SieteNotas

Los Diablos Verdes, una Figura de equipo

15/4/2001

A Charly Alvarez le tocó este año ser nuevamente uno de los puntales de la actuación de los Diablos Verdes, murga que obtuvo el primer premio en el Concurso Oficial del Carnaval 2001. Al igual que en el ’99, año en que también ganaron los Diablos, fue elegido Mejor Figura del Carnaval (las dos veces teniendo un socio de lujo sobre el escenario como es Albino Almirón). En esta charla que giró en torno al Carnaval hablamos de los festejos, la gente, el Concurso, la falta de tablados, los medios y esa cultura popular tan propia de los uruguayos que no siempre respetamos. Charly Alvarez nos habla del Carnaval desde adentro. Pasen y vean...

Me imagino como debe estar el barrio…

Pah!, La Teja

La Teja está que arde

La Teja está que arde. Aparte en La Teja ese mismo día nosotros no nos enteramos como estaba porque no pudimos salir del club. No podíamos por la cantidad de gente que había; pero se armó hasta caravana en La Teja, fue un festejo que… en el ’99 yo no había tenido la oportunidad de vivirlo de la misma manera. Será porque en el ’99 nosotros veníamos recién armando una serie de seguidores y nosotros ahora, desde el ’98 hasta ahora, con el tipo de espectáculo que hemos hecho tenemos una cantidad de seguidores mucho más grande, la verdad que tiene su peso.

Algo que me decía Andrés Atay (director de los Diablos) era que uno de los objetivos que él tenía cuando llegó era crear una hinchada, renovar un poco.

Exactamente. Y bueno, lo hemos notado con los llenos que hemos logrado en el Teatro de Verano y en los lugares donde vamos, pero nunca pensamos que podía tener tal dimensión cuando nos tocó ganar. Porque te digo la verdad, a la altura de la madrugada que era ya a alguno de nosotros no nos importaba quien ganara (risas), imaginate cómo estábamos. Por ejemplo con Albino (Almirón) habíamos quedado que a la murga que ganara Albino y yo íbamos a ir a festejar con esa murga. Porque honestamente, todo el mundo viene y te dice "este año ganan" "este año ganan", pero nosotros no tenemos la posibilidad de ver a las otras murgas. Y si querés opinar por vos mismo no podés. Entonces me decían "¿y?, ¿cómo la ven este año?", y yo les digo "la verdad que no sé", porque vi la despedida de los Curtidores, vi a La Clarinada, creo que vi un par de murgas pero las vi por la mitad, vi muy poquito en los tablados. Estando en la rosca no somos una murga que se pone a escuchar como va en el Teatro de Verano "tal" otra murga tampoco, digo, hay demasiado disturbio dentro de la misma "bañadera" entre nosotros, armamos demasiado disturbio como para poder escuchar nada. Entonces si bien era esperado que íbamos a estar por ahí arriba no esperábamos tan así concienzudamente el primer premio ¿no? Estábamos festejando el final del Carnaval y que nos había ido bárbaro, trabajamos muy bien a pesar de la poca cantidad de tablados y estábamos muy cansados, realmente, porque el trabajo de este año a nivel vocal y a nivel de movimiento fue agotador.

Éste es un grupo que viene armado desde el ’98 ¿no?, no sé si fue ese año en el que llegó Andrés Atay…

En el ’97 no estábamos ninguno de los que estamos ahora…

Ahí se armó un núcleo que tiene, hablando del Concurso, un cuarto puesto en el ’98, un primer puesto en el ’99, después terminaron segundos en el 2000 y primeros este año 2001. O sea, nació algo ahí que se nota.

