SieteNotas

Cursi, Andá llevando

30/9/2006

Cursi trae buenas nuevas.

“Delivery” está en la calle. El quinto disco de la banda integrada por Fabián Krut, Diego Drexler y Diego Bartaburu está en las disquerías de todo el país desde el sábado 16 de setiembre.

La banda ofreció un recital en Almodobar el pasado jueves 21 en el que además de hacer un repaso de su carrera, aprovechó para mostrar cinco de los temas de su nuevo disco. Éstos fueron: “No te peines”, el corte difusión que ya está sonando en las radios, “Ya va a venir”, “Contra el pavimento”, “Suficiente”, y una versión acústica a dos violas de “Pensá un minuto”, un tema de la banda inglesa The Housemartins. Con buena asistencia de público, mayoritariamente femenino, Cursi demostró que a pesar de los derrumbes tiene un grupo de fanáticos que estará presente cada vez que se suban a un escenario.

Aquí está la entrevista a Diego Drexler que Deluruguay les ofrece a sus lectores. No se preocupe por la propina, va por cuenta de la casa.

¿Cómo surgió el nombre “Delivery”?

“Delivery” es el nombre de una canción que está en el disco que narra las peripecias de un delivery boy, que es uno de esos muchachos que andan en moto a contramano al mango para entregar un pedido. Es un personaje urbano moderno, contemporáneo, o sea, creo que los cibercafés y los deliverys son dos cosas urbanas muy nuevas y que describen muy bien esta época. El caso concreto del tema “Delivery” trata de un repartidor que le llevaba siempre un pedido a la misma persona y después le hacía algo más (risas). Arrancó así y después nos empezó a gustar el concepto. En “No es más mío” también tocamos el tema cuando dice en una parte: “ya están tocando en tu puerta y es cuando menos lo esperás, si hoy es tu banda de sonido es porque ahora no es más mío”, eso es una referencia a delivery porque estamos llevando la música a tu casa. Además todo lo que implica gráficamente: el pavimento, las luces de la ciudad, la gente a contramano, todo ese concepto lo empezamos a elaborar y le fuimos encontrando distintos ángulos.

El disco incluso viene con un imán para la heladera con el símbolo de Cursi…

(Risas) Sí, otra vez aparece el concepto de delivery. Intentamos que el disco fuera conceptual en ese sentido, que hubiera un hilo conductor y nos gustó por el hecho de que el término representa a una persona que lleva cosas de un lugar a otro, tiene un pedido y lo lleva hasta la casa de la gente. Nosotros, de cierta manera, nos sentimos deliverys musicales: haciendo canciones, grabándolas y llevándolas a las casas por intermedio de las radios. Somos trabajadores de la música.

“No te peines” es el corte difusión y ya está en las radios…

Está sonando desde el 10 de agosto en todos lados.

Ya está en los rankings, anda bien ¿no?

Sí, anda pegando entre los diez primeros de los rankings más importantes de acá, que son el de Radio Cero, el de Radio Futura y el de Concierto Fm. Viene haciendo un camino similar al que hizo “Corazón de hotel”, ya la estamos tocando en vivo y la gente la conoce, la agita y le gusta.

¿Por qué fue que la eligieron, qué es lo que tiene que tener una canción para ser corte difusión?

Eso es muy difícil, la elección del corte es todo un tema. En el caso nuestro se lo dimos a la gente de prensa y de las disquerías para que lo escucharan y se eligió eso. No sé con qué criterio, a veces le pegan y a veces no, por ejemplo: cuando salió “Del 2 al 70” tuvimos un ofrecimiento para editarlo en Argentina y nos decían que teníamos que quitar “La Pachanga falsa” porque no era representativo, y al final fue el tema más fuerte de ese disco, o sea que nunca sabés. En el caso de “Corazón de hotel” se pusieron las cartas a ese tema y le pegaron; y con “No te peines” creo que también se le pegó.

Es bien funk, bien disco, es el tema más parecido a lo que venía siendo Cursi, porque he notado varios cambios.

Claro, es una continuidad con respecto al disco anterior, sigue en la misma línea. Pero el disco tiene pila de cambios: es un disco mucho más crudo, la banda está mucho más presente.

