SieteNotas

Juan el que Canta presenta "Un Poco de Sal"

4/11/2014

Juan el que Canta presenta "Un Poco de Sal"

“La chispa de ignición de una canción se genera con situaciones tan variadas como las cosas que sentimos ante ellas, a veces como protagonista, otras como observador. Lo importante es que nos damos cuenta cuando algo se merece una obra que lo inmortalice”.        

¿Por qué Un poco de sal? ¿Tiene una explicación?  


Juan Andrés Jutgla: Un poco de sal encierra el momento artístico de la banda reflejada en el disco, canciones atentas a las pequeñas cosas de la vida cotidiana que nos definen, y las reflexiones que pasan hoy por nuestra cabeza.    

¿Qué diferencias y qué similitudes podemos encontrar entre este disco y el anterior?


Creo que un disco es una foto de lo que está viviendo el artista en esa etapa. Si bien los tres discos de JEQC son diferentes entre sí, se puede distinguir claramente el sello de la banda que apuesta a la canción por encima de todo. En este cúmulo de experiencias que es la vida siempre volcamos nuestra madurez al presente, y este disco no es la excepción. Podría decir que el Huellas Hondas es un disco con dejo más melancólico, que Un Poco De Sal lo sentimos más cotidiano y rockero pero prefiero decir que lo importante para nosotros es que cada disco lo disfrutamos. Tanto el resultado como el proceso en cada disco es el tesoro más preciado en este camino lleno de emociones.          

¿Qué elemento o situación disparó la composición de los temas?        


La chispa de ignición de una canción se genera con situaciones tan variadas como las cosas que sentimos ante ellas, a veces como protagonista, otras como observador. Lo importante es que nos damos cuenta cuando algo se merece una obra que lo inmortalice.         

¿Qué caminos musicales transita el disco?      


Digamos que los caminos del disco son la suma de nuestros caminos. Lo que más  disfruto actualmente es la magia de juntarnos a tocar y sentir que todos estamos en la misma frecuencia, la frecuencia del rock canción.        

¿Es un disco para escuchar dónde, en qué momento, con quién?         


Cuando me gusta un disco trato de escucharlo en cualquier momento, cualquier hueco, cualquier lugar. Cada canción transmite un estado de ánimo diferente y me parece esencial en las artes en general que sea quien lo disfruta el que elige dónde, cuándo, cómo y con quién lo hace, así como las cosas que siente o asocia con cada obra de arte.        

¿Cuáles son las tres canciones que más te gustan y por qué?       


Más allá de que cada canción fue hecha en diferentes momentos y son únicas, todas reciben el mismo amor con el que hacemos esto que tanto apreciamos. De todas maneras sería falso si dijera que todas son iguales en nuestro corazón. El tiempo nos da la perspectiva para darnos cuenta que algunas quedaron mejor logradas que otras, pero en eso prefiero no influir el pensamiento de los demás, me seduce el hecho de que cada uno sea dueño de valorar las canciones según su propia perspectiva.  

¿Se te ocurre alguna anécdota sucedida durante el proceso de grabación? 


Una interesante fue cuando llegamos a la etapa final del proyecto, el "mastering". Decidimos hacerlo en Abbey Road, Londres, con un ingeniero de "mastering" legendario que tiene el estudio, Sean Magee. Además de la satisfacción de dar el toque final en el estudio donde graban nuestros héroes, contábamos con Sean, quien estuvo a cargo de proyectos con los Beatles, Queen, Sex Pistols, Franz Ferdinand, etc.

           
Cuando Sean nos mandó el disco masterizado nos juntamos a escucharlo y estábamos como nenes cuando reciben las sorpresitas, pero a Nicolás, el productor, le parecía que estaba bajo y le faltaban agudos. Comienza la discusión, nosotros como músicos sentíamos que era hasta una falta respeto pedirle a Sean que modificara el master. Nico nos decía, con autoridad, que sabía que se podía levantar un poco más y que si le pedíamos más brillo de agudos, Sean tendría que prender alguna de las máquinas mágicas que tienen en Abbey Road para nuestra música. Dicho y hecho, cuando lo devolvió con las correcciones hechas, intercambio de felicitaciones mediante, nos comentó lo bueno que había quedado, las ganas de seguir trabajando juntos, y nosotros le dimos semejante masaje al corazón.           

¿En el disco participan distintos músicos invitados? ¿Qué cosas fundamentales han aportado directamente a las canciones?           


Siempre intentamos que el sonido de la banda se resuelva con creatividad y lo que tocamos nosotros. Hay canciones que nacen, se desarrollan y cuando maduran, piden más. Uno puede escuchar los instrumentos que faltan cuando la escucha desnuda, como si pidieran entrar a la cancha. Cuando se nos presenta ese tipo de canción, recurrimos a músicos que conocimos alguna u otra vez en nuestra militancia rockera. Ellos vienen para agrandar el equipo cuando una canción se lo merece; para embellecer lo que va a quedar para siempre. Gracias a ellos las canciones se escuchan así, y a ellos gracias de JEQC.     

¿Y quién se encargó de la producción musical y qué elementos esenciales aportó?


Nicolás Demczylo es quien soportó tormentas y disfrutó cuando salía el sol, parado,  con las manos siempre agarrando el timón con fuerza.          


Amigo, productor y músico, formamos un equipo que no paraba de avanzar y disfrutar. Su condición de músico nos daba la confianza y flexibilidad de intercambio de ideas. Su condición de productor nos dio todo un cuidado de los aspectos técnicos y de sonido tan vitales como inabarcables para nosotros, sumergidos en  nuestro charco musical. Por último, su condición de amigo, una amistad que crecía con cada día de trabajo y que nos regaló un disco lleno de alegrías, recuerdos y sobre todo, aprendizajes, una vez más.           

La última, ¿qué cosas creés que han cambiado en su música y en el medio musical en estos años de trayectoria?    


Me gustaría no extenderme en cuanto al medio musical. Cambió la industria completamente desde que arrancamos a fines de los 90' con el proyecto  Entreparéntesis, al día de hoy.       


Pasando por Huellas Hondas y hasta Un Poco de Sal, se puede escuchar como nuestra música fue evolucionando junto con nosotros, con nuestro tiempo, el tiempo que nos toca vivir, ese tiempo que no podemos cambiar pero si disfrutar.       
Por supuesto escucharán un sonido nuevo, moderno, letras que sentimos en esta etapa en particular y que ojalá, con un mimo del destino, se conserven inoxidables.


Lo más importante para nuestro pequeño gran corazón, es que la esencia de JEQC permanece intacta.           

Data 

Artista: Juan el que Canta           
Título: Un Poco de Sal      
Sello: Can Picafort 
Año: 2014    
Arte: Zelmar Borrás         
Grabación: Vivace, Montevideo 
Producción: Nicolás Demczylo

 

+ Mirá el videoclip Un Poco de Sal

+ Partipá por entradas para verlos en vivo los días 21 y 28 en Hendrix

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2013 ... Se realizaba el Desfile Inaugural de Carnaval 2013 por la Av. 18 de Julio

Más efemérides de 2013
"Las canciones son como los árboles, si no les ves la raíz es que son fuertes. Un árbol que es fuerte y duradero, sus raíces las tiene bien enterradas en la tierra y no se ven. Si se le ven las raíces, ese árbol está destinado a no mantenerse en pie. A caer. Así deben de ser las canciones, la música que uno haga. Que no se noten las raíces. Que sean lo más personales que se puedan…".
Alejandro Szabo, 3/6/2006
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”