SieteNotas

Pol Pot

El proyecto surge en abril de 2003 y es el resultado de una mixtura bochinchera de estilos y personalidades.

Desde Mocedades a Fantomas, dichas influencias cobran vida a partir de las primeras corcheas.

La vocación de la banda es reivindicar la decadencia y revolcarse en ella. Nada es más placentero que vivir en un chiquero y disfrutarlo cual cerdo feliz.

Pol Pot es el constante rechazo. Es el no a todo eso que debe ser. Pol Pot es único y llegó para dominar el mundo.

Culpables:

Mancuso
Este ser mutante es procedente de un ambiente totalmente frío e inhóspito. Su proximidad con los animales y una extraña vena que se hincha en su frente cada vez que se excita, nos sugiere un modo agresivo de manifestación. Su forma de comunicación es hacer ruidos molestos y auto-flagelarse las nalgas periódicamente.

Müller
Este otro ser tiene la particularidad de usar un instrumento musical como agresión. Usa una gillette como púa, de ahí su sonido desgarrador y penetrante. Le gusta salir a jugar al chante-piedra los domingos a la medianoche. Integra Pol Pot tras frustradas experiencias como stripper en un cabaret berlinés y como organista de una iglesia pentecostal.

Javiera
Rara. Este especimen de sexo femenino no es lo habitual en nuestro hábitat. Su existencia nos
transporta a mundos insospechados. Al igual que Mancuso logra sonidos atípicos con sus cuerdas vocales. Le fascina propiciar prolongados discursos satánicos. Tal vez para llegar a convertirse en Javiera habría que tomar formol o exponerse largamente frente al show del mediodía, lo cual, no es recomendable.

De Torres
Está en contra de todo, incluso de sí mismo. Se autoelimina periódicamente y vuelve a regenerarse para volver a autoeliminarse otra vez, como un virus informático en estado latente. Se reconoce hijo ilegítimo de Isabel Sarli y el Pombero. Antes de la música se dedicaba a la venta de biblias puerta a puerta. Luego de la devaluación se dice que lo han visto con peluca y tacos altos vagando por las márgenes del Pantanoso.

Filingo8
Es un ser que tiene la particularidad de estar y no estar a la vez. Como cuenta con un arsenal privado de clones, es muy probable que en más de una oportunidad sea un clon el que esté tocando y no él mismo. Se divierte provocando confusión a su alrededor como consecuencia de ello. Es único e irrepetible como todos los seres de Pol Pot. Se encarga de los latidos de la bestia. Habita el sub-mundo montevideano deambulando por Tres Cruces envuelto en una toga negra y colecciona tangas usadas de mujeres maduras.

Integrantes

Orestes Mancuso: voz, sonidos onomatopéyicos
Christian Müller: guitarra
Javiera Salas: guitarra, voz
Alfredo de Torres: bajo, quejidos de fondo
Felipe Rodríguez: batería
"...lo de Jorge (Drexler) ha sido un ejemplo a imitar en todo sentido. Yo soy fan declarado y además admiro el hecho de que él se la jugó por la música y la música le viene dando todo".
Nicolás Klísich, 28/4/2007
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”