Bueno, ¿qué pasa?, en el ’97 creo que los Diablos quedaron decimoterceros, fue una cosa así. En el ’98 viene Andrés y le propone a Antonio Iglesias que quiere trabajar con otra persona, con la que trabajó en Momolandia, que es Leo Presiozi. Se juntan Andrés y Leo y el plantel que empiezan a armar creo que es la base de lo que es hoy Diablos. Desde el ’98 hasta ahora creo que han cambiado cuatro personas nada más, y que generalmente se han ido por problemas de que no pueden salir más en Carnaval por distintas causas. Pero básicamente el grupo se mantiene desde el ’98, la forma de trabajar también. La cabeza del grupo que son Leo y Andrés se mantiene, que creo que eso es básico y también ha dado, el hecho de que sean cuatro años, que tanto Andrés como Leo puedan darle una mayor participación al grupo a nivel creativo. Porque primero que nada Leo ya nos conoce, ya sabe lo que podemos dar y en lo que somos fuertes cada uno. Leo usa mucho el complemento que somos Albino y yo desde el punto de vista actoral y vocal, por ejemplo, sabe utilizarlo muy bien. Por otro lado el resto de mis compañeros a esta altura, sabiendo como trabajan Andrés y Leo, tienen la capacidad y la posibilidad de poder arrimar músicas, ideas, etcétera. Entonces yo creo que lo más importante que ha pasado con los Diablos desde el ’98, que es desde que me tocó ingresar, hasta ahora, es que a nivel de grupo cada año trabajamos más como grupo. Y eso está bárbaro. Por otro lado hay otra ventaja: si vos salís durante cuatro años con la misma gente, compartís el tipo de cosas que se comparten en Carnaval, que a su vez nos fue bien, lo que nos permitió laburar durante todo el año en estos cuatro años… yo me paré este año en el Teatro de Verano y miré para atrás y estaban mis amigos conmigo. Entonces… yo que sé, laburás de otra manera. Desde decirle a alguno "lo que estás haciendo está espantoso", a decirle "¡páh, loco!, me alucinaste cuando hiciste tal cosa o tal otra"; y decírselo y que le caiga tan bien o tan mal como le puede caer a un amigo lo que le dice otro amigo. Entonces ese tipo de relación yo creo que nos ha ayudado muchísimo. Y también la gente ¿no?. Este año nos encontramos con más de doscientas personas por ensayo. Tuvimos algún día que ir a ensayar a otro lado, no decir que era a puertas cerradas pero sí ir a otro lado a ensayar para poder poner en limpio y en claro otras cosas ¿no?, de la puesta en escena, también por el espacio, pero ya te digo, los ensayos llenos y claro, nosotros estamos viviendo el Carnaval ya desde el punto de vista de la gente desde diciembre, o noviembre. Entonces llegás con una adrenalina al Teatro de Verano que, o te puede salir bárbaro o te podés mandar la barrabazada más grande.

Ahora, con respecto al Teatro de Verano y lo que les pasó el año pasado que perdieron el Concurso por dos puntos. ¿Apuntaron a mejorar en esas categorías en las que de repente habían estado un poco flojos o no le dieron tanta importancia a eso?

Mirá, no le dimos importancia desde el punto de vista de que nosotros apuntamos al espectáculo. Digo, si bien existe un Concurso, esto te voy a hablar a nivel personal aunque sé que muchos compañeros de mi grupo opinan lo mismo; Diablos Verdes no sale a un Concurso. Si bien salimos a concursar es un mal necesario el Concurso, consideramos que, yo personalmente, no puedo puntuar un espectáculo. Todos los años en Carnaval hay tres o cuatro espectáculos que están bárbaros. Perder por dos puntos, si vamos a los hechos, no es nada. No perdimos.

