SieteNotas

La Tabaré en Sala Zitarrosa

13/5/2004

cuestión de piel

La pregunta o el misterio a resolver es simple y se podría formular de la siguiente forma: ¿qué es lo que diferenció y sigue diferenciando a La Tabaré del torrente de bandas sintetizadas y sintéticas surgidas durante los ochenta?

Una respuesta podría ser que, mientras la mayoría de esas bandas vivía para el momento, La Tabaré ya se movía con una atemporalidad refleja, sabiendo que a la hora de la Historia, es más importante el eco y el poder residual que el efímero Big Bang de una portada de revista snob que hoy te ama para poder odiarte mañana. En otras palabras: aquí y ahora La Tabaré es todo aquello que siempre quiso ser.

Así, los que entonces escuchamos y hoy seguimos escuchando a una Tabaré –que no suena a moderno sino a eterno y que es mucho más milonga que rock and roll- no lo hacemos con los ojos cerrados de la nostalgia sino con las pupilas bien abiertas ante el prodigio de recuperar sonidos que no pasan de moda. Porque los sonidos de esta banda son los sonidos de una tendencia, de una pasión, que empieza y termina ahí mismo. Por eso cuando nos proponen un espectáculo sabemos que lo que allí veremos será un espectáculo completo, disfrutable, siempre sorprendente.

Justamente eso fue lo que vivimos el pasado jueves 13 de mayo en la Sala Zitarrosa. Después de casi dos horas de recital y con una preciosa, hipnótica canción "Ya no será", La Tabaré cerró una actuación que pasará a integrar parte de esa memoria.

¿Por qué? Porque el show fue óptimo, no sólo porque en él la banda presentaba algunos temas de su último trabajo "Archivoteca", sino porque lo que allí vivimos fue un espectáculo músico-teatral completo, que mereció y se ganó los aplausos de pie de parte un público entusiasmado que no paraba de corear los temas, al tiempo que un sonriente y sorprendido Tabaré agradecía los silencios y guardaba en su memoria ese momento. El resultado: una mixtura de estilos, formas y sonidos simplemente impresionante.

La excusa era precisamente presentar "Archivoteca", noveno disco del grupo en el que nos proponen un recorrido por lo mejor de esta banda, una mezcla de las mejores versiones de estos 18 años. Según sus creadores "Archivoteca" es "un disco-libro, casi de rarezas, ecléctico, con canciones, poemas y un libro interactivo, rescatado todo del archivo personal de Tabaré Rivero, elegido y ordenado cronológicamente por él".

"Archivoteca"
es una muestra vivaz de años de rock under con canciones irreverentes y creativas, un mundo sonoro de letras de amor, de metáforas incisivas, de palabras que desafían al espectador, despabilándolo. Los versos que componen las canciones de "Archivoteca" no están plagados de poesía críptica o de mensajes en código, todo lo contrario: son de una simpleza que sólo se obtiene luego de mucho trabajo, de pulir ideas hasta alcanzar la médula. Es música que se compromete con la palabra, con la poesía, sin dejar de lado la realidad. Una mezcla que no es historia, sino la memoria viva de muchos jóvenes.

Pero ¿qué podemos decir del show en sí? Bueno... que creció en intensidad, que fue de menor a mayor, que tuvo momentos para el recuerdo y el descubrimiento, que marcó la vuelta a la guitarra eléctrica y que provocó buenas preguntas, pero mejores respuestas.

La energía explotó por ejemplo cuando Tabaré invitó a Sergio Darwin a completar los sonidos de La Tabaré con los mejores vientos y algunos aires de los Redondos, lo que provocó la respuesta inmediata del público.

El termómetro subió también cuando Alejandro Ferradás que no quería ser ajeno a esta fiesta se sumó acompañando a los músicos y cantando a dúo con Hernán Rodríguez un nuevo tema: "Noche de los juegos".

Un par de melodías más tarde desde la platea se escuchó la pregunta: "¿dónde está el rock and roll?"; desde el escenario bajó la respuesta: "si la política se ha vuelto rock and roll La Tabaré hoy más que nunca será milonga".

Al promediar el espectáculo ya no había quien no saltara o bailara al ritmo de temas como "Lloviznita", "Malambo Delictivo" o "Demasiado Fútbol"; aunque también hubo tiempo para el homenaje, la puesta en escena, la actuación y una canción para los que están a muchos kilómetros "desmontevideanizándose".

Y si eso no alcanza, le podemos sumar el trabajo de todos los músicos, pero sobre todo la labor destacada del nuevo percusionista de la banda: Pablo "Pelao" Meneses que completó la fiesta en la que todos cantaron, todos tocaron y además, se divirtieron.

Tras un final "Putrefashion" y desnudo, el público no reparó en el reloj ni en el frío otoñal de la noche y seguía de pie, aplaudiendo y coreando dos palabras que sintetizan la historia de esta banda: "sociedad alternativa".

En resumen: música que dura y que permanece, música que no se gasta y que funciona, con tracción a pura sangre.

Leticia Fraga

Comentarios
4/8/2004 | CECILIA HERRERA
HOLA,TODO BIEN?YO ESTUVE AHI.........EN DOS DE LOS TOQUES QUE SE HICIERON EN LA SALA ZITARROSA DE LA TABARÈ, Y QUE DECIR QUE NO SE HAYA SENTIDO, NO?TODA LA ADRENALINA QUE HABIA EN ESE LUGAR, LA ALEGRIA EN LAS CARAS DE TODOS, Y NADA FUE UNA FIESTA.CREO QUE VALE LA PENA COMENTAR QUE DESPUES DE LA SUPUESTA ULTIMA CANCION LOS MUCHACHOS VOLVIERON Y TOCARON UNAS CUANTAS CANCIONES EN UNA FORMA UN POCO MAS INTIMA, YA QUE LA MAYORIA DE LA GENTE YA SE ESTABA YENDO.
EN FIN, A MI VER UN ESPECTACULO PERFECTO!!!!!!!!!Y GENIAL LA ACTUACION DE HERNAN CON LA CANCION NUEVA.UNOS MAESTROS COMO SIEMPRE.Y SIGUE SIENDO ROCK AND ROLL!!!!!!!!!!!!!
CECILIA HERRERA
Para agregar un comentario es necesario hacer login.
O si lo preferís, con FB
Un día como hoy, pero de 2002 ... Jorge Nasser presentaba, por segunda vez, "Efectos personales" en la Sala Zitarrosa

Más efemérides de 2002
"No me gusta la música frívola, decir cosas sin ningún significado. Busco cierta profundidad. Yo soy admirador de la cultura gitana, oriental, árabe y pienso que el mundo debería reconocer más los valores de donde surgió la civilización".
Ángel Varela (Ensamble Jazz Gitano), 5/5/2006
¿Querés ganar entradas, discos, libros y recibir información de primera mano?
Si es así, te estamos esperando.

Además, te llevás de regalo el ebook “Cruce de caminos. Conversaciones con Músicos Uruguayos”