria: España. En su llegada a Madrid, vivieron que no era en un momento en que el rock de la península ibérica fuese un elemento original y de gran popularidad. En los últimos tiempos del general Francisco Franco, España aún no había vivido la explosión del "destape" cultural que vendría tiempo después y, tras una época muy fuerte del "pop" en el momento del arribo de los muchachos se vivía un casi monopolio de los cantantes y grupos melódicos, por lo que la avanzada propuesta de Psiglo no encuentra tierra apropiada para seguir sembrando su propia cosecha. Ante estos hechos, deciden buscar su futuro por otros caminos y pasan a formar parte del grupo de "Los Marismeños", para un tiempo después constituir la banda estable de la cantante Paloma San Basilio, con la que participan en una enorme cantidad de espectáculos.

En tanto, Jorge ingresa junto a César Rechac al prestigioso Real Conservatorio de Música de Madrid, ya que su nuevo camino les marca una serie de nuevos desafíos profesionales y considera que debe afrontarlos con las mejores armas posibles. Así, Jorge cursa estudios de piano y solfeo durante tres años que luego complementa a través de un curso de armonía y composición en la Academia Berklee. Así pasa el tiempo, hasta que en el invierno español de 1978 Jorge tiene la oportunidad de volver a tocar y componer música de su agrado. En efecto, García Banegas es invitado a integrarse al grupo madrileño Asfalto, el cual había sufrido una escisión y estaba abocado a reorganizarse nuevamente. Asfalto, no eran novatos ni principiantes de la escena rockera, sino una formación con actividad reconocida e incluso con un larga duración editado, que tuviera buenas críticas de la prensa y el beneplácito del público de ese movimiento de rock español que comenzaba a vislumbrar el cambio de ser un género marginal a convertirse en un fenómeno de gran masividad y aceptación popular. Así, Jorge comienza otra historia de logros y sucesos, ahora en tierras españolas.

Meses después, Asfalto viaja a Londres a grabar su segundo LP "Al otro lado", oportunidad en la que actúan en el mítico Club Marquee, lugar en el que se iniciaran todos los grandes artistas del pop y el rock británico. Al año siguiente, junto a una recopilación titulada "Lo mejor de Asfalto", editan el cuarto largo duración: "Debajo así", un álbum doble de 19 temas, el cual es acompañado con el primer Video-álbum con clips de todo el disco. 1981, es un año fundamental en la carrera del tecladista. Asfalto es nuevamente protagonista. La banda, lanza su quinta obra fonográfica: "Más que una intención", la cual se edita y distribuye por intermedio del sello independiente "Snif", creación de Asfalto a los efectos de obtener el mayor grado de libertad artística para sus creaciones. Así mismo, en 1981 y a un año del campeonato mundial de fútbol a realizarse en España, la Unión de Periodistas Deportivos de la península ibérica llama a concurso nacional para seleccionar el tema musical que distinguirá a la competencia, como así mismo servirá de bandera de aliento a la selección de la Madre Patria. En ese certamen, se presentan 504 creaciones de otros tantos músicos de toda España y el jurado elige como la mejor a "Aúpa España". Esta composición, fue presentada bajo el seudónimo de Jorge García Monarch, seudónimo artístico utilizado en esa ocasión por Jorge García Banegas, y contaba con la voz de su amigo Ruben Melogno. El tema, alcanza una amplísima difusión en todo el mundo, convirtiéndose en el símbolo del fútbol español. Paralelamente, Jorge integra la banda Tragaluz, junto a Ruben Melogno y otros, en la cual vuelca todas sus inquietudes y su temperamento latino. "Siempre afirmé que si bien toda mi vida toqué rock yo no he nacido en Inglaterra ni en Estados Unidos, sino en Uruguay, por lo que no puedo desprenderme de la profunda influencia del candombe y de las raíces que han quedado en mi patria". En tanto, graba con Asfalto el sexto LP: "Cronophobia", trabajo que a la postre sería el último del grupo antes de su separación. Al cerrar esa etapa, Jorge decide abandonar por un tiempo la super-stressante ciudad de Madrid, dejando atrás un período rico en logros a todo nivel. En ese momento, le llega una invitación para participar de un grupo en las Islas Canarias junto a tres músicos uruguayos y una cantante norteamericana. Con ese grupo Jorge actúa casi a diario, lo que le reporta una enorme técnica junto a una gran agilidad para las diversas interpretaciones.