Pero el Concurso es algo que existe e influye mucho a posteriori…

Claro, nosotros dijimos "bueno, ¿en qué perdimos los dos puntos?, vamos a mejorar en eso". En canto yo creo que los Diablos vinieron bien, y aparte otra cosa: este año hicimos alrededor de cien tablados; también está en cómo llegás al Teatro de Verano. Porque este Carnaval se ha caracterizado porque vos llegues entero a la tercera rueda para que te pueda ir bien. Porque no solo matás en la primera rueda y en la segunda que llegás bien, pero si llegás a la tercera con todas la gargantas sanas tenés una gran posibilidad de estar más arriba que otras murgas que llegan muertas. Somos una murga que labura mucho, eso quizás ha ido un poco en contra con respecto a las idas al Teatro de Verano. Yo en la segunda rueda llegué con gripe y tenía una fiebre bárbara, por ejemplo, y cuando salí del "dinosaurio" casi me desmayo, y cuando volví a entrar al final me quedé en blanco, para mis adentros, la gente no se dio cuenta pero yo sé que me quedé en blanco, y que fue un segundo que demoré en decir algo que no era mi tiempo. Entonces salí y le digo a Leo "páh, Leo, vos sabés que me quedé en blanco" y dice "¿cuándo?", "al final, Leo", y me dice "te quedó bárbaro, yo te iba a decir que te quedó bárbaro el final cuando entraste con…", le digo "no… casi me desmayo Leo" (risas). Realmente va también en eso. Y ya te digo, hay siempre cuatro o cinco espectáculos que están bárbaros. Es muy difícil puntuar espectáculos. Que alguien te diga que el arte tiene que tener puntos… ta’ bravo. Es muy difícil el laburo del jurado… pobres. Fijate la cantidad de conjuntos que tienen que ver, siempre va a haber algún disconforme. Nosotros entendemos de que no es solo un Concurso, nosotros no podemos medir, a mí me cuesta mucho medir lo que doy en el Teatro de Verano y lo que doy en los tablados. A veces me dicen "aflojá un poco porque si no vas a llegar muerto al Teatro".

Sí, te vi en un ensayo y también lo noté. Todos me parece que dan mucho.

Exactamente, la murga da mucho en todos lados y yo creo que la esencia es esa aunque nos toque salir por allá abajo. Creo que lo importante para los Diablos es seguir dando mensaje, seguir saliendo a decir lo que decimos. Te lo decía hace un rato: a nosotros nos tocó comernos las lindas, las maduras, a los Diablos también. A mí me tocó estar en una época de Diablos en la que nos tocó la linda, estamos disfrutando laureles ahora. Y eso es bárbaro, estamos disfrutando de una historia que nos pertenece por estar ahora pero que no la hicimos nosotros. Y esa historia habla de una murga que se la jugó en momentos difíciles. De una murga que salía a cantar, se los llevaban a todos presos y les escondían los trajes, iban, entraban por la Federación del Vidrio desde la parte de atrás, robaban los trajes y salían a cantar de vuelta. Hubieron directores que dirigían desde el altillo porque estaban proscritos. Entonces este año hablamos una cosa: "el espectáculo que vamos a plantear no es muy reidero como ha sido los otros años de los Diablos. Es un espectáculo que provoca mucha sonrisa, que tiene mucho humor, pero no es de carcajada. Eso sí; salimos y vamos a decir esto, esto y esto". Si este año nos tocaba quedar décimos por lo que decíamos y por tener poca risa nos iba a tocar. Tuvimos la suerte de que nos tocó primeros. Pero los Diablos tienen primero que nada, como murga de consecuencia y como murga que refleja el sentir de un pueblo, la obligación de salir a decir cosas más que a ganar un Concurso. Ahora, donde nos toque, vamos a seguir festejándolo como hasta ahora.

Estamos hablando de repente de las buenas de Diablos; si tuvieras que decir un defecto que tienen los Diablos… algo en lo que no te hayas quedado conforme, o que el grupo no se haya quedado conforme en lo que fue la actuación de éste año.

Mirá, yo te digo que me quedé con ganas, y eso es a nivel más personal, de poder volver a hacer el espectáculo del ’98, en el que yo no tenía ninguna experiencia y en el que al día de hoy pienso que es un personaje que me perdí de llenarlo más de mí mismo. En "el teleadicto", que era "Romualdo Teleadicto", yo siento que tuve un deje. A pesar de que ese año tuve la suerte de que también me ternaran para Figura de Murga, y que me dijeran que había hecho un muy buen trabajo, etcétera, yo siento que me quedó una cosa adentro, me gustaría volver a hacer "el teleadicto" porque yo creo que podía haber sido mucho más de lo que fue. Esa es la gran deuda que yo siento y es a nivel personal con Diablos. Pero como te contaba hace un rato: en mi primer ensayo con Diablos Verdes me habían dado la letra de un monólogo que yo hacía en el que hacía dos personajes. Entro al ensayo, yo no conocía a mis compañeros, me pongo a hacer el monólogo y cuando voy por la mitad, ellos nunca me habían visto actuar e iba bastante bien, cuando voy por la mitad me tranqué y me agarré la cabeza como diciendo "que vergüenza que estoy pasando acá delante de los Diablos Verdes haciendo esto"; y mis compañeros me empezaron a aplaudir. Entonces vos me decís "¿qué le ves a los Diablos…?", y yo… no le encuentro nada, después de eso ¿qué puedo decir?. No he tenido la suerte en teatro de encontrarme con grupos así. Tengo muchos amigos en teatro y he trabajado con grupos divinos, pero no con alguien que me transmitiera lo que me transmitieron mis compañeros en el ’98… y yo al día de hoy no me olvido de eso.

