SieteNotas

El Fuerte Punto Baz, aazz //... una salida para la mente

6/12/2001

Es lo que nos propone El Fuerte Punto Baz. Un grupo que desde sus inicios ha mezclado en un raro cocktail: arte, ciencia y música con el fin de encontrar una receta para la mente. "Terapia del solidario fanático" es el nombre de su segundo CD. Un disco al que no le falta nada. Once temas a puro funk y rock ´n’ roll, un justo homenaje a George Harrison y algunas hipnóticas armonías mantras, hacen de éste un trabajo distinto.

Desde que grabaron "Atravesando cines" en 1998, han recorrido los generosos caminos del sonido en busca de una descarga para la mente. Hoy, luego de encontrar un tratamiento eficaz para los fanáticos, la banda compuesta por Agustín Ruete (voz y guitarra), Tor Saba (guitarra y cacerola), Pancho Perrier (bajo y voces), Floro Piñeyrúa (teclado y voz) y Diego Ponce de León (batería y percusión), está lista para revelarnos algo de su nuevo material. Si aún no lo has probado, es hora de que lo hagas...

- Esta historia dio comienzo en el año ‘98 ¿no?

Agustín:
Sí, más o menos por ahí. Nosotros en realidad nos conocimos cuando teníamos trece años. Creo que esa fue la primera vez que tocamos juntos, en realidad no lo recuerdo bien. Diego y yo nos conocíamos porque nuestros hermanos eran amigos. Después el tecladista y el bajista eran compañeros de liceo, y como el guitarrista era el amigo que teníamos en común hizo de nexo. Así nos unimos. Desde ese entonces el grupo ha ido variando: entraron unos y salieron otros, pero la base es la que está actualmente. Recién en el ‘98 nos juntamos con el nombre de El Fuerte Punto Baz. Entonces decidimos dejar de tocar covers y sacar un disco con nuestros propios temas. Así salió "Atravesando cines", CD que fue editado en forma independiente en el estudio de Washington Carrasco. Fueron 400 o 500 ejemplares los que se hicieron. Esa edición se agotó en el año 1999. Después de ese momento nunca más hicimos otro, hasta que en el 2001 decidimos grabar nuevamente.

- ¿Por qué El Fuerte Punto Baz?

- Diego:
Bueno, esa es la gran pregunta. Pregunta que no tiene explicación... son esas cosas que hacés cuando recién estás armando una banda. Buscás nombres, tirás muchas puntas y bueno, así apareció el de El Fuerte. Nos gustó a todos y quedó.

- Agustín: Después vino el Punto Baz. Nos llamábamos El fuerte, y como íbamos a hacer un cambio en nuestra música y no queríamos que nos asociaran con lo que hacíamos anteriormente, decidimos cambiar -pero no tanto-, entonces buscamos algo intermedio y quedó El Fuerte Punto Baz.

- Así surge "Atravesando cines", una especie de híbrido, una mezcla de rock and roll y funky con toques de jazz. ¿Qué cosas destacarían de ese primer trabajo?

- Agustín:
Así es, ese fue nuestro primer CD, esos fueron nuestros comienzos, ahí apostamos fuertemente a esa mezcla de rock y funky. Básicamente rock-funky, fusiones así netas, pero también tenía algo de pop y un poco de jazz, pero poquito ahí. De ese disco te podría mencionar dos o tres temas como "Guiando distinto", "Locos y arte" o el mismo "Punto Baz". Creo que en ellos se resume un poco la idea que teníamos en aquel momento. Con ese CD hicimos un quiebre. Antes de editarlo nosotros hacíamos covers, pero ya no queríamos tocar más covers. Eso había estado bien por un tiempo, pero ahora queríamos pasar a otra etapa. Queríamos tocar nuestra música; intentamos hacer algo más personal. Ahora eso en este disco se nota mucho más.