Sin necesidad de tanto loops y esas cosas…

Sí, exactamente.

Incluso noté que hay mucho más piano que en los anteriores.

Hay más piano, en “Pensá un minuto”, y en otros temas hay varios arreglitos.

“Pensá un minuto” me sorprendió, ¿cómo fue que lograron ese sonido?

Ese tema es el único que no es nuestro. Es un tema de The Housemartins, que es una banda de los 80s de Inglaterra que sacó sólo dos discos y tuvo algún que otro clip, pero este tema no es de lo más conocidos. Hicimos dos versiones. La primera es en realidad la último track del disco, lo grabamos así, más bailable. Entonces, cuando volvimos a hacer las mezclas a Buenos Aires se le ocurrió a Román Varas, que es el productor artístico que tuvimos allá, hacer una sesión para grabar cuerdas, y se grabaron celos más que nada, pero quedaba demasiado sobrecargado. Entonces dijimos “¡Pará, pará!, poné solo los celos con la voz”, y quedaba increíble…”. A ver, ponele el piano”, y quedó espectacular, “¡Mandala así!”. Y a dos días de terminar el disco estábamos cambiando totalmente el tema y quedaron dos versiones: la versión original sin los celos y esta versión que nos partió la cabeza, de tal manera que decidimos ponerlo de primer track: “Esto es una piña, un golpe bajo, nadie va a esperar que el nuevo disco de Cursi arranque así”

En el disco, como en los anteriores, muchas de las canciones cuentan pequeñas historias que vive la gente, como es el caso de “No te peines” y sobretodo “Se va Seba”.

“Se va Seba” es un tema especial. Tiene diferentes juegos fonéticos: “Se va Seba”, “Se va se va”, o “Seba se va”. Cuando lo hicimos todavía estaba con nosotros Sebastián Jantos, que tocaba el acordeón en vivo. Al tiempo nos dijo que se iba para Brasil y que no sabía cuando iba a volver. No iba a poder tocar más con Cursi, así que el tema fue una premonición de lo que estaba sucediendo. El loco siempre se colgó mucho con la música brasilera y viajó muchas veces a estudiar percusión al nordeste de Brasil, y entonces nos empezamos a hacer la cabeza de cómo sería el viaje de Seba. Hicimos la canción imaginándonos cómo lo prepararía: escuchando discos todo el día, maquinando cómo sería el viaje, gastando lo que le quedaba de aguinaldo y bueno, finalmente sucedió.

El Seba participó en la grabación del disco.

Sí, lo trajimos a grabar en ese tema, “Jueves 16/11” y “No es más mío”. Hubo varios invitados: Renzo Teflón, que grabó un recitado delirante en “Cian II”, Agustín Ruete en “Contra el pavimento”, mis sobrinos que grabaron voces en “Jueves 16/11”, y después se sumó un celista invitado de Argentina, la corista de Kevin Johansen grabó en “Se va Seba”, Sebastián Massolo, que es el guitarrista de Kevin, también grabó un solo increíble en “Ya va a venir” y unas violas en “Delivery”; Román Varas, el productor, que metió una cantidad de violas, bajos, piano, programó… Hicimos un paquete de invitados interesante.

En cuanto a las letras, Cursi siempre plasmó historias o situaciones concretas, acá también me encontré con crítica, o autocrítica a la sociedad…

Sí, más que crítica es una reflexión. A veces la mejor crítica es la reflexión, más que decir que se vayan todos a la mierda (risas), porque sino ¿qué dejás? En “Pensá un minuto” creo que la crítica más salada es cuando dice “nos vamos pareciendo a lo que no queríamos ser”, o sea, nos creíamos re locos y al final el tiempo va pasando y te vas pareciendo a lo que criticabas, entonces hay que tener cuidado con eso.

También me llamó la atención el pequeño homenaje a Fernando Cabrera en “Jueves 16/11”

Sí, dice: “Dijo un poeta alguna vez, el tiempo está después”.

¿Por qué titularon el tema con esa fecha concreta?