Y la murga tiene "eso" de esquina ¿no?

Y aparte eso, tiene eso de esquina. Mi viejo me dice "vos tenés que hacer murga, ¡¡qué teatro!!". Mi viejo me quería o ver jugando al fútbol o en un tablado ¿viste?, bueno, me tocó.

¿Qué te parece que te ve la gente del jurado para nominarte siempre?

Están locos (se ríe)

¿Sobre todo sabés por qué?, porque lo que me llamó la atención este año es que Albino no estuviera nominado cuando me parece que, sin desmerecer lo tuyo, fue muy parejo lo de los dos. Es más, hasta me gustó un poco más lo que hizo él este año que lo que hiciste vos…

Es que te cuento: cuando me llega a mí la noticia estábamos festejando que habíamos ganado y viene un periodista y me dice "loco, estás ternado para Figura de Murga", le digo "páh, que bueno, ¿y Albino?" y dice "no, Albino no", y le digo "páh!!, lo robaron" (risas), fue lo que me salió del alma. Y me dice "Albino está para Mejor Voz Solista". Entonces yo me quedé un poco mal ¿viste?. Aparte a Albino este año yo estuve rompiéndole los cocos durante todos los ensayos diciéndole "este año Albino… arriba" ¿entendés?. Incluso cuando lo recibí dije "sería ridículo que no lo compartiera con él". Porque por otro lado esto de "Figura" es muy relativo, porque sin un grupo atrás es imposible…

Aparte en un espectáculo en el que eran notoriamente dos…

Exactamente. No podés… no le pueden dar un premio a uno en un trabajo que hicimos a medias. Yo te juro que mi personaje y el personaje de Albino fueron compuestos el uno hacia el otro y desde el otro. Fue realmente un trabajo muy en equipo y que lástima que no se premie eso ¿no?. Es mucho más difícil ganarse un premio de un trabajo en equipo que un premio por uno mismo; porque uno es realmente bueno si es capaz de sacrificar su lucimiento personal en pos del espectáculo, eso creo que es lo que hace bueno a uno.

¿Y Albino cómo lo tomó?

Albino es divino. A Albino no le va ni le viene ese tipo de cosas. Ganamos al mejor cuplé y Leo le dio la estatuilla para que se la llevara, Albino quedó de cara.

Tenemos la conciencia tranquila de que en verdad fue premiado el trabajo en equipo.

Con el tema de los premios a veces somos un poco… o sea, el premio tiene su importancia pero a veces es imposible no darle más importancia de la que tiene ¿no? Porque date cuenta que estamos hablando de esto cuando de repente hicieron cien tablados y solamente tres presentaciones en el Teatro de Verano; el tres por ciento de las actuaciones…

Exactamente. Para mí el premio más grande que recibí hasta ahora me lo dieron en la Mutual, que fue un premio por el que la gente votó.

A mi me encanta relacionarme con la gente en los tablados. Para mí el Concurso si va a seguir existiendo se debería extender a los tablados. No soporto a los conjuntos que dan muy poquito en el tablado y cuando van al Teatro matan. No los soporto, he visto algunos, no voy a nombrarlos, los he visto a lo largo de todo este tiempo, he visto cosas que no me han gustado, eso es una falta de respeto horrible porque los tablados cuestan lo mismo casi que el Teatro de Verano y porque en un tablado se puede hacer el espectáculo lo más parecido posible. A pesar de que el escenario es más grande en el Teatro yo siento que en los tablados tengo a la gente más cerca, y en eso el Teatro me la aleja y es rarísimo ¿entendés?. Entonces yo siento más raro el Teatro de Verano que los tablados. Yo creo que ese tipo de premios, las Menciones Especiales, se deberían dar en los tablados, porque ahí es donde se ven los pingos.

