SieteNotas

Chau Peralta, el principio de una despedida

30/10/2003

El apartamento es pequeño, pero cómodo. En la pared que tengo en frente hay un vidrio colgado con una foto en blanco y negro que muestra a un barbado John Lennon mirando levemente hacia abajo. A mi derecha hay una enorme foto de Bob Marley con sus rastas agitándose al aire que abarca casi toda la pared. Sobre una mesita hay un reloj con la figura de Eduardo Mateo en su interior y un grabador "huevito" en donde suenan Los Wailers.

Me pregunto si estos 3 artistas influyen en la música de Chau Peralta! Y me pregunto esto porque estoy en el apartamento de Sebastián y a su lado está Pablo (ambos integrantes de la banda) quiénes me intentan develar ésta incógnita y algunas otras.

¿Horacio Peralta todavía no les vino a recriminar o a reclamar nada?

Sebastián: Todavía no.
Pablo: No hemos escuchado nada al respecto.

¿Y los hinchas de Peñarol que hay en el grupo?

Pablo: Contentos.
Sebastián: Más o menos, porque Peralta no sé hasta dónde le hace bien a Nacional. Yo prefiero que se quede en Nacional: con una moña por partido no arregla nada.

Obviamente no le pusieron Chau Peralta! al grupo por el jugador de fútbol, ¿o sí?

Sebastián: No. Aparte el fútbol medio que a casi todos nos resbala. Por qué salió el nombre... yo qué sé. La posta es que cada vez inventamos una historia distinta y hoy no inventamos nada para responder esa pregunta.

Los agarré desprevenidos.

Sebastián: Ahí va... El nombre es un poco por un pueblo...
Pablo: Porque hay un pueblo en Tacuarembó que se llama Peralta.
Sebastián: Que es un pueblo muy chico, que vos apenas llegás, ya te pasaste. Después el nombre es por Peralta, un amigo, que se fue a Nepal en busca de "paz mental", y bueno... ta.

¿Cuánto hace que están con la banda?

Sebastián: Hace un año y poco.

¿Y hubo algún cambio o son los mismos integrantes desde que se formaron?

Sebastián: Mirá, en realidad la banda se formó con Pablo, con Bruno –que en este momento está en el sur de Argentina y Chile-, y yo que fuimos los que arrancamos. Nosotros veníamos de una banda anterior...

¿De cuál?

Sebastián: Una banda que se llamaba Anacahuita: que estuvo muy poco tiempo, tocamos pocas veces.
Pablo: 2 veces.
Sebastián: Después disolvimos eso y quedamos los tres más el batero de Anacahuita. El batero se fue, vino Alejandro, se sumó Pedro que es el cantante... La primera vez que tocamos lo hicimos sin vientos y sin teclados. Después de ese toque que fue en la Facultad de Psicología, Bernardo nos vio y el loco vino y le planteó a Bruno: "yo quiero tocar con ustedes" (risas). Faltó a los primeros 4 ensayos de la banda, yo no lo conocía al tipo y ya no lo quería ver más: nunca lo vi ni lo quería ver tampoco (risas). Total al final se sumó el tipo y tiró onda y ta. Después el último en sumarse fue Lesly que lo hizo para un toque que tuvimos en el Teatro del Notariado, en el ciclo de "Bandas Orientales", alrededor de febrero. En principio venía como músico invitado, era un poco un lujo que nos íbamos a dar y después fue un dolor de cabeza porque se quedó. (Risas).

Ayer cuando estábamos coordinando la entrevista me decías que para juntarlos a todos para una nota es medio complicado, ¿para los ensayos es igual?

Sebastián: No, no. Nosotros ensayamos 2 veces por semana y por eso no hay ningún problema, pero si te traigo a los 7 para la entrevista son un divague.

¿Y cómo hacen en el momento de componer los temas?

Sebastián: Mirá, pasa de todo un poco. Generalmente uno trae el tema y la banda hace la jugada ¿no? Hemos probado juntarnos los 7, pero es muy difícil: somos muchos, son 7 criterios distintos, son 7 gustos musicales comunes en algunas cosas y distintos en otras, entonces ta... De repente se juntan 2 o 3 y lo van llevando, generalmente es lo que hacemos.

¿Con los conciertos cómo les está yendo?

Sebastián: Por ahora venimos tocando más o menos cada 15 días. Ahora teníamos un par de piques y como te dije antes, Bruno, el bajista, se fue para Argentina, así que hasta el 1 de noviembre o el 31... El 31 creo que hay un toque en Tacuarembó, así que si Bruno vuelve a tiempo...

¿Ya han salido a tocar al interior?