Tras un tiempo, cambia de banda integrando por un breve lapso un conjunto integrado por dos irlandeses y un inglés, quienes interpretan un furioso rock & roll. A todo esto, el teclista ya se encuentra incómodo en Canarias, debido a varias razones. En primer lugar, la isla es lugar paradisíaco más no existe ninguna posibilidad de trascender como músico si se tiene la aspiración de grabar y componer. Eso motiva que, en aquel entonces, éste se refiera a la isla como "la cárcel con playa". Además y a su hondo pesar, García Banegas está separado de su familia, ya que su esposa permanece en Madrid, desde donde viaja muy a menudo a Gran Canaria para visitarlo en un esfuerzo que resulta agotador. Por todo Jorge recibe con sumo placer la oportunidad de regresar a Madrid, que le llega con la invitación a sumarse a la banda de las hermanas gitanas "Azúcar Moreno", con las que realiza una extensa gira por toda España y partes de Europa. A esta actividad, se suma su trabajo como arreglador para diversas producciones discográficas. Asimismo, comienza a desarrollar creaciones para la RTVE (Radio y Televisión Española), entre las que se destacan la musicalización de muchos de los programas de la Cadena, así como también las llamadas "sintonías", especie de "Jingles" distintivos de cada una de las emisoras que hay en toda España y que integran el sistema oficial de radio y televisión. Finalmente, en este último año Jorge García Banegas edita, a través del sello "Nueva Era", de la RTVE. un LP instrumental titulado "Multimedia", como se estila hoy en Europa en donde la música se sincroniza con proyección de imágenes referidas a la ecología, la destrucción del medio ambiente, etc., y un ballet con coreografías especiales.

Inmerso en estas actividades llegó Jorge García Banegas a la largamente esperada cita del reencuentro con sus amigos, convocados por la fuerza y el embrujo de la música de PSIGLO. Luego del gran evento del 23 de marzo de 1993 en la Estación Central de AFE y de las 2 noches de homenaje en 1997 a Ruben Castillo y su "Discodromo Radio-TV" y su reunión en la sala de conciertos "La Factoría", han quedado muy atrás la distancia y el tiempo. "Con Luis Cesio siempre concordamos en que cada uno de los integrantes de Psiglo siempre se ha tenido que enfrentar a duros desafíos", nos dice Banegas. En la actualidad, se dedica a su habitual trabajo de musicalizaciones para la RTVE y a la difusión de su obra multimedia "Sinfonía", la cual se enmarca dentro del universo de la música new age, el jazz, el ambient y los elementos afrolatinos, describe su concepción de la historia de la vida en sus tres partes: "Aqua", etc. Jorge García Banegas, el organista del arco iris, nos afirmó en una ocasión que "ya pasó el tiempo de Psiglo", más en su interior aún late esa deuda a sí mismo, ese viejo duelo con el destino que cambió las cartas de otro tiempo. "Juntos para cantar", rezaba "Discodromo", cofradía de la música popular uruguaya de los 70's de la mano del maestro Ruben Castillo. Tal vez, ese sea el deseo de estos soñadores que querían "cantarle al sol como la cigarra, después de años bajo la tierra" más ahora, volando a otra galaxia.

Ernesto Sclavo ernestosclavo@hotmail.com

Colaboración: Liliana Fernández Churi

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 1997 ... La Sangre de Veronika firmaba contrato por tres años con el sello Sondor

Más efemérides de 1997
"...¿por qué tanto condicionamiento tecnológico para hacer música? Esa es una de las grandes conclusiones que he llegado a hablar en mi vida".
Pollo Píriz, 15/03/2001
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”