En el día a día

Claro, en el día a día. Porque vos hacés cinco tablados por día y si llegás al quinto y lográs levantar un aplauso porque ven que te rompiste, esa es la satisfacción más grande. En el Teatro vas entero, o vas cansado de otros días, pero es una actuación ¿viste?. Y muchas veces también pasa que en los tablados la gente ya te vio muchas veces, entonces también jugás con eso. Con que hay partes en las que ya no se ríen.

Tenés que meter otras cosas…

Tenés que meter otras cosas y tenés que vos luchar con eso para sacar la risa también. O decirlo con ese otro tonito apenas diferente para que suene diferente y provoque otra cosa. Ya te digo, el tema de los premios, etcétera, es alucinante, te permite vivir otras cosas; pero por ejemplo este año se hizo el Campeonato Nacional de Murgas, que también tuvimos la suerte de ganarlo, y pude ver alguna murga del interior y bueno, hay mucha cosa. Hay que hacer el Festival Nacional de Murga, se tiene que instalar en nuestro país definitivamente porque en el interior se están haciendo cosas bárbaras. Está todo demasiado concentrado acá en Montevideo, la gente de Montevideo puede ver muchos espectáculos y la del interior ve pocos. Tiene que haber otro tipo de intercambio, tenemos que ir más allá y ellos venir más acá.

De todas formas acá también hay pocos tablados, hay mucha cosa para mejorar. ¿Qué te parece lo más urgente como para mejorar pensando en el Carnaval 2002?

Yo creo que lo más urgente son los tablados porque la afluencia de gente en los pocos tablados que hubo fue brutal. Había gente, todos los tablados estaban llenos, Malvín, Mutual, Sporting, pero así… a full. Se vivieron fiestas realmente en esos tablados con gente que iba absolutamente todos los días, te nombré esos por ser los de más convocatoria de gente. Yo creo que lo principal es poder abrir más cantidad de tablados porque primero que nada, en mi caso, yo vivo de esto ¿tá?, y tengo muchos amigos que también viven de esto. También tengo muchos amigos que piden licencia para salir en Carnaval, y el Carnaval más allá de que es alucinante, requiere un esfuerzo saladísimo a nivel de tiempo; estamos ensayando noviembre, diciembre, enero y febrero sin tu familia, donde te vaya bien marzo también. Y la respuesta económica que hemos tenido los carnavaleros este año no fue buena debido a la poca cantidad de tablados.

Hay murgas que aprontan y solo van al Teatro de Verano…

Este año pasó que murgas grandes, creo que A Contramano, fue creo que con siete tablados a la primer rueda del Teatro de Verano. Y yo quiero que cualquier murga vaya con los tablados necesarios para dar lo mejor que puedan. Porque si gano, yo quiero ganar contra los tipos que dieron lo mejor posible. Entonces no es justo. No es justo porque los Diablos vamos a tener la suerte el año que viene de llegar a la primer rueda con la suficiente cantidad de tablados hechos como para poder brindar el espectáculo sin errores, con los "piquecitos" que uno ya tiene. Pero me gustaría que a todos los conjuntos les pasara eso. No que hayan "conjuntos taquilleros" y otros que no, sino que todos tuvieran la posibilidad de ser taquilleros no solo por los espectáculos que dan sino porque tienen lugares donde ir.

