SieteNotas

Los Tontos, Cuando volver es cosa de Tontos

16/04/2000

Los Tontos fue una de las bandas más populares que tuvo el rock uruguayo tras la salida de la dictadura a mediados de los ochenta. Ese trío, integrado por Renzo Teflón, Calvin Rodríguez y Trevor Podargo, compuso algunas canciones que son número puesto en la banda sonora de aquellos años. Como pasó con muchas bandas de la época, dejaron de tocar antes de llegar a los noventa. Hoy por hoy, doce años después, Renzo Teflón resucita a Los Tontos (sin Calvin ni Trevor) con nuevas versiones de aquellos temas. Conversamos con el propio Renzo un día antes del concierto "Los Tontos, descafeinados" que realizaron el 7 de abril en la Sala Zitarrosa.

¿En qué año tocaron con Los Tontos la última vez antes de esta vuelta?

La última vez que yo toqué con Los Tontos creo que fue abril o mayo del ´88, fue en Tacuarembó, esa fue la última actuación que tuve con Los Tontos.

¿Pero después Los Tontos siguieron?

Después siguieron sin mí un tiempo, que creo que hicieron alguna actuación en Minas y creo que otra en Las Piedras... creo que nada más.

Y ahí se acabó...

Y ahí se terminó, sí, sí.

¿Vos que estuviste haciendo durante todo este tiempo?

Y bueno, yo hice diversas cosas. Después de Los Tontos saqué un disco solista, Je Je, eso fue en el ´88 o ´89. Después, en el ´91 estuve en un espectáculo de Trochón que se llamaba Los últimos días de Johnny Weissmuller, ahí estaba con Alberto Wolf, con Gabriela Posada, con Silvia Meyer, estaba también Javier Silvera, Pato Rovés, Juan Carlos Ferreira… Y bueno, no nos fue muy bien pero fue una experiencia muy linda, estuvimos como nueve meses ensayando el espectáculo y aprendés cosas, que de repente si tocás en un grupo no... porque tenía ciertas cosas teatrales, era una especie de comedia musical a la criolla ¿no?, con canciones de Carlos Muñoz, un argentino muy bueno.

Después de eso estuve laburando para una O.N.G., haciendo trabajos a nivel audiovisual sobre todo, producción radial, grabábamos programas de diez minutos, así que también me vino muy bien porque aprendés muchas cosas más. Y después, en el ´94 armamos un grupo con el (Carlos) Telechea, que es el guitarrista ahora, y Gerardo Bruno, que se llamaba Los Drinking Boys. Y tocamos dos veces, una vez en el ´94 y en el ´95. Después no daba para seguir… Y bueno, a finales del ´98 hablo con Telechea y le planteo la idea de armar el grupo de vuelta y de salir, y bueno, empezamos a ensayar.

El empezó por la de él en octubre o noviembre del ´98 y estuvo hasta abril solo, haciendo los arreglos. Después yo me vine en abril de Punta del Este, que tenía que trabajar allá, y ahí nos juntamos acá, con la máquina y toda la parafernalia y empezamos a trabajar en los arreglos de guitarras y ese tipo de cosas. Eso fue de abril hasta agosto, y en agosto se incorporó Guzmán Vila que es el baterista de Amables Donantes y ahí empezamos a ensayar en salas de ensayo; y el 22 de octubre nos presentamos por primera vez en Perdidos.

Después tuvimos una actuación privada más y otra actuación en Perdidos, presentando el CD (Los archivos secretos del Dr. Teflón), y... tá. Y ahora esto de la Zitarrosa.

¿Con la idea de quedarse? O sea, no es un "revival", tocamos y nos vamos...

No, claro, porque aparte no es el mismo grupo. Si bien las canciones son las mismas el tratamiento arreglístico es totalmente diferente, está más actualizado; digo, no estamos haciendo tipo los “Danger Four de Los Tontos, no nos apegamos a los viejos arreglos sino que Carlos Telechea hizo un montón de arreglos muy buenos, aparte es un guitarrista distinto de Calvin (Rodríguez), tiene otra forma de tocar, tiene otra cabeza. Guzmán también, yo también... mi punto de vista sobre la música ha cambiado a lo largo del tiempo...

Se pierde un poco la onda musical de los ´80 que tenían Los Tontos...

