SieteNotas

Riki Musso presenta ¡Formidable!

14/07/2014

Riki Musso presenta ¡Formidable!

CREACIÓN ESPONTÁNEA

 

Con el cuerpo aún caliente, él ya piensa en dar el siguiente paso. Riki Musso no para y sigue creando universos únicos y paralelos.

 

Vía correo electrónico respondió una serie de preguntas acerca de ¡Formidable!, su tercer disco en solitario repleto de músicas, historias, voces y de libre descarga en su web. Como siempre, sus respuestas no defraudan.  

 

¿Qué buscabas expresar con la portada del disco?

 

Oh, nada. Es sólo una foto de mi cara un poquito mejorada. De hecho tampoco busco expresar nada con la música que hago.

 

¿El rompecabezas lo tenías armado en tu mente o lo fuiste resolviendo en el estudio?

 

En realidad nunca tuve nada en mi mente de antemano. Solamente me puse a grabar. Es decir, fui creando el rompecabezas a medida que lo armaba. Eso se llama "hacer dos cosas a la vez".

 

¿Son composiciones recientes?

 

Sí. De hecho no son composiciones. Como decía antes, fui componiendo mientras grababa. En 3 o 4 meses armé todo el ¡Formidable! (no le puedo llamar disco porque no lo es). Yo creo que eso de ponerse a escribir una letra... con la guitarra... ya no existe; es un método de los antiguos "cantautores" que siempre envidié pero que nunca fui capaz de emular. No recuerdo haber compuesto nunca una canción con ese método. Yo arranco a grabar (antes en un porta-estudio de casete, ahora en cualquier pc atorranta) y voy viendo. Si me emociona algo queda, si me aburre se va.

 

¿Cuántas horas has dedicado a la grabación?

 

Unas 500 calculo yo, porque los últimos 4 meses estuve a full, unas 10 horas diarias casi todos los días.

 

Arrancaba en el estudio a las 8 de la mañana, a las 6 de la tarde me llevaba la torre para casa y allá seguía en un rinconcito de la cocina mientras mi mujer cocinaba y mis hijas estudiaban, saliendo para hacer mandados y para sacar la perra al parque. De todos modos, salía con un grabadorcito por si se me ocurría algo para tal o cual cosa (generalmente ocurría).

 

¿Cómo se da la yunta con Leonardo Baroncini?

 

Con Leo siempre mantuvimos el contacto desde que se fue del Cuarteto de Nos a los Estómagos primero y luego a Los Tontos. Después él se fue a España, vivió años ahí, después en Inglaterra y ahora en Estados Unidos.

 

Siempre congeniamos muy bien musicalmente y en su última visita al Uruguay le mostré lo que estaba haciendo, le gustó y se prendió. Me fue mandando las baterías desde allá por WeTransfer, grabadas en su casa.

 

A excepción de las baterías, el resto de instrumentos y voces son tuyos. ¿Querías tener un total control del trabajo o simplemente no tenías recursos para involucrar a otros músicos?

 

Es que la composición es para mí lo que tocan todos los instrumentos. Incluso la línea de batería está escrita. Por otro lado, no tengo banda, así que sería muy complicado conocer gente nueva para componer juntos.

 

Con el único que podría haber hecho eso es con Leo, pero dado su lejanía fue imposible y cayó sobre el proyecto ya casi resuelto. Pero eso sí, me hubiera gustado y facilitado componer con él. De hecho, las cosas que se le fueron ocurriendo "para probar", que fueron muchas, quedaron todas.

 

¿Cómo llevás esta nueva experiencia de hacer terapia musical en solitario?

 

Para mí esto no es nuevo. Ya en el ´95, por ahí, edité Farmacia (grabación anterior a la navidad en las trincheras del cuarteto) y lo presenté en el teatro Circular. Después Servo, que hice un CCE, un par de Guambias y una Trastienda… Y no es para nada una terapia, al contrario, hacer música me complica más el cerebro.