- Con ese disco en el verano de 2000 recorren varias ciudades del Interior en lo que fue la gira Lynx. ¿Cuéntennos cómo fue esa experiencia?

- Agustín:
En el verano del 2000 nos llamó Claudio Picerno y Daniel Urgal (con el apoyo de Lynx) para recorrer la costa uruguaya y el Interior del país. Estuvimos en Canelones, Maldonado, Rocha y después fuimos por Salto, Tacuarembo, Paysandú, Durazno, Florida y San José. Fueron tres meses de mucho trabajo: habían toques todos los días. La verdad es que fue una experiencia que nos abrió muchas puertas y nos permitió no sólo conocer muchos lugares del Interior, sino que también permitió que se nos conociera a nosotros.

- "Terapia del Solidario Fanático" marca un cambio en su estilo musical: 11 temas que son una totalidad, una unidad de principio a fin. Esa era la idea ¿no?

- Agustín:
Exacto. Este trabajo marcó un cambio en nuestra línea musical. Yo diría que se nota una tendencia decididamente hacia el rock n’ roll. Este es un disco, si los hay, "conceptual", en el sentido de que sigue una línea tanto en la parte musical como en las letras. El disco está pensado para que lo escuches de principio a fin, sin parar. Si lo hacés así, enseguida notás esa continuidad de la que te hablo. No hay canciones aisladas, todas tienen un punto en común. Creo que si lo escuchás entero te das cuenta que sigue una línea. Nosotros pretendemos hacer eso con nuestra música, no queremos encerrarnos en ningún estilo en particular. Por eso experimentamos con varios estilos a la vez y por eso incluimos en los temas algunas mezclas pre-programadas, algunos tambores de fondo y algunas melodías hindúes que potencian y completan nuestro trabajo, dándole un sentido a nuestra música. Temas como: "Introterapia", "Sepia" o "Inconsciente India", son un ejemplo de esto que te digo.

- Diego: La música te va llevando. Cada tema te lleva a escuchar el siguiente, y así sin darte cuenta escuchás todo el disco.

- Agustín: Si vos escuchás los temas aislados capaz que no te pasa eso, pero si vos en cambio escuchás el disco entero, te das cuenta que tiene una línea, que persigue esa línea de la que estamos hablando... Pero volviendo a la pregunta: este trabajo también tiene algo de funky y rock and roll, por ejemplo el track 10 "Grito de un ángel decente". Pero no se agota sólo en eso. Quisimos cambiar, no seguir por la misma línea. Preferimos experimentar con otras cosas, por eso el CD tiene algo de candombe.

- ¿Cómo se llega a Idearte, el sello que distribuye el CD?

- Agustín:
Idearte... bueno, mirá, el CD fue grabado en el estudio Octopus entre junio y setiembre de 2001 con la ayuda de Daniel Báez, Diego Berdier y Johhny Roldán, a los que les tenemos que agradecer por toda la paciencia que tuvieron con nosotros y por todos los aportes que hicieron. Después que lo terminamos una de las cosas que hicimos fue llevar el demo a diferentes lugares. Así llegamos a Idearte -de hecho fue la propuesta que más nos interesó a nosotros como banda en todo sentido-, y bueno, ahí decidimos que ellos se encargarían tanto de la edición como de la distribución.

- Diego: Eso fue un poco porque una de las cosas que nos había pasado con el primer disco fue que, si bien al igual que este lo habíamos producido nosotros, no habíamos tenido la fuerza para poder distribuirlo en todo el país. Eso en verdad hubiera estado bueno, porque en el Interior nos conocían, porque en parte lo habíamos recorrido con Lynx. Pero ahora con Idearte creemos que eso se puede arreglar. Ahora sí se va a distribuir.

- Volviendo al disco, ¿dónde se oculta la terapia?

- Diego:
Bueno, eso de la terapia es una ironía.