Sí, claro, pasa que estamos en otra época, pasaron muchas cosas que no podés vivir encerrado y decir: "ah, los ´80 fueron bárbaros". Sí, de repente fueron bárbaros, pero los ´90 también estuvieron muy buenos. No tanto acá, pero a nivel internacional en el rock hubo cosas muy interesantes en los ´90 ¿no? Empezando por Nirvana, hay pila de cosas muy buenas que surgieron en esa década, entonces digo, ya nada es lo mismo, ya no podés seguir con la cabecita de los ochenta haciendo música.

¿Por qué la vuelta de Los Tontos de esta manera?, no sé si me explico, de repente podías volver vos como el Renzo Teflón Trío o con un nombre nuevo de banda. ¿Por qué traer de nuevo el nombre "mítico"?

Y claro, no sólo porque estaba el nombre sino porque íbamos a hacer las canciones ¿no? Yo estuve un tiempo un poco alejado de las canciones esas y un día me las puse a escuchar, dije: "es una lástima no seguir haciendo esto", digo, que estas canciones queden ahí perdidas, y como material me parecía bueno y pensé que admitía una lectura distinta a nivel de arreglos y tá, porque Carlos justamente hizo eso, entonces como que los temas si bien están respetados en su esencia tienen un sonido mucho más actualizado, más de ahora, no es un revival de los ´80 ¿no?

¿Dónde están los otros integrantes de la formación original de Los Tontos?

Bueno, Calvin está en Buenos Aires y Trevor Podargo está en Canarias, en Tenerife. Se casó allá y tiene dos hijos; está bárbaro.

Está al tanto, obviamente...

Sí, sí. Le mandé todo el material nuevo, me llamó enseguida y se emocionó mucho, me dijo que le había gustado mucho. Para mí era importante tener la aprobación de él. Hasta el momento que le mandé las cosas todo era por teléfono o por carta, entonces no había escuchado nada ¿no? Sabía lo que yo le contaba pero no se lo imaginaba.

Me imagino que le encontrás una lectura actual a las canciones ¿no?, te lo digo pensando en que cambiaron muchas cosas en quince años...

Sí, cambiaron cosas, pero a nivel musical, en cuanto a la temática de las letras, yo creo que está muy vigente todo lo que decíamos en aquella época: creo que se adapta perfectamente a la realidad actual. La realidad no ha cambiado demasiado, o sea, tocamos temas que siguen siendo jodidos ¿no? Accidentes de tránsito, yo que sé, los tipos que van al seguro de paro con "Sr. Juez", todo eso sigue igual, no ha cambiado, está empeorando digo...

Tal vez se perdió el entorno ¿no?, aquel movimiento...

Lo que pasa es que en los ´80 se salía de una dictadura muy fea, una dictadura muy sucia, de mierda y bueno... había cierto aire de inocencia también en la gente. Había un espíritu más... después cuando vino la democracia la gente se dio cuenta que no era tan maravillosa como decían que era. Entonces yo creo que ahora hay un cierto descreimiento en cuanto al sistema político y a los políticos en sí ¿no? En aquella época no. En aquella época la gente había idealizado un poco la cosa de la democracia, y bueno... pero de última ahora podés salir tranquilo, podés cantar lo que quieras, digo, hasta cierto punto, porque a El Cuarteto (de Nos) le hicieron cualquier cosa con el tema de Artigas (El día que Artigas se emborrachó). Está ese componente ahí represivo todavía, el aparato ese represivo está todavía intocado. Pero era un momento especialísimo, y aparte toda esa movida de grupos que hubo era una cosa totalmente espontánea, no fue nada digitado ni manejado por nadie...

De hecho duró unos pocos años...

Sí, sí. Habrá durado tres, cuatro años y tá, duró lo que tenía que durar. Y bueno, lo bueno era que era eso, era una cosa espontánea, la gente salía, armaba su grupo y salía a tocar, y bueno, tenía suerte o no tenía suerte y listo. Ahora también hay una cosa muy parecida, hay muchos grupos que están saliendo por todos lados. Pero no sé, no hay grupos con la penetración que tenían en aquella época Zero, o Traidores, o Estómagos, o nosotros, o Alvacast, o Cross. Creo que hay un montón de grupos pero como que no pasa demasiado con ninguno.

