SieteNotas

Leo Maslíah en Espacio G

06/06/2002

ningún zanguango


Viernes. 01.30hs.


A tres jueves de su inicio, el ciclo Cara a Cara con Leo Maslíah, en el Espacio G de Guambia (ex Guambiódromo), concluye. Las mesas completas, y aún con restos de picadas o bebidas, despiden la actuación de un -por llamarlo de alguna manera-, “genio” artístico... Pero, ¿cómo podríamos definir genio?

Genio: Grande ingenio, facultad creadora. // fig. Persona dotada de esta facultad. // Carácter, firmeza, energía. // En las artes, ángeles o figuras alegóricas. // Deidad pagana, engendradora de los elementos y fuerzas naturales.

Definición pero no acotación. Leo Maslíah tiene un gran ingenio para crear cosas, pero apoyado fundamentalmente por un trabajo desmedido y una búsqueda excesiva en la perfección de la rima y de la sonoridad y arbitrariedad de la palabra; así también como en la música, ejecutada con un virtuosismo absoluto, que acompaña los textos y constituyen un todo. La creación de Maslíah es terminante, avasallante, dominante, exigente... Es un estilo en sí mismo.

Construye historias que nacen en una realidad cotidiana, común a todos, pero que se salen del libreto establecido, logrando un efecto ficticio-increíble, adosado por un humor trági-cómico-absurdo característico en su obra.

Como se anuncia, la propuesta del Cara a Cara, permite que un periodista reconocido del medio –y previo al espectáculo-, profundice con el músico realizándole una entrevista. En esta oportunidad, la responsabilidad quedó en la voz y en la inteligencia de Atilio Duncan Pérez Da Cunha, más conocido por todos como Macunaíma.

Ante el hecho, Maslíah ni se inmutó. Permaneció con su mirada neutra y respondió siempre en el mismo tono. Inmune, Macunaíma abandonó el centro del escenario luego de haber preguntado sobre sus primeras canciones, sobre sus influencias musicales, sobre lo fantástico, sobre la locura y el hombre, sobre fútbol... y luego de haber disfrutado las respuestas impensadas de un hombre impredecible que descoloca al más entendido.

Prácticamente al final del show, el público también tuvo su oportunidad de preguntar, ocupando el rol protagónico de periodista.

Por más de dos horas, y acompañado ajustada y excelentemente por Nicolás Mora (guitarra y bandoneón), Leo Maslíah compartió en canciones y monólogos sólo una pequeña parte de una carrera extensísima, que hizo delirar a un público afín con la propuesta, conocedor de su trabajo, que escuchó con extrema atención y con el respeto que todo genio merece.

Carlos Bassi

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2015 ... Laura y Los Branigan presentaba oficialmente "La Misión" en Centro Cultural de España

Más efemérides de 2015
"Jamás me considero un buen músico, ni un buen cantante, ni buen compositor; sí me considero un buen laburante".
Pablo Traberzo, 16/11/2000
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”