- Agustín: En realidad no existe una terapia musical, digo, la terapia es muy... O sea, la música es muy subjetiva. A vos te puede llegar un estilo de música y que esa sea tu terapia en definitiva, y a otro le puede llegar otra... No hay respuestas claras para eso, sólo suposiciones.

- Emiliano: Es importante que leas el librillo que acompaña el CD. Ahí, en la primer página, está resumida toda la idea de nuestro trabajo. Ahí, ya desde el comienzo, empieza la terapia que nosotros proponemos; esa es la clave.

- Por eso desde el comienzo nos proponen una "Introterapia", una mezcla de ritmos mantras, budistas y tibetanos.

- Agustín:
Justamente. El disco tiene mucha influencia de la música de esos lugares. Nosotros decidimos explotar la riqueza y la diversidad que tienen esos ritmos, adaptándolos a lo que queríamos. Por eso incluimos varios instrumentos indios; instrumentos que no es común escucharlos en un CD de rock and roll, como por ejemplo el sitar, los cimbales, el mandolín o las tablas. Ya desde la introducción vos hayás resumido, en unos acordes, lo que más adelante se trabaja en el resto del disco. Está todo ahí desde el comienzo, pero resumido. Todos esos pasajes hindúes luego se repiten en algunos de los temas. Siguiendo este camino es que decidimos incluir una serie variada de instrumentos externos a lo que es la integración original de la banda, como cuerdas de brasas, violines y tambores, además de algunas secuencias pre-programadas. En otras palabras, la idea es esa: que desde el comienzo vayas encontrando pequeñas pistas de lo que va a ser el disco entero.

- Esa idea de unidad, de un todo, se nota también en el hecho de que los temas no tienen un final definido, sino que cada track se continúa, se completa en el siguiente.

- Agustín:
Eso es parte de lo que te decía hoy, de esa idea de lo "conceptual". Y ojo, digo conceptual entre comillas no... no sé si no es un mal uso de la palabra conceptual. Conceptual porque tiene un concepto; y puede ser mínimo sí... pero lo importante es que lo tiene. No pasa por un tema sólo, pasa con todo el conjunto.

- Emiliano: La idea es que tiene un contenido, hay un mensaje para descubrir. El disco es un todo desde la presentación, por algo hay una sorpresa mismo en la caja, y por algo esa sorpresa está descargada.

- Diego: Esa sorpresa hace alusión a una parte de un tema: el tema de la bala, por llamarlo de algún modo. La letra dice: hay una bala azul, descargada. Descargada y suelta. En el tema notás el disparo. La bala del CD es la bala del disparo.

- ¿Por qué incluir un tema de Lennon y McCartney?

- Agustín:
¿Lennon y McCartney? Porque antes que nada nosotros somos todos fanáticos de The Beatles. Nos encantan los Beatles entre tantos otros grupos, pero si hay un grupo que nos identifica a todos, esos son los Beatles. Por eso decidimos hacer un pequeño homenaje. Hoy creo que fue una elección acertada, más que nada porque desgraciadamente sirve para homenajear a Harrison, que lamentablemente acaba de fallecer. Dentro de nuestras influencias o gustos musicales también te podría mencionar por ejemplo a The Police o Led Zeppelin, pero a la hora de hacer un cover... digo, es difícil elegir un cover, y para hacerlo tenés que hacerlo bien, por eso elegimos una cosa así, algo bien clásico, por eso "Dig a pony" de The Beatles.

- Conformes con el disco entonces.

- Agustín:
Sí. Lo único que nos resta decir es que se animen a escucharlo y después de eso comprenderán cuál es su terapia. Ustedes tienen el sentido... Sean solidarios.

Leticia Fraga

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
"La Tin Banda evidentemente no es una banda dirigida a las masas, porque si bien conocemos y hemos trabajado con gente que tiene todos los dientes y que rima `cariño con niño; amor con dolor; te quiero con te amo´, y todo eso, evidentemente nuestra música no es para ellos...".
Pablo "Pelao" Meneses, 15/5/2001
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”