Porque el jueves 16/11 fue el día que Uruguay quedó eliminado del mundial contra Australia. Pasó una cosa muy fuerte, el partido empezó a las seis de la mañana, a las nueve terminó con los penales, y me acuerdo que el día estaba caluroso y se prestaba para salir a festejar. Finalmente quedamos descalificados y se vino un bajón urbano, un silencio, una cosa super dura, y todo el mundo encarando para el laburo… y como que fue una vivencia de la ciudad muy fuerte. Todo el mundo callado subiéndose a los bondis, yendo a laburar con re mala onda, tragando el gusto amargo, y esa imagen le vino a Fabián a la cabeza y se transformó en canción instantáneamente. Es una canción rara, es como una retirada pero no es una murga clásica. Arranca, por la mitad cambia y tiene un estribillo que se repite cantado por un coro de niños, que representa la esperanza frente a todo eso.

En el disco hay como una continuidad, una correspondencia también entre las fotos y los temas. Hicieron terrible producción fotográfica.

Sí, a diferencia de “Corazón de hotel”, que el arte es más conceptual: todas las fotos tienen que ver con el hotel: estamos de traje, esperando para tocar, fumando etc.; en este el arte es más caótico. Acompaña el clima de cada tema y también describe a una banda en el estado en el que está Cursi actualmente: tocando mucho. Todas las fotos son de toques, por lo general en el interior, y son fotos hechas por nosotros mismos con camaritas de baja resolución. Después las otras son más producidas, pero quedamos re copados con eso.

A corto plazo se van al Pepsi Music.

Nos vamos para Argentina y tocamos el 29 de setiembre que es el día que cierra La Vela. Está bueno tocar en ese tipo de festivales, este es uno de los más grandes de Latinoamérica.

Tocan con la Vela, los Guasones y La Mancha de Rolando, a simple vista uno nota que son de otro palo.

Sí, nos metieron ese día, capaz que es porque toca la Vela y coincidimos que somos uruguayos (risas)…

Va a estar medio bravo.

No creo. En Argentina la gente es mucho más tolerante, está mucho más acostumbrada que haya lugares que toquen bandas con propuestas diferentes, que es algo que está pasando acá. Antes si vos eras de tal banda no podías tocar en tal movida, y ahora está más tolerante la cosa, por suerte. Porque me parece una pelotudez por los dos lados.

Igualmente los podrían haber metido con alguien más parecido a ustedes, no sé cómo habrán reaccionado cuando se enteraron de las otras bandas.

No sé, nosotros estamos muy contentos de participar, es la primera vez que participamos en un festival tan grosso. Que te lleven un día ya es importante. Muchísimas bandas argentinas esperan poder tocar ahí y el hecho de participar es una alegría inmensa.

Y también arreglaron unos toques en Argentina con “Estelares”.

Sí, después de eso vamos a estar el 20 de octubre en “La Trastienda”, y el 21 en La Plata con “Estelares” y el disco sale en marzo allá. Y además firmamos con “Sony Publishing”, así que todo el catálogo de Cursi va a estar promocionado por ellos. Se viene moviendo la cosa.

El disco se editó por “Pavimento records” que lo crearon ustedes, ¿no?

Sí. El sello nos da la independencia de poder hacer lo que queramos, entre otras cosas firmar con Sony. El hecho de tener nuestro sello independiente nos permite hacer una cantidad de cosas libremente, sin tener que andar pidiendo permiso a nadie. Entre esas cosas hicimos un convenio con Wazzup.com.uy para que todos los temas de Cursi se puedan descargar desde el celular. Somos la primera banda en Uruguay en hacerlo y es algo que se va a empezar a hacer cada vez con más fuerza. A su vez en la página de wazzup te podés bajar todas las canciones, wallpapers, ringtones, una movida para poder meternos en otro medio, que es algo que está creciendo pila en todo el mundo y acá también. Es una apuesta nueva.

Rodrigo Ribeiro

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2014 ... Latasónica presentaba en Auditorio Nelly Goitiño su espectáculo de vacaciones de julio "Camping, Tu ritmo aventura"


Más efemérides de 2014
"El otro día me filmaron y me vi y no puedo entender cómo me muevo, los gestos que hago; hago fuerza con el puño como si me estuvieran desgarrando el corazón y eso es porque lo siento".
Francis Andreu, 21/5/2004
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”