Sebastián: Sí, sí, bastante.

Es raro que una banda que tenga sólo un año de vida ya toque en el interior.
Pablo: En estos momentos estamos tocando más en el interior que en Montevideo. Se dio que conseguimos manager y la manager se preocupó en tocar en el interior. Por piques del INJU (Instituto Nacional de la Juventud) hemos ido a Durazno, a Maldonado...
Sebastián: A San José, Florida...
Pablo: Bueno, a San José y a Florida no fue por el INJU, fue por nosotros: la manager arregló unos toques en unos boliches. Si bien estaría bien tocar más acá, también se trata de abrir un poco más la cosa y no gastar a la gente de acá.
Sebastián: En Durazno por ejemplo fuimos en turismo, de última quedó el contacto, la banda a la gente le gustó y ahora nos llamaron ellos. Fuimos el fin de semana pasado y tocamos 2 veces en la misma noche. En el interior a mí me gusta más el trato con la gente, con los bolicheros... No sé si con la gente, pero con los bolicheros por lo menos el trato es bastante mejor.

En el tema de los negocios por ejemplo.

Sebastián: Exactamente: porque bien o mal vos necesitás una plata para moverte. Porque yo te tengo que dar un disco a vos y son discos que vamos repartiendo en todos lados, mismo para los boliches. Y los vas a dejar, no vas a decir: "escuchalo que me lo llevo". Grabar te sale plata y los sellos no vienen y te dan tanta plata para grabar un disco; eso no pasa más.

Aparte que están trabajando.

Sebastián: Si bueno, pero al principio es bravo salir y cobrar y todo eso. La plata la necesitamos para seguir laburando, de hecho hasta ahora no nos llevamos un mango para nuestra casa.

¿Cómo viene la mano con la grabación de un disco o un EP por lo menos?

Sebastián: Nosotros lo que estamos haciendo ahora es grabar una maqueta para hacer una grabación definitiva. Pero no te sabría decir cuándo sería la grabación. Primero queremos terminar la maqueta que, por lo general, las bandas de acá no tienen la posibilidad de hacerla. Nosotros no es que tengamos la posibilidad de hacerla, pero como que la vamos haciendo de a poco.

Pero los temas los tienen.

Sebastián: Sí, sí.

¿La maqueta la están haciendo en un estudio?

Sebastián: Sí, en GR: en lo de Gustavo Rubertoni.

¿La mezcla también la hacen ahí?

Sebastián: Hasta ahora mezclamos en el estudio. De ahora en más no sé que vamos a hacer, nos vamos a empezar a llevar las pistas y ver... Porque los estudios mienten ¿no? El monitoreo de los estudios, la falta de guita... Porque ahora eso lo podés hacer en tu casa: con el mismo programa mezclás en tu casa, lo grabás, lo probás en un "huevito" y ves como suena. Porque los monitores te mienten a todo trapo: escuchás el tema y decís: "buenísimo", te lo llevás a tu casa y lo escuchás y decís: "esto no es lo que estaba escuchando".

¿Musicalmente cuál es la influencia principal?

Pablo: La influencia de todos son Los Wailers, la general, después cada uno se va a sus gustos. Pero también, canción que esté buena sale, la haya hecho quién la haya hecho, sea del ritmo qué sea, sale. No tiene que ser sólo reggae. Si bien escuchamos eso y partimos de eso quizá para hacer todo, no nos censuramos.

La base es el reggae y de ahí puede disparar para otro lado.

Pablo: Han disparado para lados raros algunos temas, pero están bien. Tocamos lo que venga que esté bueno.

¿Y de acá que escuchan?

Sebastián: Escuché mucho a La Tabaré durante mi adolescencia y ahora también la escucho: "Sopita de Ganso" está buenísimo. Escucho mucho a Los Estómagos, Los Traidores... Las bandas que hay ahora también, hay de todo, hay una movida que está buenísima, que sólo se había dado del ‘85 al ‘90, y después se apagó y ahora se recuperó.

Hay millones de grupos.

Sebastián: Y hay millones de toques y hay millones de festivales y está bueno porque la gente puede ir y tener diversidad. Antes hacías un festival y tocaban siempre las mismas bandas, ahora no.

Nicolás Hidalgo

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2004 ... Se realizaba el festival "Rock en Ruedas" en el Velódromo Municipal

Más efemérides de 2004
"...(Jorge Lazaroff) me transmitió mucho eso de animarte a correr riesgos, animarte a hacer cosas, pero sobre todo a no temer hacer cosas. Obviamente, en todo este transcurso de la vida, creo que esa enseñanza es la que traté de seguir".
Gabriela Gómez, 5/8/2004
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”