 

Hablando de las canciones, ¿de dónde sale Sánchez, gurú del overlock? ¿Tenés algún vínculo con el mundo de los “cinco hilos”?

 

Sí. Cuando buscaba trabajo en el diario de Técnico en Electrónica o algo similar, sólo encontraba avisos de "Se necesitan overlockistas", así que pensé en estudiar eso, para conseguir trabajo, pero no tenía idea de lo que era. Cuando mi padre me explicó que era coser a máquina, igual me siguió pareciendo fascinante.

 

En Cabras en el ascensor y Chiche bombón los protagonistas son animales con cierto aire delictivo. ¿Te resulta amenazador el mundo animal?

 

No. Porque es un problema entre ellos. Son ambos bandos fundamentalistas de algo que no se sabe bien de qué. Las cabras van a ver a su gurú y las vacas se lo impiden. No importa, siempre va a pasar algo de eso en el mundo: SERVO.

 

¿Incluso más que salir con una mujer que use perfume de sandía?

 

El perfume de sandía se usaba mucho en los ´80 y realmente apestaba. En realidad, para mí, todos los perfumes apestan. Mi esposa me dijo que no era realmente de sandía y que además era de marca y caro (aclaro que ella jamás lo usó). Pero es muy cómico como las mujeres ven un afiche o un video y dicen: "quiero ese perfume" y solamente vieron la foto de una botella de vidrio con una modelo al lado o una mini-súper-producción cinematográfica de gente sofisticada que dice usar ese perfume. Pero no se sabe a qué huele, ni las fotos ni la tele tiene su olor (tienen otros olores: a papel y a baquelita caliente respectivamente). Así que pagan 300 o 500 dólares (un sueldo) por algo que no saben lo que es.

 

¿Te hace gracia meterte en la piel de tipos como los protagonistas de Criminal o La estrella del baile?

 

No. Yo no me meto. Sólo me imagino qué le pasará por la mente a ese tipo de la discoteca que insiste en ser el rey de la noche y que es una situación re-triste.

 

En Criminal, no sé si hay un personaje o son varios. Son frases sueltas que entran por la cantidad de sílabas y ta. No dice nada de interés. Son frases que alguien dice para que suene profundo y el que la oye piensa "qué pelotudo, a mí qué mierda me importan tus problemas".

 

¿Tanto pesan en nuestra vida los asuetos y feriados?

 

Los trámites. Somos presos de los trámites. Hay que pedir licencia para hacer trámites para poder trabajar en el empleo que te da esa licencia para hacer el trámite.

 

El disco es muy rockero. ¿Es lo que las canciones te pedían?

 

Ni idea. No creo que sea rockero. Criminal es un vals, o al menos ¾. Cabras es 3/4, 4/4, después 5/4, 4/4, 3/4 y es más bien una balada (y no por las cabras que balan). Después hay un samba, Nuestro aporte y la sandía son pop, La antorcha humana es una chamarrita, La Casa del Sudaca es como pop-ska y el Chiche bombón es una milonga aunque no se haga el arpegio característico.

 

Por último, ¿cómo van las descargas y la donación?

 

Voy unas 3.152 bajadas a la hora de responder esto (más que disco de oro). Digamos que soy ZIP de oro, aunque como es gratis no vale.

 

Las donaciones vienen muy bien. No me puedo quejar de nada. La semana que viene empiezo otro disco.

 

+ Te invitamos a escuchar Cabras en el ascensor

+ Podés descargar ¡Formidable! y hacer tu donación en www.rikimusso.com  

 

 

Carlos Bassi

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 1971 ... Por primera vez en la historia un grupo de rock and roll tocaba en el Teatro Solís. Hablamos de Opus Alfa

Más efemérides de 1971
"...cuando te das cuenta que viene mucha gente, porque hay mucha gente necesitada de apoyo y hasta de afecto, te empezás a enloquecer y te empezás a preguntar qué estás haciendo realmente, porque empezaste a apoyar a algunos amigos y termina apareciendo medio Uruguay".
Ángel Atienza (Director de Perro Andaluz), 16/08/2000
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”