SieteNotas

Jorge Drexler en Playa Ramírez

15/12/2002

jLa Ramírez al compás del candombe digital.
El músico cerró con este concierto un año en el que creció en reconocimiento y popularidad


"Si no saco estas fotos, en España no me van a creer", decía Jorge Drexler con cámara en mano cuando ya estaba finalizando su concierto en la Playa Ramírez en la preciosa tarde del domingo. Visiblemente emocionado, el cantante y compositor daba muestras de agradecimiento una y otra vez: "Nunca me había pasado esto".

No era para menos; desde el escenario, Drexler observaba cómo aproximadamente 10.000 personas disfrutaban de su presentación, un concierto gratuito a beneficio de www.puentealsur.org.uy, un sitio web que funciona como foro de unión para los miles de uruguayos que se encuentran dispersos por el mundo.

Acompañado por su habitual banda —donde militan, entre otros, Gonzalo Gutiérrez, Edú Lombardo y Luciano Supervielle— más los servicios de Martín Ibarburu en la batería, Drexler comenzó con una hora de atraso por culpa de un desperfecto técnico. "Miren que yo tengo más ganas de empezar que ustedes", decía mientras caminaba por el escenario con gesto de desconcierto y ansiedad. Pero el público estaba en su mejor y más paciente humor, la consecuencia natural de una tarde montevideana en la rambla que se pareció a un pequeño y muy grato alivio luego de un año con tantas malas noticias.

Aproximadamente a las siete, Drexler dio inicio a un concierto que mostró su mejor faceta: la de un cantautor afianzado por el reconocimiento y la popularidad cosechada a partir de sus dos últimos discos: Frontera y Sea. En ambos, las seductoras melodías de Drexler encontraron dos privilegiados interlocutores: Juan Campodónico y Carlos Casacuberta, los productores artísticos, quienes participaron del concierto en calidad de invitados especiales, junto a varios otros como Mariana Ingold y Fernando Cabrera.

Apoyado principalmente en el repertorio de esos álbumes, Drexler fue acompañando la caída del sol en la Playa Ramírez junto a su banda, donde volvió a destacarse la participación de Luciano Supervielle, disparando bases preprogramadas y "scratches" y la solvencia de Martín Ibarburu en la batería, incorporado a la banda en último momento en lugar de José San Martín.

A pesar de los obstáculos técnicos iniciales y de que los conciertos al aire libre siempre plantean dificultades en cuanto al sonido, Drexler y su equipo consiguieron un más que aceptable desempeño, en parte porque el viento —que había azotado a la Fiesta Final— también pareció ponerse de acuerdo para no arruinar el espectáculo. Si bien la audiencia disfrutó sentada de toda la primera parte, los "hits" ubicados hacia el final del concierto (Frontera, Sea, Memorias del cuero y algunos más) sirvieron de perfecto pretexto para pararse, menear un poco el cuerpo al ritmo del candombe digital de Drexler y retirarse de la Ramírez con un poco de arena y muy buen humor.

Fabián Muro (Diario El País, Montevideo, 17 de Diciembre 2002)

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2007 ... Miss Wichita presentaba su disco debut "Fuera de tiempo y lugar" en La Otra Ronda

Más efemérides de 2007
"...estamos en Subrayado de cortina, De Igual a Igual, Muy Buenos Días... todos utilizan como cortina a Yeca Tatú, pero muy poca gente se entera de qué es Yeca Tatú".
Daniel Carini (Yeca Tatú), 24/03/2002
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”