SieteNotas

Dino y Vera Sienra en Sala Zitarrosa

20/7/2002

Poetas de lo cotidiano

Él: un cronista lírico de asuntos urbanos.
Ella: una inspirada creadora capaz de transformar situaciones domésticas en instancias poéticas.
Ambos: representantes claves de la rebeldía y la nostalgia de una generación, y referentes ineludibles de nuestra canción.

Luego de más de treinta años de carrera, Vera Sienra y Gastón Ciarlo “Dino” deciden hacer un trabajo conjunto y nos regalan “Homenaje a mi ciudad”: un ciclo que comenzó en la Sala Zitarrosa, y que, dado el éxito obtenido, continúa en diferentes escenarios montevideanos. En él, los dos volvieron a encontrarse con su público tras un prolongado silencio.
El ex integrante de Los Gatos, Los Moonlights, Cero Tres y Montevideo Blues, regresó a Uruguay en 1994 luego una ausencia de cerca de diez años tras su exilio en Suiza. En efecto, el padre de la milonga – rock se radicó en Dolores y desde esos pagos agregó a la lista de “Dino”, “Hoy canto” y “Vientos del sur”, dos nuevos materiales: “Cruzar el río”, junto a su nueva banda La Dolores; y “Autobiografía”, una antología de sus mejores canciones, que figuró entre los preseleccionados para la final de cinco postulantes a los premios Grammy en su versión latina, en la categoría Mejor Solista Vocal de Rock.

Vera Sienra por su parte se retiró de las tablas en 1987 y retornó el año pasado después de un impasse que duró catorce años. Además de realizar exposiciones plásticas individuales y colectivas, y de publicar dos volúmenes de poesía: “Raza de abismo” (1975) y “Crónicas de cornisas” (1982); Vera editó varios trabajos discográficos: “Nuestra soledad” (1969), “Vera” (1972), “En recital” (1982), “Reino breve” (1984), “Hada alegría” (1986) y “Reencuentro” (2001).

Esta vez, las voces de Dino y Vera estuvieron acompañadas por la guitarra electroacústica del primero, por las guitarras de Eduardo Yur (acompañante habitual de Vera) y por dos acompañantes usuales de Dino: Humberto “Gareca” García y Hugo Trova en percusión y armónica respectivamente.

Aunque ambos estuvieron todo el tiempo sobre el escenario, no todas las canciones fueron interpretadas a dúo. Si bien la idea de tandem se apoderó del show desde el comienzo, cada uno interpretó sus piezas separada y alternadamente. Ambos cantautores poseen el singular talento de articular bellas melodías con recursos elementales, y de escribir textos simples, directos y a la vez profundamente poéticos. Por eso en ningún momento se generaron quiebres o rupturas. Por el contrario el halo de esperanza de Vera condimenta con luz el desencanto de Dino, y sus voces, sus figuras, sus actitudes se complementan con la naturalidad de quienes se saben en la misma sintonía y además disfrutan, se disfrutan. La combinación es entonces ideal, el ensamble se logra perfectamente. Y el recital fluye mansamente, sin sobresaltos, ni desmesuras. Pasan las canciones propias, en su mayoría ovacionadas como “Vientos del sur”, “Milonga de pelo largo”, “En ti quisiera quedarme” y “Junto al cristal”; y también las ajenas: de Carlos Gardel, de Alfredo Zitarrosa y de Buena Vista Social Club. El espectáculo transcurre, discurre y el clima de intimidad se mantiene y la emotividad no se pierde. Hasta que, con la interpretación de “Mi Ciudad”: la bellísima canción que compuso Dino hace casi tres décadas, el recital termina de la misma manera que empezaba.

Llega entonces a su fin, este “Homenaje a mi Ciudad”, este tributo a la tierra que los parió, que los abrigó y que sintió piedad. La misma que se protege del frío “echada contra el río / ancho como el mar”.

Analía Camargo

Comentarios
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2004 ... Se realizaba la segunda fecha del "Rock en Ruedas" en el Velódromo Municipal

Más efemérides de 2004
"El público de acá focaliza todo, no es capaz de aceptar cosas intermedias. Está la tribu de la gente que va y hace fiestas dance que están en la onda `vamo´ a bailar cincuenta horas bajo un parlante al mango, mal equalizado´; y la del heavy metal, que no evolucionó nada".
Leandro (Maldición), 16/2/2000
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”