La mayoría de los creativos de nuestro país tienen el problema de que no solamente tienen que pensar en armar un espectáculo sino en cómo vivir mientras lo arman. Y si nosotros logramos de todas formas tener el movimiento cultural que tenemos a pesar de todos estos problemas ¡imaginate si nos dan un poquito de apoyo!. Yo creo que lo que se necesita para el año que viene para que mejore el Carnaval, para que mejore todo, es… largar la plata a la calle (risas), porque el uruguayo la gasta (risas) ¿viste?… los típicos comentarios de todo el mundo, "acá la plata hay que largarla a la calle porque el uruguayo la devuelve"; al uruguayo le gusta salir a ver, al uruguayo le gusta ir a tomar mate al Prado y de pronto ve un tablado popular a diez pesos y los gasta, o a veinte o treinta. Pero tampoco entrar a un tablado que te cobren doscientos pesos ¿viste?, y que un chorizo te cobren cincuenta.

Tenés que ir con un revólver a comprar un chorizo…

Claro, pero yo creo que eso ya está dependiendo, no sé si son los organismos adecuados, yo pienso en el MEC (Ministerio de Educación y Cultura), yo veo Carnaval y lo relaciono con cultura, y cultura para mí es el MEC, entonces bueno, hay que hacer algo. Tiene que haber apoyo para el Carnaval, incluso a nivel internacional. La bailanta se hizo, nació en Argentina y se abrió a nivel internacional, a mí no me gusta la bailanta. La murga está bárbara ¿por qué a nivel internacional no la podemos lanzar?, ¿por qué cuesta tanto?. Cuesta tanto porque ni siquiera acá te abren la cantidad de tablados necesarios para que la vea la gente. ¿cómo pretendés que te vean afuera?

Es que yo creo que el Carnaval es, puede parecer un poco tonto, pero es underground…

Es, es totalmente under.

Porque alguno igual te dice "no, pero venden doscientas mil entradas", claro, venden doscientas mil entradas por el peso mismo del espectáculo y por esa cultura subterránea que se genera, pero no porque salga en la televisión, por ejemplo. Más allá de que hay programas de radio…

Pero programas de radio ¿cuántos hay? : tres. Hay tres programas de radio, ¿y cuantas emisoras hay?

Cincuenta

Y decime qué canal de televisión pasó algún espectáculo completo este año de murgas. ¿Y cuantos espectáculos ya no se hacen más?, porque los grupos se separan y se pierden. Le quedan en el recuerdo a la gente. Y si le quedan en el recuerdo a la gente entonces tenés que darles tablados. Y si no filmalo y hacelo popular en la tele también.

Por ejemplo en materia de propaganda los Diablos ganaron y tuvieron la misma propaganda que pueda tener un cantante famoso que venga acá a Montevideo a hacer un espectáculo. No más que eso, si te ponés a pensar.

Y tocaron tres veces con el Teatro de Verano lleno…

Por ejemplo. Y llenamos la Zitarrosa, y no solo nosotros, muchas otras murgas también.

Claro, porque Contrafarsa también lo hace, Araca también…

La Falta, ¿entendés?, entonces digo, ¿y por qué? ¿qué pasa? ¿porque somos de acá no nos dan tanta pelota?. No, también es como eso, viene Fito Páez y pagás cuatrocientos pesos la entrada ¿tá?, y de pronto están los Diablos y te dicen "che, ochenta mangos la Zitarrosa" (se ríe). Y bueno, hay que concientizar a la gente; yo creo que ahora la gente la tiene clara. A los que hay que concientizar es a los de arriba, principalmente. Ya te digo, esto es cultura, y bueno, hay que apoyar a la cultura.

Última: definíme en una frase la murga.

¿La murga?… y para mí la murga es eso que nace acá en la base de la columna vertebral (se toca), atrás de la nuca, eso que te nace ahí cuando escuchás un redoblante, un platillo y un bombo; y sabés que lo que sale de tu cuerpo se lo estás dando a alguien, y mirás para el costado y sabés que no estás solo, que están tus amigos. Eso para mí es la murga. Espero que se haya entendido, yo te juro que lo siento así.

Juan Castel

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2006 ... Jorge Nasser grababa en vivo "Nasser en El Plaza"

Más efemérides de 2006
"...La murga fue la primera forma de expresión artística que conocí y a la que me acerqué y por eso le tengo un respeto enorme. Creo que tenía nueve o diez años cuando empecé a pintarme la cara junto con un grupo de amigos del barrio...".
Tabaré Cardozo, 28/7/2003
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”