¿Cómo ves las cosas ahora que estás tocando también para otra generación? Porque me imagino que no te quedás sólo en los tipos que vivieron aquello...

No, no. En el primer Perdidos abundaba la gente joven, de veinte años, veintipocos años, que obviamente cuando nosotros tocábamos eran unos niños ¿no? Había gente más grande también, pero creo que la mayoría era gente muy joven… y se sabían las canciones: a mí me encantó, fue muy lindo.

¿Cómo están manejando la producción de la banda?

La manejamos nosotros con los medios que disponemos, o sea, el e-mail, el teléfono y bueno... es repartir comunicados y listo, nos manejamos a un nivel independiente digamos.

¿Y la producción musical?, me imagino que están haciendo cosas nuevas.

Sí, sí, ahora estamos un poco paralizados por el tema de la Sala Zitarrosa y el espectáculo: estamos desde enero ensayando este espectáculo. Pero sí, realmente yo acá, con las herramientas que dispongo, siempre estoy tratando de armar algo ¿no? Pero tá, en algún momento calculo que vamos a grabar, pero todavía es muy prematuro. Tenemos esto en la Zitarrosa... damos un paso por vez. Lo importante ahora es la Zitarrosa, después no sé, pintará algo o no, no sabemos. En algún momento vamos a tener que parar y pensar en grabar un CD o algo así, pero yo lo quiero hacer con tiempo, no lo quiero hacer a las apuradas.

De las cosas nuevas que van a manejar en materia musical en el espectáculo de la Sala Zitarrosa, que de hecho son unas cuantas, ¿qué puede quedar a futuro como elemento integrado a la banda?

Sí, mirá, lo de la Sala Zitarrosa, lo buenísimo de todo es que primero se armó un equipo. El equipo humano es bárbaro, o sea los músicos, Wilson Negreira, Orlando Fernández y Fabián Pietrafesa se pusieron la camiseta; la verdad que es un placer, y la verdad es que no quisiera dejar de tocar con ellos pero la realidad es cruel. O sea, si vos tenés que tocar en algún lado es complicado hacer un show con seis músicos, porque se te encarece todo, precisás más monitores, más micrófonos, más mezclas de monitoreo y entonces es muy difícil moverte así. En cambio, con el formato de trío que tenemos es más fácil. O sea, somos tres, no hay tanta complicación, no se precisa tanto equipo y aparte nos gusta también esa veta del trío: es lo que más nos gusta.

Para el caso de la Zitarrosa armamos esto porque dijimos: "tá, vamos a hacer un concierto, no vamos a hacer un toque como hacemos siempre". Y no sé, yo pienso en el futuro si se podrá hacer algo con ellos, pero eso va en la medida que hay un problema económico de por medio. Yo no puedo tener a la gente trabajando gratis ¿viste? Ese es el tema. Obviamente quizás algo con ellos vamos a hacer; digo, con esto nos quedamos todos muy contentos de cómo está saliendo. Y sí, se van a incorporar elementos... justamente el tema tampoco es atarnos a un esquema, o sea, que Los Tontos tienen que hacer determinada cosa. Justamente este espectáculo es un poco la demostración de que podemos hacer otras cosas y no atarnos a un esquema de rock que tiene que ser "así", que las letras tienen que ser "así", sino zafar un poco del molde ¿no?, de aquel molde que teníamos en aquella época, porque de última Los Tontos también teníamos una carga de presión muy grande, porque teníamos éxito, vendíamos discos, entonces como que se apelaba a una fórmula ¿no?

Ahora la idea justamente es no apelar a una fórmula, o sea, que la fórmula sea: "bueno, armamos lo que tenemos ganas de hacer, lo que nos gusta hacer", y si nos va bien, bien, y si no, bueno, por lo menos la pasamos bien tocando y estamos haciendo lo que queremos.

Juan Castel

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2002 ... Vera Sienra y Dino se presentaban en Sala Zitarrosa, enmarcados en el ciclo "Homenaje a mi ciudad"

Más efemérides de 2002
"...hay muchos grupos que están saliendo por todos lados. Pero no sé, no hay grupos con la penetración que tenían en aquella época Zero, o Traidores, o Estómagos, o nosotros, o Alvacast, o Cross. Creo que hay un montón de grupos pero como que no pasa demasiado con ninguno".
Renzo Teflón (Los Tontos), 16/04/2000
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”