SieteNotas

Cambiá la Biblia en La Comisaría

12/7/2003

Korazón y Kancha

La última fecha del Circuito Koala no le hizo asco al punk. La Comisaría detonó entre baterías persistentes y voces de protesta.

"Sin precaución" y "Harry" dejaron sus manifiestos en el escenario y a continuación, Martín Maisonnave: vocalista de Cambiá la Biblia, se adueñó del micrófono y de cada mirada del público presente.

"Prosti" marcó presencia, inundándolo todo con aires de Polla Records y abrió camino a "Canción de fondo", "Persekuta" y "Carne de Cañón", que siguieron derechito por la senda trazada. Así se fue alargando la noche en un sin fin de ritmos típicos y consistentes, que hacen de la banda una proclama única y verosímil.

El apoyo por parte de la gente es innegable y quedó demostrado en un pogo que aguantó toda la última mitad del acto punkillo. El incentivo más poderoso fueron los primeros acordes de "Ay Dios", que peca de nervio y soltura, agitando los cuerpos a puro punk- rock. A Cambiá la Biblia le queda bien el agite y el Maiso no podía deshacerse de esa sonrisa cómplice por los festejos del otro lado.

"En Pro- kura", "Arranke" y "Cambiar": una seguidilla que revolucionó. Ya sobre el final, llegó el turno de El Negro de Once Tiros que, aunque no estuvo en escena, estuvo en boca del Maiso. "No pasa nada" es el tema que carga con orgullo una letra de su autoría, que Freddy Parrilla (primera guitarra), Juan Bentancor (segunda guitarra), Arturo Juambeltz (bajo) y Fernando Ceriani (batería), acoplaron con sonidos bárbaros.

"Korazón y Kancha": dos fuerzas que van de la mano en Cambiá la Biblia. Con casi cuatro años de vida y a pocos meses de editar su primer disco oficial, la banda tiene una identidad firme, producto de cada una de sus partes. La música pega y las letras hablan sin falacias ni rodeos. Ellos saben lo que quieren y no hay duda de que pueden conseguirlo.

Viviana Scirgalea 

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
"Lo que a mí me interesa es la esencia de la banda, que son los temas. Eso no es pensado, es intuitivo, es lo que tiene que ver con la esencia de lo que queremos hacer. Lo demás pude ser muy profesional desde el principio, porque teníamos claro que de otra forma iba a costar veinte años hacerlo. Si nosotros no éramos profesionales desde el comienzo, con una producción cuidada, con una cantidad de marketing o lo que sea, teníamos muy claro que esto podía llevar años".
Álvaro Evia (Dangerous Garden), 4/11/2004
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”