SieteNotas

Larbanois-Carrero en Sala Zitarrosa

14/6/2002

25 años de Larbanois & Carrero

de Gardel a Bella Unión

21:20.
Sala llena. En escena, con las cuerdas bien templadas, está el dúo y sus guitarras. El corazón bordonea y El violín de Becho abre el camino de la celebración.

Nadie podría haberles dicho dos décadas atrás a estos músicos que compartirían el escenario con figuras como Chico Buarque, Pablo Milanés, Paco Ibáñez, León Gieco, El Sabalero, Daniel Viglietti, Mercedes Sosa o Zitarrosa; o que recorrerían el mundo llevando nuestra música popular a países tan remostos como EE.UU, Canadá, Cuba, Venezuela, Argentina, Paraguay, Brasil, llegando incluso hasta la misma ex Unión Soviética; ni que decir los pueblos y ciudades del interior y los barrios montevideanos que han escuchado en vivo a estos artistas.

Lo cierto es que el viernes 14 de junio, con una Sala Zitarrosa colmada, Mario Carrero y Eduardo Larbanois, celebraron 25 años de la existencia del grupo; 25 años de trabajar duramente en defensa de nuestra música popular; 25 años de escribir música o textos y hacerlos volar vueltos canciones para los pueblos del mundo.

Esa era su noche, y el dúo supo recorrer todos los géneros sin que el espectáculo decayera nunca, otorgándole una personalidad única y cada vez más en sintonía con el gusto popular. Al fin y al cabo, qué era el espectáculo, sino un recorrido por la música popular; un recorrido de Gardel a Bella Unión.

Así, en un set de dos horas, tocaron impecablemente casi treinta temas, repasando parte de lo mejor de su carrera, algunas estrofas de su último disco y varias coplas infaltables como El ñato garcía, de un cantor y su guitarra, Milagro, de las contradicciones, Cosas de poca importancia y Canción sin nombre.

Después pasaron por escena algunas palabras del querido Washington Benavides, seguidas de las recordadas Santamarta, Canción de los sueños perdidos y La comparsa silenciosa.

A mitad del show, los músicos se fueron, el escenario se oscureció y en escena quedó Larbanois. Era el momento del tango y Eduardo sólo con sus cuerdas ejecutó notablemente una versión cálida y emotiva de Volver, la que abrió el camino para luego continuar con Mano a mano, Enemigo público y Naranjo en flor.

Ya finalizando la fiesta, el dúo, sin perder protagonismo, se dio el lujo de invitar a Pepe Guerra a subir al escenario para así juntos, rendir tributo al entrañable Rubito Lena, entonando temas como La última curda, A Don José y Cuando empieza a amanecer.

Cometas sobre los muros cerró el festejo, pero el público al cabo de dos horas de show no quería irse y pedía: una más; era tal el disfrute del dúo y de su banda, que resultaba imposible no contagiarse. Larbanois & Carrero dijeron entonces: gracias, y comenzaron a entonar dos de sus canciones más queridas: Zumba que Zumba y Ocho Letras, mientras un público de pié, aplaudía sin parar.

Y es que eran 25 años signados por encuentros y desencuentros, abrazos y desabrazos. 25 años levantando la bandera de la identidad y la belleza, contándolo y cantándolo todo... conscientes de que la canción, quizá no pueda cambiar el mundo, pero siempre, siempre, podrá más que la espada.

El dúo disfrutó de su fiesta, y el público, su público, supo recompensarlos regalándoles un interminable aplauso y entonándoles una última canción: Cumpleaños feliz.

Leticia Fraga

Comentarios
22/5/2003 | Victoria Pollero Koleszar
Jamas habia escuchado al duo Larbanois-Carrero màs que en peñas y espectaculos publicos y gratuitos. En la sala Zitarrosa estuvieron alucinante !!!!. Las voces del silencio tendria que ser un espectaculo que se hiciera abierto para todo el mundo porque nos demuestra que todavia tenemos musicos e interpretes uruguayos que valen la pena, que no hablan de verduras y mayonesas. Hablan de lo que aun hoy sucede. Los sigo a todas partes y los seguirè siempre y no me importo haber pagado para ir a verlos. Vale la pena verlos en esa infraestructura.
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2000 ... Pirexia y Fun People se presentaban en Arteatro

Más efemérides de 2000
"No podés descuidar los detalles. Aunque sea todo una cagada, que el país sea una cagada, la gente va, pagó una entrada, merece ver un show".
Leandro Lagos (The Supersonicos), 9/10/2000
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”